Los uruguayos ultrarricos

Sus riquezas alcanzan más de la tercera parte del PIB anual. Con el dinero que tienen acumulado alcanzaría para financiar dieciocho universidades nuevas durante veinte años.
Por Leandro Grille

El pasado lunes, en su columna en el portal Uypress, el vicepresidente Danilo Astori advirtió sobre la dimensión que ha cobrado la desigualdad en el mundo, a partir de los datos recientemente revelados por el índice de billonarios de la Agencia Bloomberg, que registra a las trescientas personas más ricas del planeta, su patrimonio actual y el crecimiento que ha experimentado dicho patrimonio en el último año.

Los números son escandalosos. Los hombres y mujeres (fundamentalmente hombres) más ricos de la Tierra aumentaron su riqueza en 524 mil millones de dólares en el año 2013. Si alguien se toma el trabajo de ir al sitio del índice (http://www.bloomberg.com/billionaires) puede seguir hasta cómo evolucionan las fortunas por día, y luego discriminar a los billonarios por diferentes criterios: edad, género, origen de la fortuna si es heredada o forjada por ellos mismos, rama de actividad, etcétera. Casi una radiografía de la opulencia que paradójicamente esconde todo lo fundamental.

En el momento de escribir esta nota, según el índice Bloomberg, la ganancia acumulada por los billonarios en relación al día anterior es de 9,6 billones, es decir, 9.600 millones de dólares según la acepción estadounidense de billón (mil millones), ganados en un solo día, para colmo, de enero.

En otro informe, el banco suizo UBS esponzorizó el World Ultra Wealth Report 2013 (http://www.indianexpress.com/pdf/WealthX_and_UBS_World_Ultra_Wealth_Report_2013.pdf), que da cuenta de los ultrarricos en el mundo. Son 199.235 y acumulan un patrimonio de 27 billones 700 mil millones de dólares (terminología castellana, en la que un billón es 1012, es decir 554 veces el producto bruto de Uruguay). Para ingresar a esta categoría hay que tener por lo menos treinta millones de dólares y, pese a ello, en el último año, que para la economía del mundo ha sido catastrófico, los ultrarricos son doce mil más y su riqueza acumulada ha crecido en dos billones de dólares (o sea, dos millones de millones de dólares).

Según este informe, la única región del mundo que ha visto disminuir el número de ultrarricos es América Latina. En efecto, en 2012 había 14.750 ultrarricos y hoy hay 600 menos, 14.150. Su riqueza acumulada también ha caído de dos billones 185 mil millones a dos billones 110 mil millones de dólares. La caída se ha producido fundamentalmente en Brasil, mientras otros países, como México y Argentina, han visto su población de ricachones ligeramente aumentada.

Si bien Uruguay no está en el foco del análisis del World Ultra Wealth Report 2013, el informe revela que en nuestro país hay 120 personas con patrimonios superiores a los treinta millones de dólares. En el año 2012 eran 115, así que en 2013 se sumaron cinco afortunados. No obstante, lo más grotesco no es la cifra de multimillonarios orientales, sino la riqueza que acumulan. Según el reporte de UBS, estos 120 uruguayos agraciados acumulan riqueza por diecisiete mil millones de dólares, mil millones más que en 2012.

Hace pocos meses todos festejamos que Uruguay superó a Chile en su PIB per cápita, alcanzando un récord histórico de más de quince mil dólares por habitante al año. Pues bien, los 120 ultrarricos uruguayos poseen en sus bancos, bóvedas, arcas y colchones el equivalente al PIB per cápita de un millón ciento treinta y tres mil trescientos treinta y tres uruguayos. O, lo que es igual, una barbaridad.

Para tener una noción de lo que significan estas cifras podríamos compararlas con algunas inversiones públicas muy sentidas. El presupuesto de la Universidad de la República del año 2013 fue de aproximadamente 7.600 millones de pesos, algo así como 362 millones de dólares.

Con la fortuna de los 120 ultrarricos uruguayos se podría financiar a la Universidad de la República entera por 46 años. Y si la estrategia es tener varias universidades, se podría financiar una universidad para cada departamento más la Universidad de la República, a la que consideraríamos la Universidad de Montevideo, durante más de veinte años, si le otorgamos un presupuesto proporcional a la población. Con los diecisete mil millones de dólares de los 120 ultrarricos podría financiarse durante doce años el presupuesto completo de la ANEP o, lo que es mejor, podría multiplicarse la inversión educativa en escuelas, liceos y escuelas técnicas durante un quinquenio y aun así sobrarían varios millones.

Con el dinero de los ultrarricos de Uruguay se podrían construir 420 Antel Arena o financiar el total de las transferencias monetarias que se hacen a través de las políticas sociales (asignación familiar y tarjeta) durante 85 años. Sobre este dato me gustaría detenerme. El monto total de transferencias monetarias que realiza el Estado hacia los doscientos mil hogares más vulnerables alcanza los doscientos millones de dólares anuales y es, frecuentemente, una fuente de controversia política y mediática. Con el dinero de los ultrarricos podría solventarse la transferencia de por vida a todos los que hoy la reciben y, lo que es más fuerte, es que al final de la cuenta, ¡los ultrarricos seguirían siendo ultrarricos!

Estos son los números de la desigualdad. De esto habla Danilo Astori en su columna en Uypress, aunque no se detiene en el caso uruguayo, puesto que el índice Bloomberg no incluye a ningún uruguayo, y es de lo que habla Bernardo Klisgberg en Página 12. Este es el desafío de la época. Y hay que tener en cuenta que estas 120 personas financian partidos políticos, medios de comunicación, campañas publicitarias y todas las formas de influencia política y social para mantener su estatus, para que la tortilla no se vuelva nunca.

Como dato anecdótico podemos destacar el país latinoamericano que menor cantidad de ultrarricos tiene, según el informe de los bancos suizos, y donde menos riqueza acumulan. O lo que es lo mismo, el país latinoamericano más hostil para los ultrarricos: Cuba.

También te puede interesar

1 comentarios

  1. pablo 2 meses antes

    un billon = doce ceros
    9,6 billones= 9.600.000.000.000

    Responder Like Dislike
Por 
Más en Sociedad
Mucho por conocer

Desde agosto de 2011, la Secretaría de Derechos Humanos recibió 29 denuncias de jóvenes adoptados, que sospechan ser hijos de...

Cerrar