Según información consignada por el medio local Agresor, Oronoz efectivizó su renuncia ante sugerencias de “diferentes actores políticos, locales, departamentales y nacionales pertenecientes al Partido Nacional» y bajo la amenaza de un juicio político por parte de la Junta Departamental de Soriano.

En su carta de renuncia, expresó: “Considero que tanto yo como mi familia ya hemos sufrido una exagerada exposición pública del todo indeseada y a la cual no deseo volver. Por lo expuesto, presento mi renuncia, con la convicción de haber cumplido con mis deberes inherentes al cargo para con el pueblo de Dolores”.

A entender de Oronoz, con su renuncia “también se pone punto final a cualquier vinculación que pudiera quedar aún con la lista 433 y la agrupación Renovación y Cambio”.

“Lo que fue breve en tiempo fue provechoso en gestión y trabajos concretos que se realizaron para mejorar la ciudad”, dijo Oronoz, quien también agradeció al personal municipal. En su despedida señaló que: “En las sabias vueltas de la vida, el universo se encargará de acercarme nuevamente a mi gente, a la que siempre estaré muy agradecido”.