Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Noticia destacada |

Con la senadora y precandidata del Partido Nacional

Alonso: “El PN no captó nuevos votantes”

Según sus palabras, salió al juego electoral para buscar un “cambio que no sea traumático”, pero que logre lo que el partido hasta el momento no había podido hacer: captar a los indecisos.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Por Lucía Barrios

El año pasado, la posible candidatura de la senadora por el Partido Nacional (PN) Verónica Alonso motivó la irrupción de muchos rumores, sobre todo porque a algunos en la interna blanca no les agradaba la idea. Sin embargo, este año la senadora se postuló como precandidata y al contrario de lo que se decía anteriormente, lo hizo sola y sin el acuerdo con el grupo de los intendentes. Según lo declarado por la precandidata a Caras y Caretas, uno de los motivos por los que salió al juego electoral fue porque sintió que su obligación era mostrar algo diferente que motivara a los votantes indecisos a apoyar a los blancos. En otras palabras, sostuvo que el Partido Nacional no captaba nuevos votantes en las últimas elecciones ya que los senadores Jorge Larrañaga y Luis Lacalle Pou no habían planteado otras opciones y “lo que sucedía es que siempre era otra vez lo mismo”.

“La no captación de nuevos votantes se debió entre otras cosas a que hasta ahora han planteado las mismas opciones y en las últimas dos elecciones permanecieron los mismos nombres. Sin embargo, hoy hay acciones distintas, aparecen otros nombres, otros apellidos y otras improntas (…) lo que sucedía es que siempre era otra vez lo mismo. Por eso mi objetivo es buscar el cambio, pero que se produzca de forma no traumática”, agregó.

Por otro lado, dijo que su relación con los intendentes es “muy buena” y que han seguido dialogando más allá de la presentación de las dos candidaturas. Incluso sostuvo que no descarta “para nada” un posible acuerdo con ellos, pero consideró que la gente es la que terminará definiendo cuál es el camino adecuado. “A partir del apoyo de la gente se resolverá si eso termina visualizándose en un gran movimiento o seguiremos hasta el final en dos espacios. (…) Sin embargo, lo que dice la última encuesta de Cifra es que Lacalle Pou tiene un 48%, Jorge Larrañaga 39% y Verónica Alonso 18%. Los intendentes todavía no marcan”.

Consultada sobre si podría llegar a un acuerdo con Larrañaga, la senadora dijo que no le gusta “poner blanco sobre negro”, pero aseveró que por el momento no está pensando en acordar con Alianza Nacional. Afirmó que ha tomado un camino diferente, en donde tiene su “propia candidatura e identidad”. “Yo no estoy pensando si quiero arreglar con tal o cual, mi norte es buscar el máximo apoyo de todos los blancos y por supuesto de aquellos votantes que no saben hoy a quién votar”.

Además, dijo que está dialogando con los sectores liderados por Juan Andrés Ramírez y Carlos Iafigliola, pero dijo que cada uno de los grupos debe aportar al Partido Nacional desde su lugar.

Por otro lado, afirmó que ella no está apostando a “jugar al robamontón”, que es sacarle al compañero y al dirigente votos, ya que considera que eso es como una “ecuación de suma cero”. Sostuvo que el desafío es encontrar “el compromiso y el apoyo del ciudadano de a pie, que hasta ahora no se sentía comprometido con ningún grupo”.

En los últimos meses había rumores de que usted iba a llegar a tener un acuerdo con el grupo de los intendentes, pero al final se han postulado por separado. ¿Cómo sigue su relación con ellos?

Mi relación con los intendentes es muy buena. De hecho, seguimos teniendo muy buen diálogo, coincidimos en muchos temas, por ejemplo, en la descentralización de la educación, de la seguridad y de la salud. Nosotros nos planteamos varios temas que nos preocupan y que podemos desde allí construir sobre una base común. Por supuesto que tenemos distintas fortalezas que creo son complementarias. Sin embargo, tenemos una gran base para seguir dialogando y trabajando más allá de la presentación de las dos candidaturas.

Entonces no se descarta una posible unión.

Para nada. De hecho, tanto el intendente Antía, como en nuestro grupo, nos gustaría y creemos que es buena cosa una unión, pero hay que darle tiempo al tiempo. Creo que al partido le hace bien que haya distintas opciones y que cada uno sume desde su lugar. La gente es la que terminará definiendo quién liderará al Partido Nacional.

Se había dicho que uno de los motivos por los que aún no habían acordado era la discusión de quién iba primero, si usted o Antía. ¿Esto es cierto?

Cada uno tiene su grupo y hoy cada uno tiene un camino, por lo que cada sector está fortaleciendo sus proyectos y está buenísimo que así sea. Como dije recién, a partir del apoyo de la gente se resolverá si eso termina visualizándose en un gran movimiento o seguiremos hasta el final en dos espacios. Creo que no se trata de ser primero o no, creo que es la gente la que termina marcando el camino a través de las encuestas. Lo que dice la última encuesta de Cifra es que Lacalle Pou tiene un 48%, Jorge Larrañaga 39% y Verónica Alonso 18%. Los intendentes todavía no marcan. Pero habrá que ver eso con el tiempo.

Con respecto a los otros sectores no herreristas, que son Juan Andrés Ramírez y Carlos Iafigliola, ¿está dialogando con ellos también?

Sí. Tenemos muy buen diálogo, pero me parece que cada uno tiene que ir fortaleciendo su grupo en la medida de que tratemos de sumar desde cada uno de esos lugares.

¿No descarta hacer un acuerdo con Larrañaga o eso es una experiencia que ya está terminada?

Yo no descarto hacer acuerdos con mis compañeros, pero ahora estamos en una campaña interna y todos tratamos de competir en el buen sentido y con las reglas de juego claras. Por lo tanto, hoy no está arriba de la mesa ese planteo.

La verdad es que no me gusta poner blanco sobre negro. Creo que Larrañaga está jugando una muy buena competencia y me parece que está muy bien lo que está haciendo, pero nosotros estamos en otro camino propio, que no es contradictorio, sino que es complementario. Pero como camino propio nos gusta tener nuestra propia candidatura, nuestra propia identidad, nosotros vamos a competir para tratar de buscar el máximo apoyo y la preferencia en la próxima instancia electoral. Yo no estoy pensando si quiero arreglar con tal o cual, mi norte es buscar el máximo apoyo de todos los blancos y por supuesto de aquellos votantes que no saben hoy a quién votar. Creemos que somos aquel espacio en donde la gente puede volver a poner su confianza y apoyo.

El exintendente de Colonia, Walter Zimmer, dijo a Caras y Caretas, que el Partido Nacional en las últimas elecciones no había podido captar a los votantes indecisos debido a una falta de liderazgo. ¿Qué piensa sobre esto?

Sí, coincido con Zimmer. De hecho, coincidimos muchísimo con él, además lo considero un tipo de bien, que ha sido un gran intendente. Ojalá que podamos tenerlo de nuevo como intendente de Colonia.

Por otro lado, entiendo que nuestro objetivo es conquistar a todos los ciudadanos desilusionados de la política. Considero que en la elección interna no podemos jugar al robamontón, que es sacarle al compañero y al dirigente votos, ya que eso es como una ecuación de suma cero. Acá el desafío es sumar de afuera, incluso en la elección interna, que es una elección voluntaria, lo que implica un reto aún más grande. Por eso nuestra búsqueda es buscar el compromiso y el apoyo del ciudadano de a pie, que hasta ahora no se sentía comprometido con ningún grupo. Eso se tiene que hacer desde la interna, no esperando a la elección nacional.

¿Entonces usted cree, al igual que Zimmer, que esa no captación de los indecisos se debió a una falta de liderazgo por parte de Larrañaga y Lacalle Pou?

No se lo atribuyo. Creo que se debió entre otras cosas a que hasta ahora han planteado las mismas opciones y en las últimas dos elecciones permanecieron los mismos nombres. Sin embargo, hoy hay acciones distintas, aparecen otros nombres, otros apellidos y otras improntas que van a sumar para que algunos ciudadanos encuentren su lugar en el Partido Nacional. No se lo atribuyo a falta de liderazgo, creo que liderazgos hay en el partido, pero lo que sucedía es que siempre era otra vez lo mismo. Por eso mi objetivo es buscar el cambio, pero que se produzca de forma no traumática.

Dentro del partido muchos dijeron que tanto su ida como la del grupo de los intendentes de Alianza Nacional favoreció a Lacalle Pou. ¿Qué piensa sobre esto?

Creo que distintas posiciones le hacen bien al partido. Yo no estoy pensando si esto favorece o no a Lacalle Pou, estoy pensando en cómo hago para ayudar a que el partido gane y así poder sacar al Frente Amplio (FA) del gobierno. Llevan 15 años en el poder, con crecimiento económico y teniendo mayorías, pero lo que han generado es un país con una fragmentación enorme, con problemas cada vez mayores, una tasa económica en rojo y con el mayor endeudamiento.

Estoy segura que en los próximos 5 años sería mucho peor si el FA gana, tomando en cuenta que, si en 15 años de gobierno no lograron transformar un país, no lo van a hacer en los próximos 5 años. Entonces, eso es lo que yo quiero: sacar al Frente Amplio, gobernar, hacer las cosas bien, y para eso necesitamos al Partido Nacional. ¿Quién comanda? Eso no es tan importante. Mi búsqueda no es favorecer o desfavorecer a uno u otro. Nosotros creemos que somos la mejor opción y que por ese camino podemos lograrlo.

Usted es la primera mujer que se presenta como precandidata en el Partido Nacional y eso debe haber generado muchas repercusiones, ¿fue difícil para usted tomar esta decisión?

Sí. No es una decisión fácil desde ningún punto de vista, personal o familiar. Fue la decisión más importante de mi vida. Pero sentía que tenía que dar este paso, que debía tener el coraje de asumir esta responsabilidad. Había muchos uruguayos que me venían planteando la necesidad de generar el cambio. Hay momentos que uno tiene que asumir responsabilidades y yo siento que tengo que devolverle al país una partecita de todo lo que Uruguay me dio, de crecer, de educarme y de formar una familia. Ahora me toca a mí defenderlo.

Tuve un apoyo grande de muchos compañeros de adentro del partido y de muchos ciudadanos de a pie, que para mí eso es lo más importante. Pero indudablemente que todas estas cosas pueden generar algunas resistencias, porque tienen que ver con una figura nueva, de mujer, que muchas veces eso preocupa a algunos que están en los espacios de poder. Pero en general sentí un apoyo bastante amplio.

 

Las propuestas de Alonso

La senadora Alonso declaró a Caras y Caretas que una de sus propuestas de cara a las próximas elecciones es “tener técnicos que estén comprometidos con el país y no con sus intereses personales”.

Dijo que está convencida de que el país tiene problemas solucionables y que la situación que tiene Uruguay es producto de “malos políticos que han tomados malas decisiones. Necesitamos buenos políticos que tomen buenas decisiones. Tienen que ocupar los cargos por su idoneidad, profesionalismo y capacidad, no por cuota política. Si algo nos ha hecho mucho daño a todos los uruguayos es que están ocupando lugares personas que no son capaces. Me refiero desde el exvicepresidente, que ocupó un lugar administrando la principal empresa pública del país”.

Además, sostuvo que otra de sus propuestas es una “reforma del Estado”. “La casa hay que administrarla bien. Vos no podés gastar más de lo que te entra, sin embargo, en los últimos años se ha gastado mucho más de lo que se recibe. ¿Cómo solucionamos esto? Bajando el costo del Estado. Para ello hay que descender el ingreso de funcionarios públicos. Por ejemplo, cada 5 vacantes se debería tomar una sola hasta que se saneen las cifras del Estado”.

Dijo que también se debería bajar el número de cargos de confianza y “poner en las empresas publicas gente preparada que administre los números para que sean otros. Sin embargo, no puede haber personas solamente para cumplir con el fin recaudador de un gobierno que tiene una gran voracidad fiscal”. “Por tanto, no es contratando más funcionarios que vamos a solucionar los problemas que tenemos en el Estado, es midiendo, evaluando, estableciendo objetivos y planteando resultados concretos”.

La otra reforma que Alonso considera “indispensable” es la educativa. Consideró que todos los partidos políticos tienen que ponerse de acuerdo en “sacar adelante el recurso más importante que tenemos los uruguayos, que son los jóvenes, pero para eso tenemos que prepararlos para el mundo del futuro. Estamos viviendo hoy la cuarta revolución industrial y por tanto el futuro del trabajo también va a cambiar. Para eso hay que fortalecerlos y brindarles herramientas educativas que generen igualdad de oportunidades. Eso no está pasando en el país. Tenemos gente que está preparada y sabe qué hoja de ruta hay que tomar en este caso, por lo que desde el sistema político hay que brindarles el mayor apoyo posible”.

 

“Le convendría al PN que Mujica fuera candidato”

En referencia al rumor que ha comenzado a circular en los últimos meses sobre que el expresidente José Mujica podría presentarse como candidato, Alonso declaró a Caras y Caretas que “con Mujica todo es posible”, pero consideró que en ese caso “la biología” del exmandatario “debería pesar más”. Además, dijo que le convendría al Partido Nacional que Mujica fuera candidato.

“Con Mujica todo es posible. Como te digo una cosa, te digo la otra. Que siga teniendo ganas es legítimo. Todo puede pasar, pero creo que la biología debería pesar más y sobre todo si es por una cuestión de conveniencia del Partido Nacional es positivo que Mujica sea candidato. Vaya si tenemos elementos para argumentar sobre lo que ha sido una de las peores administraciones de los últimos años”, agregó.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO