Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

La guerra interminable

Atentados en Afganistán dejan 92 muertos y varios heridos

Estos ataques suceden mientras la ciudad de  Ghazni intentaba recuperarse de cinco días de intensos ataques.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Dos recientes atentados separados en Afganistán dejaron un saldo de por lo menos 92 muertos mientras el país vive una ola implacable de acciones violentas. Los focos fueron una base militar del Norte afgano, donde murieron 44 policías, soldados y decenas de personas fueron tomadas como rehenes y también un centro educativo perteneciente a un área predominantemente xiita en el cual no menos de 48 personas perdieron la vida luego de la explosión de un hombre bomba. El ataque contra la base militar de la provincia de Baghlan es el más reciente de una serie de atentados semejantes acaecidos en las últimas semanas que mataron decenas de miembros de las fuerzas de seguridad en el país. Un portavoz del Talibán, un grupo insurgente que reivindica la representación de la mayoría pashtun, dijo que el grupo también había secuestrado vehículos y municiones, además de haber citado 709 muertes acaecidas durante acciones coordenadas en la base militar y dos puestos de control. Algunas horas después, semanas de calma relativa fueron interrumpidas en Kabul por el ataque suicida que dejo 67  heridos. No existió una reivindicación inmediata del atentado en Kabul, pero el ataque tiene la marca del Estado Islámico (EL) que ya realizó muchos ataques anteriores  contra focos xiitas. El Talibán negó tener algo que ver  en esta explosión. Estos ataques suceden mientras la ciudad de  Ghazni intentaba recuperarse de cinco días de intensos ataques evidenciando el modo en que los insurgentes talibanes han presionado agentes de seguridad local. La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán pidió que los combates se detuvieran diciendo que cerca de 150 civiles murieron en  Ghazni, donde el hospital público se vio inundado, mientras el abastecimiento de agua y electricidad  fue cortado. “El sufrimiento humano extremo  causado por los combates en Ghazni pone de manifiesto la necesidad urgente de que la guerra en Afganistán termine” dijo Tadamichi Yamamoto, la autoridad más alta de la ONU en Afganistán por intermedio de una nota. El ataque contra Ghazni, iniciado la semana pasada fue uno de los más devastadores en años. Esto aumenta necesariamente la presión de las negociaciones de paz después de un alto al fuego sin precedentes en junio.El mes pasado los líderes del Talibán y un diplomático de los Estados Unidos se reunieron. Los Estados Unidos invadieron Afganistán en 2001 y derrocaron el gobierno del Talibán, en la época que protegían a Osama bin Laden Dos líderes del grupo armado dijeron a la prensa que el Talibán consideraba anunciar un alto al fuego en la semana próxima. Un eventual proceso de paz efectivo en el futuro  permanece todavía completamente incierto. El grupo denominado Talibán también afirmo que estaba retirando  su garantía de protección a los agentes de la Cruz roja internacional en Afganistán contra prisioneros en huelga de hambre en la prisión de Pul-e Charkhi, en Kabul.  De acuerdo con el grupo afgano la Cruz roja  presionó los agentes carcelarios  para que otorgaran el tratamiento necesario a los que se encuentran atravesando por la huelga  y que se les brindara auxilio médico si se complicaba la situación de los prisioneros. “Anunciamos el retiro del compromiso  de seguridad  otorgado por la Cruz roja en sus actividades en Afganistán partir de ahora el Emirato Islámico no garantiza la protección de los agentes  hasta que lleguen a un acuerdo para corregir sus acciones”, dijo el Talibán en un comunicado. La portavoz de la Cruz roja  Sanela Bajrambasic,  afirmó que los representantes del grupo humanitario visitaron por última vez la prisión de Pul-e Charkhi para continuar los tratamientos médicos ofrecidos a los detenidos en huelga de hambre. Como una organización neutra, ella afirmó que la Cruz Roja no adoptó posición alguna sobre los objetivos esperados al realizar la huelga  y estaba intentando  persuadir a los prisioneros a detenerse en sus reivindicaciones para que sus vidas dejaran de correr peligro. De acuerdo con ella, la Cruz roja pretende acordar relaciones con todas las partes involucradas en el conflicto  de Afganistán donde ya está presente hace 30 años. -Dependemos de las partes involucradas para poder trabajar  con seguridad con el fin de proteger  y asistir a las víctimas del conflicto. Ese es nuestro único objetivo-afirmo. Bajrambasic  dijo que la organización tratara de negociar directamente con el Talibán sin divulgar el resultado de  las negociaciones.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO