Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

En el primer semestre, 127 trabajadores finalizaron la educación media superior

Batalla ganada por el movimiento sindical en Inefop

La regularidad de los cursos de Inefop se vio en riesgo con la decisión del gobierno de transferir parte de sus recursos al Fondo Coronavirus. La movilización sindical permitió destrabar esta situación.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Quedó despejada la incertidumbre reinante entre los trabajadores que cursaban el programa ProCES -organizado por el Inefop y Enseñanza Secundaria- sobre la continuidad de sus estudios.

Este programa hizo posible que en el primer semestre 127 trabajadores pudieran finalizar la educación media superior y en el segundo semestre pondrán término a sus ciclos educativos otros 223.

El Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) se financia con fondos de la OIT, de las organizaciones empresariales y de los sindicatos. De conformación tripartita, el organismo administra el Fondo de Reconversión Laboral destinado a estimular el desarrollo social y productivo del país, a partir del diseño y la ejecución de políticas públicas en materia de empleo y formación profesional.

Con este cometido, Inefop en primer término identifica los intereses y necesidades de empleadores y trabajadores, así como los de la población más vulnerable frente a la desocupación. Sobre esa base brinda luego asistencia técnica y formación profesional a empresarios, emprendedores y directivos de empresas y conduce programas de capacitación para trabajadores en actividad y en seguro por desempleo. Para atender estos fines proporciona becas y tutorías destinadas a lograr la continuidad educativa de los trabajadores.

Al mismo tiempo actúa como facilitador del empleo para algunos sectores de la población mediante la adjudicación de subsidios. A ello se suma la colaboración en la certificación de competencias laborales y la asistencia técnica para la creación y desarrollo de empresas con el fin de atender las necesidades de empresarios y trabajadores.

La regularidad de sus cursos se vio amenazada porque el nuevo gobierno transfirió una importante porción de sus recursos al Fondo Coronavirus y en forma sorpresiva y expedita se cancelaron cerca de 10.000 becas. Con ellas se procuraba dar apoyo a trabajadores a través del programa Uruguay Estudia, destinado a terminar su formación en el sistema educativo.

La intensa movilización de las diferentes organizaciones (FUS, Sintep, Supra, AEBU, PTI, ACJ y Fuecys), cuyos afiliados cursaban el ProCES, permitió que se desbloquearan los fondos ya presupuestados para el segundo semestre. En cambio, quedan en pie los recortes en las becas de los trabajadores del programa Uruguay Estudia. No solamente dejan de percibir la beca, sino que a los desocupados participantes en ese programa se les aplicará una reducción del 60 % en los viáticos que recibían, cuya finalidad era facilitarles la concurrencia a los centros de estudio para mejorar su calificación en diversos oficios.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO