Caetano: «Lo que fue terrorismo, fue terrorismo. Y deben ser condenados sus protagonistas»

El politólogo e historiador Gerardo Caetano participó de una actividad conjunta de militares y académicos de la Udelar sobre el estudio del pasado reciente, con el objetivo por parte del Ejercito de actualizar el programa de las Escuelas Militares.

Presupuesto: aumentan el número de generales y coroneles
(Foto Archivo)

Según informa La Diaria , la actividad de mas de cuatro horas de duración se desarrolló en el  auditorio del Instituto Militar de Estudios Superiores (IMES).

Participantes

De la actividad participaron 39 capitanes y mayores, mandos medios del Ejército, que  presentaron en público el resultado de una veintena de entrevistas sobre el “pasado reciente” que hicieron como parte de un curso de capacitación para jefes.

La presencia del historiador en el IMES estuvo enmarcada dentro de un plan que tiene como fin renovar la bibliografía y currícula de las escuelas militares respecto del “pasado reciente”.

La actividad la organizó el Ejército con la Universidad de la República como invitada y copartícipe.

Los 39 capitanes y mayores presentaron entrevistas que realizaron a personalidades de la propia Udelar, políticos, militares retirados y víctimas de la guerrilla y del accionar de las Fuerzas Armadas en la dictadura y la etapa previa de violencia política.

Entre el público estuvo el ministro de Defensa Nacional, Javier García. Varios generales y coroneles asistieron vía Zoom.

La sesión se inició con palabras del comandante en jefe, el general Gerardo Fregossi.

A Fregossi le sucedió Juan Cristina, prorrector de la Udelar y luego  Caetano se dirigió a los oficiales durante 25 minutos.

Caetano

Caetano ubicó su oratoria en tres ejes.

El primero fue: “No hay razón alguna que justifique la violación de la Constitución. Y no hay ninguna razón para ningún actor”.

El segundo fue establecer que si bien no sólo existió el terrorismo de Estado, este fue el más ilegítimo.

“Del mismo modo en que no creo en la teoría de los dos demonios, no creo que el único terrorismo haya sido el terrorismo de Estado, pero reitero que fue el más ilegítimo”, manifestó. “Porque no puede ser que el Estado se vuelva contra sus ciudadanos para cometer tropelías inconcebibles, como la desaparición forzada de personas, la tortura, el sometimiento de civiles a la arbitrariedad de prácticas de justicia militar indebida, la coacción a las libertades individuales fundamentales, la apropiación de funciones políticas que solamente el soberano puede transferir”.

Caetano afirmó tener presente que los oficiales que lo escuchaban no habían participado en esos “actos abominables”. Y les pidió a los capitanes y mayores que no asuman como propios esos hechos.

“Una institución genera historia, pero tiene que seleccionar qué historias hereda y cómo lo hace […]. Lo que fue terrorismo, fue terrorismo. Y deben ser condenados sus protagonistas. Lo que fue terrorismo –estatal o no estatal– debe ser condenado”.

El tercer punto clave que marcó Caetano fue el de los límites de la obediencia debida. Desde su punto de vista, lo que diferencia al ejército de una república y al de una dictadura es que para el primero, la obediencia debida tiene límites.

“No deben ser aplicadas órdenes que signifiquen la violación de los derechos humanos, de la Constitución o de la ley”, señaló, y marcó que el Ejército debe asumir el desafío de pensar cómo respetar la verticalidad y al mismo tiempo cumplir este axioma.

Entrevistados por los Oficiales

La mayor parte del acto fue dedicada a que los oficiales presentaran las entrevistas que realizaron. Los casi 20 entrevistados fueron asignados a cada equipo por los responsables de los cursos.

Una de las entrevistadas fue María Simón, decana de la Facultad de Ingeniería y ex ministra de Educación y Cultura. Según narraron los capitanes Ignacio Fernández y Ruben Castaldi, Simón sostuvo que Uruguay debería crear un Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Entre la veintena de entrevistas presentadas, una de las más polémicas fue a un oficial, hijo del militar que murió a causas de las heridas que recibió el 17 de abril de 1972, cuando fuerzas de seguridad tomaron la seccional 20 del Partido Comunista. En esa oportunidad ocho militantes comunistas fueron muertos, ejecutados, según se ha denunciado. El entrevistado, en cambio, descree de esa “versión” y también de una autopsia histórica, realizada años atrás, según la cual su padre fue abatido por sus propios compañeros.

Los oficiales que presentaron esta entrevista no hablaron de las ocho víctimas del Partido Comunista. Se limitaron a decir que “hubo guerrilleros que también cayeron”.

Cierre

El  comandante Fregossi cerró el evento, que se extendió durante más de cuatro horas. “El proceso que iniciamos se orientó como objetivo principal a la interna, a nuestros oficiales, a nuestra gente y a generarles un espacio de estudio a los mismos. Lo demás vendrá por añadidura. Pero no está en este momento en nosotros el atribuirnos un rol que trascienda el del Ejército”. Se trata de transmitir, agregó, “determinados valores institucionales que aseguren el futuro de la institución. Y nada más permanente que hacerlo a través de la educación”.

En octubre se espera que los tenientes coroneles que están participando en este proceso presenten las monografías en las que están trabajando. Algunos de ellos ya han entrevistado a los ex presidentes Julio María Sanguinetti, Luis Lacalle Herrera y José Mujica.

En noviembre, el proceso tendría una culminación con la presentación de un nuevo plan de estudios para las escuelas de oficiales.

 

 

1 comentario en «Caetano: «Lo que fue terrorismo, fue terrorismo. Y deben ser condenados sus protagonistas»»

  1. paulina Marie Antoinette du Louis XVI et des dames exaltées Mdmes. Lamballe, Polignac, Elisabeth Louise Vigée Lebrun, Campan et Lamonjitaquepinte  | el 1 septiembre, 2021 a las 2:07 pm |

    Adela Reta ‘repitió’ una y otra vez
    (en ‘TODOS’ los medios),
    (escritos, filmados y de audio), que:

    ¿En este país?:
    …………»No habían desaparecidos»…

    Hoy… una sala lleva su nombre
    (y qué sala… y de qué ministerio…)
    y
    se ‘aplauden’ sus retratos ante las cámaras…

    corolario:
    ……………¡¡Aay dios-tuyo!!

Comentarios cerrados.

Compartir: