Carta abierta a Jorge Rowinsky: se ganaron solos

Por Enrique Ortega Salinas.

Argentina no suscribe petición de Grupo de Lima sobre Venezuela

  ¿No habrá por ahí un alma caritativa con un rifle que ayude al presidente de Venezuela a encontrarse a la brevedad con el Altísimo?” Jaime Bayly   Jorge es una persona muy influyente y conocida, tanto por su participación en el programa Buscadores, como en las redes sociales y entrevistas, como la que hace pocos días le realizó el peruano ultraderechista Jaime Bayly en Estados Unidos (EEUU), donde ambos residen. Lo primero a destacar de Jorge es cheap Office Professional Plus 2016 Key su honestidad intelectual, por lo que se impone en esta nota el máximo respeto a su trayectoria y derecho de opinión. Suelo coincidir con él, pero al tocar el complejo y espinoso tema de Venezuela, tenemos visiones diferentes que intentaremos confrontar de manera fraterna. Hace pocos días, y con relación a las elecciones en Venezuela, preguntó en Facebook qué festejábamos, dando a entender que nada había para celebrar con el triunfo del chavismo. Esta es mi respuesta. Estimado compañero: los estadounidenses viven en una burbuja noticiosa. Saben sólo lo que los grandes medios de desinformación les permiten saber. Te recomiendo viajar a Venezuela, donde he estado muchas veces, las suficientes como para conocer las grandes mentiras de CNN y quiénes son los opositores. Allí podrás comprobar que hay un exceso de libertad de expresión. Por la quincuagésima parte de cosas que dicen los golpistas por los medios de comunicación, en EEUU o en China, en Alemania o en Cuba, en México o en Uruguay, estarían presos. En nuestros países, convocar a derrocar al gobierno de manera violenta es un delito; pero a Leopoldo López lo llamamos preso político pese a haber llamado a teñir de rojo las calles de Caracas, provocando la muerte de 43 personas. Tal como me dice Mercedes Fernández en tu muro: “Yo también viví en Caracas y no podía creer los titulares de la prensa nacional y de la CNN. Nada que ver la realidad con la descripción periodística”. Mira que pese a las diferentes visiones te tengo aprecio y quiero que sepas que si vienes a México, habrá un buen asado uruguayo y vino tinto esperándote con el afecto que mereces. Lo que uno piensa y cree depende de la información que recibe. Yo festejo que pese a la agresión económica y mediática de EEUU y sus amenazas militares, pese a la crisis producto de un complot, el pueblo tenga claro quiénes son sus enemigos. Compañero, seguramente en EEUU, no informan del bloqueo impuesto por esa potencia para frenar créditos, ni los planes desestabilizadores ni el apoyo económico a la oposición violenta. Seguramente no hablan mucho de cómo EEUU planificó todos estos meses de violencia, paso a paso, reconocidos por altas autoridades del gobierno. El documento “Operación Venezuela Freedom-2”, del Comando Sur, plantea 12 estrategias y tácticas para crear las condiciones que permitan a la OEA ejecutar la “Carta democrática”, y con ella, la invasión norteamericana. Quien crea que lo que está sucediendo en Venezuela no fue orquestado en el norte, que lea lo que se confiesa al Senado en el mencionado documento firmado por el almirante Kurt Tidd: “Con los factores políticos de la MUD hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada bajo un enfoque de cerco y asfixia. También hemos acordado con los socios más cercanos de la MUD, utilizar la Asamblea Nacional como tenaza para obstruir la gobernanza, convocar eventos y movilizaciones, interpelar a gobernantes, negar créditos, derogar leyes”. A confesión de parte, relevo de pruebas. Las bases militares de EEUU en Colombia (Larandia, Tres Esquinas, Arauca, Puerto Leguízamo, Leticia y Florencia) más las de Reina Sofía en Aruba y Hato Rey en Curazao, dirigidas desde la base de Palmerola en Honduras, sólo esperan la excusa política necesaria para cerrarse como una tenaza sobre la patria chavista. EEUU tiene 800 bases militares distribuidas en el planeta a un costo anual del doble de nuestra deuda externa y eterna. ¿Cuántas tiene Venezuela? ¿Quién es un peligro para el mundo? Tiene razón Maduro cuando le dice a la Unión Europea: “Nosotros somos garantía de paz para América del Sur, para el Caribe, para América Central. Si el chavismo fuera derrocado, vendría una crisis gigantesca en el Caribe, en Sudamérica, en Centroamérica”. Bajo esta “dictadura” se realizaron, el 15 de octubre, comicios regionales con una participación de 61,14% de los 18.094.065 electores habilitados para votar en 23 estados. Se  trata de un porcentaje de participación ciudadana mucho más alta que la registrada por EEUU para las presidenciales. El oficialismo perdió algunas gobernaciones (de 20 bajó a 18), pero ganó otras, siendo el triunfo más emblemático el del estado de Miranda, donde gobierna Henrique Capriles, el golpista que en 2002 ingresó a la embajada de Cuba en busca de chavistas en una gravísima violación del Derecho internacional. Miranda, con dos millones de habilitados, es el segundo estado en cantidad de electores. ¿Cómo se explica que la revolución mantenga 18 de 23 gobernaciones en medio de semejante crisis? Fraude, dicen (como era previsible y siempre han hecho cada vez que pierden) los contrarrevolucionarios; por lo que es bueno hacer saber algo que las grandes cadenas de desinformación no dicen, y es que la transparencia y confiabilidad del sistema han sido corroboradas por el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica, calificándolo como el mejor sistema electoral de América Latina. Para esta jornada regional, 20 expresidentes, exvicepresidentes y magistrados de organismos electorales internacionales se instalaron en todo el país para controlar las elecciones. También asistieron decenas de académicos, activistas sociales, políticos, parlamentarios y periodistas, integrantes de movimientos sociales y de defensa de los derechos humanos de EEUU y de países de América Latina y Europa. Curiosamente, los militantes blancos del diario El País continúan repitiendo que el gobierno no acepta observadores internacionales. La MUD se presentó al desafío porque confió en el sistema; luego, como hacen siempre que pierden, pidieron el reconteo, planteo que Maduro aceptó de inmediato. Es increíble ver qué países cuestionan estos comicios. Maduro les responde: “No tiene moral el gobierno de España, que reprimió al pueblo de Cataluña, que apresa al presidente de la Asamblea Nacional de Cataluña, que persigue al pueblo de Cataluña. Yo no me meto en el tema de Cataluña, no me pronuncio sobre la independencia, ese es un asunto interno de España, pero no tiene moral el gobierno de España para referirse al país más democrático del continente”. “Alemania se mete en asuntos internos, únicos y exclusivos de los venezolanos”. “Ojalá Europa nos escuche y deje su opinión sesgada, parcializada; sólo escucha una parte, la de la derecha extremista. Si me quisieran hablar a mí, estoy listo para hablar personalmente con todos los gobiernos europeos, pero con mucho respeto”. Se me ha preguntado qué pasó con los ocho millones que votaron a favor de la Constituyente y cómo se explica que sean menos los votantes del chavismo en esta instancia. Simple. Muchos ciudadanos votaron a favor de la Constituyente sin ser chavistas. Lo hicieron porque querían frenar la ola de violencia opositora y condenar a los legisladores, los que, como ya sabes, teniendo la mayoría en la Asamblea Nacional, tenían como plan no votar nada que le permitiera al país salir adelante, tal como se planificó con el Comando Sur. La gente no quiso eso. Justo es decir que el país se mantiene dividido. El chavismo gana en 18 estados y la oposición en 23, pero la cantidad de votos es bastante pareja. Esto es un triunfo para el gobierno porque se esperaba su debacle. La explicación a este fenómeno está en algo que el mundo no entiende y es quiénes son los adversarios de la revolución: Ramos Allup, Henrique Capriles, María Corina Machado, Julio Borges. Los venezolanos los conocen bien. En 2017, la Contraloría General inhabilitó por 15 años a Henrique Capriles para ejercer cargos públicos por pactar con empresas internacionales y firmar contratos violando las normas legales respectivas. Curiosamente, la inhabilitación comenzará a regir cuando culmine su mandato, ya que la ley no considera la destitución inmediata. Los hechos de corrupción de Capriles, que maneja el estado como un señor feudal, perjudicaron al candidato de la oposición Carlos Ocariz y cimentaron el triunfo del oficialista Héctor Rodríguez, con 52,54% de los votos contra 45,92%. La explicación entonces, es que los conocen, Jorge; los conocen. Otra explicación proviene de los líos internos de la MUD, con una división que se ha agravado con la derrota. Optaron por la violencia, no controlaron la avaricia de sus líderes corruptos, no les importaron las víctimas inocentes. Se ganaron solos. No ganó Maduro, perdieron ellos. Tengo mil críticas contra Nicolás; pero celebro que en medio de tantas dificultades, agresión y acoso internacional, la ciudadanía haya frenado el avance de los que defienden los intereses de las familias más pudientes de Venezuela. No me gusta su estilo; no me gusta que intente imitar a Chávez en su faceta histriónica; no me gusta que ignore que la prensa internacional está buscando con lupa cualquier pifia de su parte para magnificarla, y no se cuida; no me gusta la presencia de tanto militar en el gobierno. Pero esto no me hace olvidar que si fuera de derecha, la crisis la pagarían los más pobres, como ha demostrado Mauricio Macri en Argentina y Michel Temer en Brasil. Celebramos que hemos frenado a Donald Trump y perros laderos como Mariano Rajoy. Celebramos que la gente le dio un NO rotundo a la MUD y su proyecto de sacar al gobierno por la fuerza. Celebramos que la mayoría de la gente no se dejó embaucar por las noticias tendenciosas, mentirosas o recortadas convenientemente por la prensa internacional, como cuando difundieron imágenes de la Policía reprimiendo, pero no pasaron los minutos previos, cuando los “pacíficos manifestantes opositores” incendiaron a un policía con una molotov. Celebramos la insistencia del gobierno de convocar al diálogo y resolver sus problemas por medio de las urnas y no de las armas. Tenemos mucho para celebrar, Jorge; pero si discrepas, estoy seguro de que esta revista pondrá sus páginas a tu disposición para expresar tu visión cuando y como quieras. Celebramos que los venezolanos comprenden, aunque el resto del mundo no, que la crisis de abastecimiento no sólo se explica con la falta de diversificación de la producción, sino también con el cheap Office Professional Plus 2013 Key contrabando, la retención ilegal de mercaderías para ganar con la inflación y la especulación de los privados, que, por ejemplo, compran diez millones de dólares para importar productos de primera necesidad, gastan en ello sólo cuatro, dejan tres en los paraísos fiscales y vuelcan otros tres al mercado negro. Celebramos que todavía hay un pueblo de pie, diciendo a la oligarquía: no pasarán. No es poca cosa.  

Compartir: