Un siglo de Benedetti

Celebración de la ternura

Gracias a Mario, el mundo entero sabe que tendremos que defender la alegría de la miseria y de los miserables, como una certidumbre y como una trinchera. Acaso por ello, y porque los torpes intentos de extrema pequeñez intelectual no lograron distraer un ápice el cariño y la admiración por la figura del entrañable poeta y escritor, el mundo entero recuerda a Mario Benedetti desde rincones insospechados de tantas almas agradecidas.

Mario Benedetti
Foto Carlos Lebrato

Por Alfredo Percovich

 

Con charlas, exposiciones, muestras gráficas, conversatorios, lecturas de poemas, conciertos, cine, traducciones al chino de La Tregua, denominaciones con su nombre de plazas, fuentes y diversos espacios públicos en distintas partes del mundo, durante todo el año 2020 se conmemoran los 100 años del nacimiento del poeta, novelista y cuentista uruguayo.

La Fundación Mario Benedetti desplegó un nutrido calendario de homenajes que van desde las actividades centrales que se desarrollarán el 14 de setiembre, hasta susurros poéticos en el marco del centenario. Como era previsible, se pensaron homenajes y espectáculos basados en su obra desde distintos planos estéticos, artísticos y sensibles, en un abanico generoso y humano, acorde a un siglo de Benedetti.

A la presidenta de la Fundación Mario Benedetti, escritora Hortensia Campanella, no deja de sorprenderle que a lo largo de tantas décadas, «su obra, su recuerdo y su ejemplo humano sigan llegando tan profundamente al espíritu de tanta gente en el mundo». Ella sostiene que Mario “representa el espíritu de buena parte del país, armoniza con el sentir de la gente, en especial habitantes urbanos, no solo montevideanos”.

Hortensia Campanella es docente, escritora, gestora cultural, obtuvo una licenciatura en Filosofía y Letras en la Universidad Complutense de Madrid y realizó estudios de doctorado en Filología Hispánica, así como posgrados en Lingüística y Literatura Iberoamericana. Sus últimas publicaciones han sido la edición de las Obras Completas de Juan Carlos Onetti y la biografía Mario Benedetti, un mito discretísimo.

Nació y vivió en el Prado de Montevideo hasta 1976. Siempre asistió a la enseñanza pública, desde sus inicios en la escuela Bolivia, luego en el liceo y preparatorio Bauzá, el Instituto Artigas y la Facultad de Humanidades. “Le estoy muy reconocida a la enseñanza pública de Uruguay. Cuando tuve que compartir aulas en el exilio con alumnos de otros países de mi edad y formación, comprobé los beneficios de esa enseñanza pública”.

Ella cuenta que gracias a la admiración por un profesor de literatura cambió su primera intención de dedicarse a la geografía. “En el IPA empecé a militar sindicalmente, nunca en un partido concreto, y al fundarse el FA, milité como independiente. Mi compañero también fue militante sindical con responsabilidades y eso nos llevó al exilio en el momento en que la dictadura pasó de reprimir a la guerrilla, a los militantes políticos y de estos, por fin, a los sindicalistas y a cualquier opositor”.  Llegaron a España sin señas ni nombres ni direcciones a los que recurrir. “No conocíamos a nadie, pero fuimos recibidos muy solidariamente por desconocidos, sobre todo en el mundo de la cultura”. Así comenzó a hacer crítica literaria y  entrevistas, en años de aprendizaje, hasta que en 1982 se presentó a un concurso para gestionar unos centros culturales en la provincia de Madrid. “Ese trabajo de gestión y las entrevistas me llevaron a conocer a muchas personas interesantes de la cultura española y latinoamericana principalmente”.

 

Benedetti y las nuevas generaciones

La presidenta de la Fundación Mario Benedetti no comparte la opinión de quienes dicen que las nuevas generaciones no leen. “No estoy de acuerdo en que los jóvenes no lean, leen de otra manera, pero en realidad se la pasan pegados a textos, más o menos fragmentarios, más o menos profundos. Mi experiencia a lo largo de décadas de conocimiento de Benedetti es que las distintas generaciones se van apoderando de su obra, y hoy mismo tenemos liceales booktubers que trabajan sobre su obra, o jóvenes que conocen sus poemas de memoria. Y siempre van quedando generaciones mayores que se emocionan con sus textos”. Y también cree que los escritores como Mario “que sintonizan con sentimientos y valores de los jóvenes, como el amor, la rebeldía, el ansia de cambio, siempre van a dialogar bien con ellos”.

Campanella explicó a Caras y Caretas que la fundación tiene “constancia permanente” del interés que sigue despertando la obra de Mario en el mundo. “Nos llegan casi diariamente pedidos de ediciones, traducciones, musicalizaciones, traslaciones de lenguajes de sus obras. Y por eso mismo, la cercanía de su centenario ha suscitado numerosas iniciativas que acompañamos, más allá de las que surgen de nuestro  deseo de honrar la memoria y la obra de Mario”.

 

Compañero Mario

En relación a los lazos de identidad del escritor con las causas populares y las organizaciones sociales, Campanella considera que el compromiso social y político que guio la vida de Benedetti ha sido reconocido por numerosas organizaciones uruguayas que a lo largo de los años “lo han considerado un compañero” y por ello “no es de extrañar que quieran exteriorizar sentimientos de solidaridad y reconocimiento” en este centenario.

Consultada sobre lo sucedido con la cancelación del homenaje a Benedetti para el Día del Patrimonio 2020, Campanella puntualizó que el gobierno actual ha expresado una línea de actuación con respecto a los escritores que este año celebran su centenario y en especial con respecto a Benedetti que es muy diferente a los gobiernos anteriores. “Está en su derecho y lo respetamos. Por otra parte, Mario nunca fue muy afecto a reconocimientos oficiales y sí disfrutaba mucho del cariño popular que nunca le ha faltado. En este momento han surgido una gran cantidad de iniciativas de grupos e instituciones privadas que por todo el país ya han comenzado a homenajearlo con actos, lecturas, murales, festejos muy variados. Incluso la necesaria suspensión de lo presencial en los meses anteriores debido a la pandemia no implicó más que un cambio de camino y hubo mucha presencia virtual de la obra de Benedetti”.

 

Derechos humanos

Benedetti dejó establecido en el objeto y fines de la fundación, el apoyo y aporte a organizaciones defensoras de los derechos humanos, en especial las dedicadas al esclarecimiento y la investigación de los detenidos desaparecidos en nuestro país. Según lo recuerda la propia institución, esto se realiza a través de actividades propias o participando en convocatorias de organizaciones referentes en el tema; la fundación lleva adelante numerosas actividades en este terreno. Uno de los actos principales es la entrega del “Premio Internacional Mario Benedetti a la lucha por los derechos humanos y la solidaridad”.

“Si no tuviéramos muy clara su trayectoria de compromiso con la defensa de los derechos humanos y en especial la investigación y búsqueda de los detenidos desaparecidos, debemos recordar que en su testamento dejó claramente expresado que ese debía ser uno de los objetivos fundamentales de la fundación que lleva su nombre, siempre”, indicó Campanella.

 

¿Disparen contra la cultura?

La fundación se pronunció mediante un comunicado en relación a lo que definió como una campaña de difamación contra Daniel Viglietti. Consultada si considera que existe un ataque solapado hacia algunas figuras emblemáticas de la cultura, Campanella dijo a Caras y Caretas que no tiene elementos suficientes para sentenciar eso. “No podemos saber si hay determinadas intenciones detrás de denuncias que en otras ocasiones son importantes. Pero en cuanto a Daniel Viglietti, nosotros lo hemos conocido muy bien, ha sido miembro fundador de la Fundación Mario Benedetti y su trayectoria pública ha sido transparente”.

En cuanto a la demora en la reapertura de salas y teatros en comparación con shoppings o iglesias, por ejemplo, evitó hablar de “revancha o castigo”, pero lamentó la situación “que ha perjudicado mucho a artistas y trabajadores de la cultura. La Fundación Mario Benedetti lanzó, en colaboración con la Casa de los Escritores y Cooparte, un fondo de apoyo a escritores que perdieron sus ingresos durante la pandemia y pronto lanzaremos un proyecto de salario mínimo temporal con el mismo fin”, anunció.

Festejo
El día del cumpleaños de Mario, la Orquesta Filarmónica de Montevideo brindará un concierto especial en el Teatro Solís, bajo la batuta de la Mtra. Ligia Amadio, con la dirección general de Jimena Márquez y la participación de Christian Cary, Samantha Navaro, Héctor Numa  Moraes, Luciana Mocchi, Ana Prada y Pata Kramer. Ese día, a las 22 horas, TV Ciudad emitirá un programa especial sobre la vida y obra de Benedetti, con la conducción del dramaturgo y docente Gabriel Calderón.

Benedetti y Rosencof

El escritor y dramaturgo Mauricio Rosencof compartió algunas pinceladas sensibles de su amistad con Mario Benedetti.

“Aquel día jugaba Nacional y él fue a ver a su cuadro al Estadio. Fue a la Olímpica, llegó y se acomodó ahí entre la gente. Tenía un montón de papeles en los bolsillos cortados todos parejitos. No eran apuntes literarios. Eran papelitos nomás. También tenía allí bien a mano un fumigador de Ventolín porque era asmático. De pronto, ese hombre comenzó a caminar y subir la escalinata debajo de la Torre de los Homenajes hasta llegar a la gran puta. Y cuando llegó arriba, aprovechando un viento de esos que cruzan la cancha, el tipo tiró al aire los papelitos que tenía en el bolsillo -no el Ventolín, sino todo lo demás que tenía ahí guardado en su bolsillo- y bajó la escalinata lo más rápido que pudo. Llegó a su sitio fatigado, con el fumigador en mano y vio cómo caían los volantes como danzando, zigzagueantes en el aire. Él pudo llegar antes que los volantes y eso le dio cierto respiro. ¿Qué decían los volantes? Sinceramente no lo recuerdo. Era por una huelga o algo por el estilo. Ese fue Mario. El que se jugaba la camiseta por esas cosas en tiempos en los que por las calles andaba un Escuadrón de la Muerte. En esos días fusilaban a Susana Pintos. Eran años duros. No hay que olvidar que hubo un general, [Mario] Aguerrondo, candidato a presidente por el Partido Nacional, que fundó en el año 1966 la Logia de los Tenientes de Artigas, de la que proceden tantos militares que ahora andan en la vuelta otra vez, enredados con los mismos cívicos. Cuando Mario Benedetti se comprometía, en ese entonces, pasaban todas esas cosas que algunos pretenden olvidar. Con obreros que eran encerrados en cuarteles y con los escuadrones de la muerte recorriendo las calles”.

 

No dejaba de teclear”

Mario fue partícipe de reuniones y encuentros con mucha gente con la que se fue conformando el Frente Amplio, con el movimiento independiente 26 de Marzo. Nos reuníamos en un altillo de la Asociación Sindical Uruguaya (ASU) junto con Domingo Mingo Carlevaro, Daniel Vidart, Ruben Sassano -todo un referente de Progreso y del movimiento sindical y el Flaco Rodríguez Belletti que tanto tuvo que ver con los cañeros de Bella Unión. Pero mientras participaba en aquellos encuentros, no dejaba de teclear. Por aquellos tiempos ya venía de escribir Montevideanos, los Poemas de la Oficina y La Tregua. Y también una novela en verso poco mencionada y dedicada al Bebe Sendic, que se llamó El cumpleaños de Juan Ángel. Luego, Mario fue delegado permanente del Movimiento 26 de Marzo en la Mesa del Frente, donde se entendía por señas con Héctor Rodríguez y con Zelmar [Michelini]. Por entonces, también se fue vinculando y conociendo con Wilson [Ferreira], con el Toba [Gutiérrez Ruiz] y con Alba [Roballo]. Había un espíritu de resistencia compartido. Por ahí fue cuando Wilson dijo que había “blancos baratos”. Hoy ese mismo Wilson diría “más baratos por docena”.

Según recuerda Mauricio Rosencof, eran tiempos horizontales de encuentro y discusión en la que participaban dirigentes sindicales, políticos y referentes de la cultura. “Te estoy hablando cuando en Funsa estaban Washington Perro Pérez y León Duarte y en los gráficos (SAG) estaba Gerardo Gatti. Ellos terminaron en Automotores Orletti. Y en Marcha teníamos a [Julio Suárez] Peloduro, a [Carlos] Quijano, Eduardo Galeano, Carlos María Gutiérrez y Mario, entre otros”.

El dramaturgo y escritor Mauricio Rosencof también se refirió a la independencia de Benedetti. “Mario nunca se dedicó a la organización política, tenía su independencia, pero tenía claridad y sentimientos. Y era un tipo solidario y activo que asumió esa responsabilidad y estuvo junto a [Liber] Seregni en los últimos momentos antes de que arrasaran con todo.

 

El reencuentro

“En el reencuentro, cuando él pegó la vuelta del exilio, yo salí a la vereda (después de la cárcel), fue muy emocionante. Fue un abrazo de fierro. Recuerdo un día que íbamos caminando, charlando, hacía tremendo calor, y le vino un ataque de asma. Nos sentamos en el cordón de la vereda y se mandó el Ventolín. Y la conversación -que después la recordábamos cuando nos veíamos con el paso de los años- fue que en aquella primera charla nos preguntamos por nuestras nanas, como señal que había pasado el tiempo. Mario fue un hombre excepcional. Cuando tiempo después en alguna oportunidad también nos veíamos en España, él me llevaba a las editoriales para presentarme y abrirme puertas”.

 

El homenaje que no fue

La cancelación del homenaje por el Día del Patrimonio te da la dimensión y la estatura del nuevo ministro de Cultura. Mario Benedetti es el escritor uruguayo más conocido en el mundo, el más nuestro, el de Montevideanos y de todos los poemas que cantaron todos los cantores del mundo. El mundo entero lo está homenajeando. La actitud que tuvieron con eso del Día del Patrimonio fue espantosa. Ese mismo Mario Benedetti participó en muchas reuniones con los blancos que pelearon y resistieron, como Wilson, el Toba, Carlos Julio (Pereyra) y miles de militantes. Lo que hicieron ahora prefiero ni contarlo porque hasta me da vergüenza”.

3 comentarios en «Celebración de la ternura»

  1. NUESTRO HUMILDE HOMMENAJE A QUIEN FUÉ UN BRILLANTE ESCRITOR Y PROMOTOR UNIVERSAL DE LOS POETAS URUGUAYOS !!! NUNCA TE PODREMOS OLVIDAR.

  2. 👍👍👍👍👍👍👍👍👍👍👍👍👍👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏👏✌✌✌✌✌✌✌✌✌!!!!!!!

  3. «Gracias por fuego» y por darnos «Tregua» y por invitarnos siempre al «Cumpleanos de Juan Angel» y a visitar a «Pedro y el Capitan».
    Tu memoria vivira siempre en las luchas de este pueblo que es tu pueblo y que palpita con tus ensenanzas.

Comentarios cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
Marcelo Abdala, Pit-Cnt
Abdala: “No hay desarrollo económico sin industria”

Una nueva realidad está por surgir en el movimiento sindical: desde metalúrgicos a obreros del dulce y molineros, desde papeleros...

Cerrar