Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo

La historia en llamas

Construir Notre Dame llevó 180 años

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Fue Víctor Hugo, que en su libro ”Notre Dame de Paris” publicado en 1831, emitió un grito inicial de alarma alertando que la histórica catedral que se había mantenido descuidada por un largo tiempo estaba en ruinas.

Protagonizada por el Jorobado de Notre Dame que vivía en el campanario de la catedral entre las gárgolas, la conocida novela se  encuentra impregnada por la pasión de Víctor Hugo por la espléndida construcción gótica, una proeza tecnológica de la época medioeval.

La construcción situada en una pequeña isla en el centro de Paris, rodeada por las aguas del Sena llevó 180 años para llevarse a cabo desde el año 1163 cuando se diera inicio a la construcción en el local de una catedral romana hasta 1345.

Por entonces nació el proyecto de construir una inmensa catedral de 135 metros de largo y 40 metros de altura, testimonio de la relativa prosperidad del momento cuando las epidemias y el hambre empezaron a disminuir.

Le tentación de perforar los espesos muros de la arquitectura romana para ganar luminosidad –únicos capaces hasta entonces de resistir la presión de las bóvedas emparejadas- parecía en aquella época una locura

Sería necesario construir más alto, transformando las bóvedas en arcos, perforando las paredes con inmensos vitrales que difundirían la luz del día en un arcoiris de colores,

En una época en que el 99% de la población era analfabeta la catedral era un “catecismo de piedra” según dichos de Christian Citeau, guía de la asociación, agregando que por eso fue construida en una explanada, espacio de transición entre el mundo de los hombres y Dios, “donde podrían encontrarse mensajes” religiosos.

En estos ocho siglos la Catedral dedicada a la Virgen María fue restaurada en varias ocasiones.

Importantes modificaciones hicieron que la catedral evolucionara de un estilo gótico primitivo a un gótico superior, con la construcción de terrazas que substituyeron techos inclinados, mientras que la parte superior de los arcos fue retomada para permitir la salida de aguas de lluvia.

En el Renacimiento, Notre Dame perduró tercamente en medio de un desinterés general por las catedrales denominadas góticas, un término despreciativo que designa un estilo de “salvajes”

Desde Francisco 1° hasta Napoleón los monarcas escondieron el estilo original de la catedral camuflando sus pilares y multiplicando las estatuas barrocas sin prestar atención a la armonía de su estilo.

Los reyes celebraban allí grandes acontecimientos hasta el siglo XIII, un siglo oscuro para la catedral. Los líderes religiosos considerando que los coloridos vitrales devoraban la luz los sustituyeron por cristales blancos. Por suerte las rosetas lograron sobrevivir.

Con la revolución, la catedral fue cerrada, nacionalizada, profanada y despojada metódicamente. Sus tesoros fueron robados y la construcción fue utilizada para como una despensa destinada a almacenar alimentos.

La Catedral de Notre Dame fue restaurada para celebrar el acuerdo entre Francia y la Santa Sede en 1801 y para la coronación de Napoleón Bonaparte en 1804.En 1831 volvió a ser saqueada y sus vitrales quebrados.

En la época romántica que enaltecía la expresión artística de otras épocas, Notre Dame fue vista de otra manera que mostraban interés renovados. Fue entonces que Víctor Hugo despertó la conciencia de muchos con su obra clásica “Notre Dame de París”

La resurrección de la construcción comenzó en 1844 guiada por el arquitecto francés Eugene Violette-le-Duc

La restauración que respetó materiales, estilos y épocas se extendió por 23 largos años. En 1991 se llevó a cabo una nueva restauración.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO