Entrevista con Carolina Cosse

Cosse: “Hay que transitar hacia una nueva matriz productiva, pero desde el lugar de los más débiles”

La ministra de Industria, y flamante precandidata a la presidencia de la República, recibió a Caras y Caretas en el Antel Arena. Ciencia, tecnología, innovación sin perder el tono de izquierda y la sensibilidad por los más débiles son los desvelos de la primera mujer que puede llegar a ser presidenta del Uruguay.

Cosse: “Hay que transitar hacia una nueva matriz productiva, pero desde el lugar de los más débiles”

Carolina, vos sos probablemente la política uruguaya con mayor vocación por la ciencia y la tecnología; has sido protagonista en la gestión de políticas muy innovadoras como el primer satélite de Antel, la incorporación de fibra óptica en muchísimos hogares, la creación del Antel Arena, la creación de los Data Center que permiten alojar enormes cantidades de datos; ¿cómo te imaginás Uruguay en el caso de que llegaras a ser presidenta? ¿Se puede lograr que Uruguay tenga una matriz productiva vinculada con el conocimiento, con la ciencia y la tecnología? ¿Es posible eso o nuestro destino es ser un país de servicios, un país agroexportador de commodities?

 

Sí. El desafío es enorme y las oportunidades también son enormes, porque el mundo cambió, la economía mundial cambió y creo que Uruguay tiene que encontrar su lugar en ese mundo en este momento. Si el lugar de Uruguay va a ser uno que corresponda con una economía mundial que ya pasó, entonces no vamos a tener un buen lugar y por eso tenemos que apostar a la innovación, a las cuestiones que tienen clave de futuro. El desafío es que, mientras digo esto, la gente que trabaja en otros rubros me dice: “Y yo mientras tanto, ¿qué hago?”.  Entonces ahí viene la importancia de la política: para la transición de una cosa hacia la otra. ¿Por qué se puede dar esa transición? Porque ya estamos preparados para el futuro, porque los jóvenes -incluso muy jóvenes- ya están preparados para ese futuro y porque además tenemos algunos signos de nuevos sectores de producción pujantes que vienen creciendo a una velocidad muy fuerte y a los que tenemos que darle el camino para que permeen toda la matriz productiva. Al permearla van a ser como una savia refrescante que va a empezar a cambiar el resto de la matriz productiva. Mientras tanto, tenemos que darle a lo que ya existe condiciones de justicia en la competencia con materiales importados y hacer de Uruguay un lugar razonablemente amigable para la producción nacional. Hay muchas cuestiones que cambiar en lo concreto y eso para mí forma parte de la transición. El otro elemento fundamental y político de la transición es el tono: para mí el tono de izquierda es que esa transición tiene que hacerse desde el punto de vista o desde el lugar de los más débiles.

 

 

Esto, ¿qué significa?

 

No por las reglas del medio, del mercado. Eso quiere decir que, si vamos a ir cambiando la matriz productiva, tengo que darles capacitación a los trabajadores para que se vayan acoplando a una nueva matriz y tengo que darles oportunidades a sus hijos, para que estudien lo que va a empezar a ser el futuro de la economía de Uruguay.

 

¿Te imaginás un Uruguay de tecnólogos, de ingenieros, de técnicos, de científicos? Porque nuestra tasa de escolarización terciaria todavía es baja en relación, por ejemplo, con los países centrales, con los países del primer mundo.

 

Sí, por eso digo que los desafíos son enormes. Ahí hay que poner en la balanza dos cosas: una, Uruguay ya tiene ciencia de nivel mundial. Eso no es poca cosa. Que un país con las dimensiones de Uruguay tenga un conjunto de científicos que hacen ciencia de clase mundial, que son reconocidos  y que, en muchos casos, son distinguidos a nivel mundial, es una materia prima importante. Y además tenemos una situación compleja en la sociedad, no en la educación, en la sociedad, que tenemos que ir resolviendo para que este derrame de conocimiento, esta posibilidad de acceder a un futuro mejor para los más jóvenes, sea una realidad y no sea una posibilidad para pocos. Entonces, todo lo que tiene que ver con política de oportunidades es muy importante, y por eso la seguridad para mí es un tema central.

 

Dejame detenerme un poquito más en este tema de la ciencia y la tecnología: no podemos soslayar que Uruguay invierte en ciencia y tecnología un 0,3%-0,4% del PBI, está lejos del 1% que en algún momento fue un compromiso y está lejos de lo que invierten los países más desarrollados del mundo. En tu eventual gobierno, ¿tenés realmente la intención de llegar a una inversión superior en ciencia y tecnología e innovación de parte del Estado?

Sí, superior sin ninguna duda. Aún así: es cierto que se necesitan recursos, pero no todo es dinero. Me parece que mucho de lo que tenemos por recorrer es elaborar una agenda muy clara, muy participativa, en la cual logremos que todo el Uruguay abrace la importancia de tener una buena educación en ciencia, aunque no todos la hagan, pero que todos comprendan que eso es necesario.  Sólo eso ya es un camino hacia el Uruguay del futuro muy fuerte. O sea, si yo soy madre y tengo a mis hijos que me están diciendo que van a estudiar, por ejemplo, algo vinculado con la biología, con la química, en vez de sonarme estratosférico le tengo que decir, “sí, por ahí está bien, dale a lo que te gusta” y no decirle “vos no hagas eso porque no te da la cabeza”.  Si hay una comprensión colectiva de que eso es importante para Uruguay es un gran paso. Lo otro es generar cada vez más políticas que acerquen a las industrias privadas, a las empresas privadas, con la ciencia. En este gobierno ya se están empezando a hacer cosas que son un cambio cualitativo, que anuncian lo que vendrá. Por ejemplo, acabamos de sacar un proyecto en el cual hay una promoción directa a la inversión en investigación y desarrollo. Es como si fuera la Ley de Inversiones pero sólo para inversiones en I+D, con exoneraciones del 35% y 45%. Es la primera vez que de manera estructural estamos promoviendo la investigación y el desarrollo. Para mí es un paso muy fuerte de Uruguay, es una manera de acercar con una cosa estructural la empresa privada con la academia, no sólo acercar con programas de apoyo, sino que “si invertís en esto te voy a exonerar y si lo hacés con una Universidad te voy a exonerar más”. Esa clase de cuestiones de fondo también hacen al desarrollo de la ciencia y la tecnología en el Uruguay.

 

¿Y qué relación tienen con esta perspectiva de desarrollo los problemas de seguridad? ¿Cuál es el enfoque de los problemas de seguridad que estás proponiendo?

 

Yo creo que tenemos un problema en la seguridad y tenemos un problema porque en la sociedad empezaron a suceder fenómenos nuevos. Los jóvenes tienen problemas que antes no teníamos nosotros. Hay problemas nuevos, hay problemas nuevos de las familias, hay problemas nuevos de la sociedad. Y para eso me parece que tenemos que hacer una política muy integral de arriba a abajo, con una fuerte coordinación en el territorio para impedir que los jóvenes pasen esa línea, hacia el delito que cambió, porque cambiaron las formas de delito.

 

Son más violentos ahora...

 

Son violentos y aparecen fenómenos que están creciendo, que son un problema para la sociedad como sociedad, como la violencia doméstica y aparecen problemas entre criminales que también son nuevos y que están creciendo. Entonces para mí hay que tener una fuerte política de prevención, coordinando entre distintos ministerios y organizaciones, en el territorio, en todo el territorio todo el tiempo, como primera cosa, pero después hay que respetar a la autoridad y ser eficaz en la persecución de los delitos. En lo que tiene que ver con prevención, si nosotros no tenemos una política mirando al futuro, no vamos a poder lograr que los jóvenes tengan una oferta de trabajo digna, entonces es fundamental que Uruguay tenga un camino por la ciencia, por la nueva matriz productiva, para que pueda asegurarles a los jóvenes dentro de unos años, jóvenes que hoy son adolescentes, o que son niños, que van a tener trabajo, porque Uruguay va a hacer cosas distintas  que les van a proponer trabajo mejor remunerado, mejor calidad de vida. Esto para mí está estrechamente ligado a la política de prevención, si no cambiamos la matriz productiva, no va a haber trabajo. Si no miramos con un enfoque diferente los temas de vivienda y no les podemos asegurar vivienda asequible a los jóvenes que recién empiezan a trabajar, también estamos incumpliendo un tema que tiene que ver con la prevención en aras de la seguridad.

 

Aunque en estos tres períodos del Frente Amplio, de manera indiscutible, han mejorado una cantidad de indicadores, como reducción de la pobreza, reducción de la indigencia, reducción de la desigualdad y expansión de la economía uruguaya, de todas maneras da la sensación de que hay una parte de la sociedad, más pequeña, pero una parte de la sociedad al fin, donde no sólo hay una situación de pobreza no resuelta, sino que también hay un montón de jóvenes que no sienten como una causa o una motivación vital. No sé si esa es la mejor expresión, pero yo ato esto con la violencia de algunos tipos de delito, con cierto desprecio por la vida, cierto desprecio por la convivencia, porque quizá hay una explicación de orden sociológica o cultural. ¿Qué políticas podés desarrollar para intentar captar a esos jóvenes? Ya no sólo para que en el caso de que no estudien o que no trabajen ingresarlos al mercado formal o a la educación formal, sino también para motivarlos con otras posibilidades, otras posibilidades laborales, otras posibilidades de desarrollo de su propia vida.

 

Sí, en realidad es muy compleja la realidad. Hay jóvenes que les pasa eso que tú decís, y hay que encontrar, saber escuchar, saber observar, hay que estar en la realidad y ver si alguna porción de esos jóvenes se expresa de alguna manera en otro lugar. Y hay que encontrar esa expresión para poder acompañarlos mejor. Cuando hablo de fuerte coordinación en el territorio, básicamente es para eso, pero no es una coordinación de un ministerio, no es Desarrollo Social; es Desarrollo Social, Vivienda, Industria, Salud, Educación, trabajando en equipo en el territorio. En muchos lugares complejos, la escuela está en soledad y la escuela es un faro de democracia y generalmente hay maestras y maestros que realmente son héroes. Por eso es importante la coordinación en el territorio, porque por ahí tenemos programas que están funcionando en los barrios, en los pueblos, pero tenemos un programa del Mides que corre por un lado, un programa de Educación que corre por otro. Entonces hay que fomentar, no los espacios de coordinación eventuales, sino que el trabajo sea verdaderamente en equipo y todo el tiempo. Es muy importante para escuchar dónde está el desencanto, dónde están los problemas, cómo resolver fenómenos de que por ahí el gurí va a la escuela, en la escuela se hace lo que se puede y cuando vuelve a la casa, vuelve a una casa donde hay violencia doméstica. ¿Qué tenemos que hacer? Encontrarle más actividades fuera mientras otro equipo atiende la casa y eso requiere un equipo grande y hay que ir de a uno y de a una. Eso por un lado, por otro lado es peligroso caer en las generalizaciones porque si bien hay jóvenes que tienen esa problemática, hay muchísimos que vislumbran el futuro, que cuando ven una oportunidad la agarran y te demuestran que van para adelante, que quieren ser parte de la solución, que quieren cambiar Uruguay, entonces esos jóvenes son los que nos van a ayudar con los que tienen problemas, es con ellos, no para ellos.

 

Carolina, creo que sos la primera mujer que tiene chances de ser electa presidenta. No es que no haya habido antes otras precandidatas, pero sos la primera que tiene chance. Incluso las encuestas señalan que la sociedad vería muy bien una mujer como presidenta y eso creo que es la primera vez que sucede desde que se hacen estudios de opinión pública. ¿Cargás con una responsabilidad diferente por eso? ¿Creés que vos tenés que tener una gestión que refleje una tónica femenina de algún modo? ¿Cómo impacta para vos esta situación? ¿O es algo que en realidad no tomás en cuenta?

Te voy a decir la verdad: es cierto que la sociedad, por una inmensa mayoría, ha expresado que quiere una presidenta mujer, y eso para mí dice mucho de la sociedad. A veces cuando uno responde una pregunta, además de responder la pregunta está diciendo algo sobre sí mismo, y para mí eso dice mucho de la sociedad. Para mí la principal tónica femenina que yo puedo aportar es, por un lado mi fuerte compromiso y, por otro lado, mi vocación de trabajar en equipo, que he demostrado. Yo siento que es femenino trabajar entre varios, que no quiere decir diluir o socializar responsabilidades, pero abrirse a la participación, conversar los temas. Me parece que los tiempos que vienen, que también puede responder tu pregunta anterior, son tiempos de una intensa y constante construcción política, son tan grandes los cambios que podemos hacer, que se va a necesitar mucha comunicación con la gente, mucha conversación; el próximo gobierno del Frente Amplio va a necesitar que la población discuta los temas profundos, los maneje, los entienda, no importa que no sepa los detalles, las partes de implementación, la anécdota, pero sí que cuando se estén haciendo cosas diga: “Esto se está haciendo porque Uruguay optó por un camino de acceso a la vivienda por los más jóvenes, porque Uruguay decidió poner primera en lo que hace a la excelencia en los servicios de salud”. Por ese tipo de cosas me parece que va a ser un tiempo de intensa participación y en eso me parece que puedo hacer un aporte hacer desde mi femineidad.

 

Fuiste proclamada como precandidata junto con el resto de los postulantes del Frente por aclamación en el Congreso, pero no podemos obviar que la figura uruguaya, probablemente, con mayor trascendencia mundial en el día de hoy, que es José Pepe Mujica, se haya decantado por tu candidatura y haya expresado que para él vos sos la que debería ser presidenta. ¿Significa algo especial para vos ese reconocimiento, ese apoyo de Pepe?

Sí, significa. Personalmente significa por lo que es Pepe, pero no hay que quedarse en eso, tengo enormes responsabilidades y no tengo que dejar de ver toda la realidad. Eso está bien, lo tomo, lo pongo en mi corazón, pero tengo que seguir pensando y preocupándome hacia lo que podría ser mi próxima responsabilidad.

 

¿Qué significa para vos el Antel Arena? Porque es como un hijo tuyo. Yo sé que es una obra de todo el Estado uruguayo y de una empresa pública; me parece que no hay empresas públicas ni en la región ni en el mundo que hayan hecho obras como llevar fibra óptica a las casas o construir una arena. ¿Qué significa para vos la concreción de este estadio, que es de primer mundo?

Me retorna una gran satisfacción cuando, al otro día de que juega la selección uruguaya de básquetbol en este lugar, juegan dos equipos del interior de niñas una final del campeonato de básquetbol estudiantil. Y están usando un escenario de primera, sólo porque son uruguayas y llegaron a una final en un campeonato estudiantil. Cuando veo que la gente entra acá y siente que es parte de la excelencia, ese es el retorno: hemos demostrado -Uruguay se demostró a sí mismo- que se pueden hacer bien cosas de primera. Porque por ahí había gente que decía “esto sólo lo puede hacer un estudio de arquitectos del exterior; los uruguayos no lo van a poder hacer” ¡Y Antel Arena es el producto de un concurso abierto que ganaron unos arquitectos jóvenes que no tenían una obra grande atrás! Después se le puso muchísimo trabajo, obviamente, pero se demostró que se puede hacer algo muy bueno entre uruguayos y uruguayas. Lo mismo que me produce algo que no se ve, pero que empieza a insinuarse: los 12.000 km de cable de fibra óptica submarinos de Uruguay, que nos conectan con internet, y que están creciendo, están creciendo de una forma… Porque Antel ha quedado en una posición en las primeras ligas.

 

¿Somos el país con mayor velocidad de conexión de la región?

¡Sí! Y eso está, sin que nosotros a veces nos demos cuenta, construyendo una marca país nueva.

 

¿Eso se pudo hacer porque las empresas siguieron siendo públicas?

Sí, totalmente.

 

¿Te imaginás una alternancia en el gobierno y que vuelvan los discursos de tipo privatizador?

No. El discurso privatizador sería un balazo en el pie, no me cabe duda.

 

¿No le tenés un poco de miedo a eso? Porque está en los proyectos de la oposición.

No, miedo no les tengo, porque confío en nuestro pueblo. Miedo no, pero sí que sería un retroceso enorme, porque capaz que una empresa privada podría hacer los 12.000 km de fibra, lo que no iba a hacer es el proyecto Universal Hogares, para darle internet gratis a cualquier hogar.

 

Porque los hogares con menos ingresos también acceden a Internet con este mecanismo.

Con Universal Hogares, incluso con fibra óptica, si hay fibra en el barrio, fibra óptica Universal Hogares: ¡hay miles que acceden así!

 

Te quería decir algo personal: mi padre estuvo preso en el Cilindro y se escapó. Fue una de las pocas fugas que hubo, creo la única fuga que hubo de ese lugar. Y yo conozco como anécdota familiar que mi madre recorrió la periferia del Cilindro, en aquella época, para ver si había algún lugar por donde poder escaparse. Entonces le mandó a través de un libro, creo que de John Dos Passos, que se llama Años mejores o Años inolvidables, una dedicatoria que decía: “Espero que vengan años mejores, sobre todo ahora que no veo salida”. Y a mí me impacta que, después de tantos años, han venido años mejores, también para el Cilindro. Te agradezco por eso, porque me parece que esta es una obra que de alguna manera vindica a todas esas personas que estuvieron acá encerradas en aquellos tiempos.

Yo quiero decirte que cuando participábamos en esta elaboración, uno de los arquitectos que nos ayudó también estuvo preso en el Cilindro y este tipo de cosas lo manejábamos; cuando esté el parque totalmente terminado, va a ser un gran homenaje.

 

Simboliza otro Uruguay.

Y que lo podemos construir.

14 Comentarios en "Cosse: “Hay que transitar hacia una nueva matriz productiva, pero desde el lugar de los más débiles”"

  1. TENGO 3 IDEAS QUE ME ASALTARON EN LA LECTURA, LAS QUE PONGO EN CONOCIMIENTO, EMPEZANDO POR LA QUE LE DOY LA MAYOR IMPORTANCIA. ME EMBARGA UN SENTIMIENTO DE FRUSTRACION PENOSO, DE VER QUE ALBERTO EN ESTE CASO, SE HA SALTADO TODA ECUANIMIDAD QUE HA DEMOSTRADO SIEMPRE, AL HACER LO CONTRARIO DE LO QUE PIDIO EL BI PRESIDENTE VAZQUEZ DE QUE SUS MINISTROS RENUNCIARAN SI COMENZABAN LA CARRERA HACIA LA PRESIDENCIA, Y ESTA TUPA TAPADA RESPONDIO QUE LO HARIA, CUANDO EL FA EMPEZARA LA CAMPAÑA. SUCEDIO , SIGUE EN CARRERA Y GRILLE ACOMPAÑA. !PUAJ.!
    TAMBIEN: ““ la primera mujer que puede llegar a ser presidenta del Uruguay”, LO QUE ES IMPOSIBLEPORQUE SE VIENE CUMPLIENDO CABALMENTE LA ADVERTENCIA DEL “BEBE” SENDIC: “si quieren que algo se pudra, dénselo al “pepe” Y EN SU CAMPOSANTO PERSONAL YA TIENE LOS CADAVERES POLITICOS DE LULA, ROUSSEFF, CORREA, GUILLIER, ALEGRE, agazzi, topolansky, sánchez, conde, ETC.. Y EN CUANTO: “Aunque en estos tres períodos del Frente Amplio”, MIENTE, PORQUE EL 1er. GOBIERNO DE LA IZQUIERDA Y EL PROGRESISMO, LO LOGRAMOS EN OCTUBRE DE 2004, EN 1ra. VUELTA Y MAYORIA EN AMBAS CAMARAS VOTANDO AL “ENCUENTRO PROGRESISTA”, CON LA FORMULA VAZQUEZ/NIN NOVOA, ASTORI. ETC.,

  2. Avatar L de Libertario | 15 diciembre, 2018 en 4:16 pm |

    Tres palabras: Ja Ja Ja

    siempre metiendo a los pobres en el medio

  3. Una persona muy preparada con mucha capacidad de trabajo.
    No precisa estar diciendo tienen que dejarme el lugar por ser mujer, se lo ha ganado.

    • Me gustan las entrevistas que realiza Leandro Grille, tienen algo diferente, creo que es la manera concreta y directa de preguntar.

  4. Dr. Grille vamos a cortar de una vez por todas al tal Molina que en otros medios cambia de nombres.Además es un infiltrado rosado.
    Muy buena la entrevista de su hijo Leandro a la Ing. Cosse. Una entrevista que no deja dudas sobre su capacidad. Felicitaciones.

  5. Espectacular
    el acto de ayer en Peñarol 20 personas habian

  6. “Hay que transitar hacia una nueva matriz productiva, pero desde el lugar de los más débiles” Ingeniera, se anima a ponerlo en sencillito? Así dicho, en difícil, no se entiende. Perdóneme!

  7. Si es un tiro en el pie el modelo privatizador, que intervenga el estado ya en la gestión de distribución de gas por cañería, es un servicio público concesionado a un privado , que ya lleva 23 años y ha sido un rotundo fracaso .

  8. Al frente no lo salva nadie!!!.Caida estrepitosa en todas las encuestas y para peor los 4 candidatos no emocionan a nadie.Los 4 son Horribles!!!

    • El FA no precisa ser salvo de nada, solo seguir avanzando. Ahora el PN precisa ser salvado de sus dirigentes con Sartori? Lo mismo para el PC.. Con Sanguineti? O Novick? La verdad es que son un conjunto de desechos sólidos de marea baja que flotan en la costa (flotaban, porque ya canalizaron ese problema residual)

  9. Estimado Leandro;La verdad que con sus entrevistas se la pasa uno entretenido.Me gusta el tono coloquial que usted logra con sus invitados.Claro es usted oficialista y lo bueno que no lo esconde.Pero extraña uno a sus articulos escritos,por mas que nunca estoy de acuerdo con los mismos se dejan leer,son argumentados y bien escritos.Seria usted tan amable de hacer uno sobre Corea del Norte?Si fuera asi desde ya se lo agadezco.

  10. Felicitaciones Leandro!!! Un placer disfrutar sus entrevistas siempre. Al parecer hay gente que desea ser amo supremo del mundo y tenemos la obligación de pensar sólo como ellos. Cuando ud pueda sería bueno un artículo a fondo sobre EEUU. Muchas gracias! Saludos y el deseo de un buen año 2019 para uds.

Los comentarios están cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
Pelota de basquetbol entrando en red. Básquetbol: con 5 partidos comenzará este lunes una nueva fecha de la Liga Uruguaya
Ganaron Defensor Sporting, Goes y Urunday, Aguada se suspendió por un accidente

Defensor Sporting le ganó a Biguá y sigue en punta, mientras que Goes obtuvo su tercera victoria al hilo, Urunday...

Cerrar