Cultura al servicio de la ciudadanía

La nueva directora de los Centros MEC, Glenda Rondán, dijo a Caras y Caretas que esperará el resultado de las elecciones departamentales para coordinar con los distintos intendentes las políticas a llevar adelante. Aseguró que no han tenido problemas con los jerarcas, excepto en Florida, donde se cerró un centro porque el intendente los echó del lugar. En este nuevo período esperan aumentar la cantidad de centros de 124 a 180.

Por Belén Riguetti

En 2014, los Centros MEC cumplieron siete años de existencia. Surgieron como respuesta a la falta de bienes y servicios culturales en el interior del país y en el Montevideo rural. En 2007 se reforzaron las políticas tendientes a formar a las personas en informática, entre otras cosas, por la puesta en marcha del Plan Ceibal.

Al final del año pasado se realizó una rendición de cuentas a la que tuvo acceso Caras y Caretas.

El documento señala que en el período “se desarrollaron 10.130 actividades socio-culturales, educativas y de popularización de la ciencia y tecnología. Para realizar estas actividades se contrataron 8.374 formadores, artistas y espectáculos y 1.313.264 personas participaron como espectadores y alumnos en las diferentes actividades realizadas. En cuanto al Plan Nacional de Alfabetización Digital, en estos 7 años de trabajo, 57.477 personas ingresaron a la sociedad de la información y el conocimiento participando de los talleres que prevén una aproximación al uso de las computadoras e Internet, lectura crítica de la información que aparece en la red, participación en las redes sociales, comunicación, comercio y gobierno electrónico”.

Con el inicio del nuevo quinquenio, las nuevas autoridades planean aumentar la cantidad de centros de 124 a 180.

Caras y Caretas habló con Glenda Rondán, directora de los Centros MEC, quien aseguró que, mientras esté en su puesto, buscará ampliar lo que ya se hizo.

“El trabajo que encontramos es espectacular, quienes estuvieron en esto desde el principio hicieron muy bien las cosas. Lo único que queremos es crecer. Tengo mucho interés en trabajar con más comunidades semi rurales; ya lo hacemos con algunas, pero quiero hacerlo en más”, dijo.

Con relación al público al que se dirigen, afirmó que es variado y no se limita a adultos mayores. “La gente va y viene. Nuestro público objetivo es muy diverso, no es que trabajemos específicamente con adultos mayores. Al Centro MEC van también niños y no importa la edad. Es, más que nada, un centro cívico ciudadano. Como dice la ministra [María Julia Muñoz], son la representación del Ministerio de Educación y Cultura en el territorio. Somos el soporte para trabajar con la enseñanza no formal. Servimos, además, de contención para que los niños y los adolescentes no estén en la calle”, señaló.

De todas formas, según lo explicó una de las integrantes del equipo, en alfabetización digital cerca del 80 por ciento de los participantes superan los 45 años y son mujeres.

El Plan Nacional de Alfabetización Digital (PNAD), es definido por el MEC como “uno de los pilares del Proyecto Centros MEC”. Se inscribe dentro de los esfuerzos por universalizar el acceso y uso de las tecnologías de la información y comunicación.

Además del PNAD, el plan lleva adelante otras actividades culturales vinculadas a las artes plásticas, las artes escénicas, la música, la fotografía, el audiovisual y la divulgación científica. Todas deben ser coordinadas con los distintos organismos del Estado, sean las intendencias u otros ministerios. Además, se asocian a empresas como Antel, que proporciona soporte técnico y conectividad.

“Hay toda una gama de educación no formal que se hace desde los Centros MEC. Por un lado, están las políticas que tenemos que aplicar, que tienen que ver con el programa de gobierno del Frente Amplio. Por otro lado, está el interés de que los ciudadanos y las ciudadanas se apropien del centro. Ahí es cuando empiezan a aparecer diversas solicitudes. Hay gente que pide, por ejemplo, un taller de escritura. También hay muchas personas que quieren aprender a tocar el tamboril”, explicó Rondán.

Sobre el contacto con los intendentes dijo que está esperando a que pasen la elecciones de mayo para iniciar la tarea de coordinación. En general han tenido buen trato con los jefes departamentales, excepto en Florida.

“No es que no tengamos problemas, por ejemplo el ex intendente de Florida, Carlos Enciso, nos echó del local. Teníamos firmado un convenio y nos echó”, dijo.

Rondán aseguró que el MEC no tiene capacidad económica para alquilar lugares propios, por eso busca firmar acuerdos con las distintas comunas.

“En este caso, el local era de la Intendencia. Debe ser porque estaba en campaña. En algunos casos las campañas nos perjudican, cuando el intendente antepone los intereses políticos a los del país. El Centro MEC no va a competir con los servicios culturales que brindan las intendencias. Nada tiene que ver con el partido al que pertenezca el jerarca. En algunos departamentos hay intendentes blancos y colorados y se ha trabajado perfectamente bien. A veces juega más la búsqueda del voto que el interés por los ciudadanos”, dijo.

Hay toda una gama de educación no formal que se hace desde los Centros MEC

El problema ya estaba instalado cuando Rondán asumió, pero aseguró que viajará a Florida para contar lo que pasó en la capital de ese departamento.

“Ya pronto vamos a tener otro local. Pero yo voy a ir a Florida, y lo que estoy diciendo acá lo voy a repetir en todos los canales y todas las radios. La gente tiene que saber lo que pasó y por qué se cerró el Centro MEC, para que después no le pasen facturas a este ministerio que no tiene por qué pagar”, aclaró.

Rondán dijo que no sabe, en concreto, cuáles fueron las razones que llevaron a Enciso a retirarle el local al MEC, ya que ella no formaba parte del equipo en ese momento. Caras y Caretas le preguntó a las integrantes del grupo sobre el asunto, pero prefirieron no hacer declaraciones.

“Yo no quiero ser injusta, no hubo algo que me dé para agarrarme y saber cuál fue la razón. Simplemente dijeron: ‘acá no pueden estar más’. Si en ese lugar no se podía estar, el intendente tenía la obligación de buscar un sitio alternativo. Enciso, para mí, siempre fue un buen amigo. Yo separo la parte personal de la política, o administrativa. Acá la cosa anduvo mal y no hay otra. Los que salieron perjudicados no fueron los Centros MEC, fueron los habitantes de Florida”, aseguró Rondán.

Proyectos

Además de aumentar la cantidad de centros, la directora quiere instalar nuevas bibliotecas físicas.

“Si bien entendemos que lo digital es importante y la alfabetización digital es fundamental para estar en el mundo de hoy, creemos que el contacto con el libro tiene que seguir existiendo. Estamos aplicando un artículo de la Constitución que dice que deberá haber en el territorio nacional bibliotecas populares y circulantes. Hemos instalado bibliotecas en Fraile Muerto, en Río Branco, en Eucalipto [región semi rural de Paysandú]. Ahora vamos instalar una en Las Carretas [barrio de Montevideo]”.

Si bien todavía no conversó con las autoridades montevideanas, Rondán piensa que un lugar apropiado para instalar un Centro MEC es Santiago Vázquez.

Sobre la decisión de instalar o trasladar un centro, dijo que en cada caso se hace un relevamiento previo. “No hay ninguna acción de gobierno que se pueda llevar adelante sin un diagnóstico. Después se plantean metas a corto, mediano y largo plazo. Cuando uno tiene un cargo, no sabe hasta cuándo va a estar, nadie viene a perpetuarse en la silla. Uno planifica mucho más allá de su gestión. Nosotros vemos mucho más allá del 2020”.

Rondán comentó el caso de un centro en Maldonado que fue trasladado desde San Carlos a La Barra. “No a La Barra donde va todo lo top, no, no, no. Se llevó a La Barra en donde están los asentamientos. Donde la gente que fue a trabajar se quedó”.

Rondán aseguró que además se ocupará de “las políticas de género”, porque “atraviesan cualquier política pública”.

“Si mi herramienta hoy son los Centros MEC, voy a de tratar de trabajar para erradicar la violencia doméstica, que nada tiene que ver con la pobreza ni con la educación. Es un fenómeno instalado en la sociedad y en el mundo. Nos hemos transformado en una sociedad violenta. Esto se empezó a agudizar después de la crisis de 2002”.

Centros MEC en números

El presupuesto asignado para el funcionamiento de los centros es de 16 millones 400 mil pesos, y para inversiones, 2 millones de pesos por año. En horas docentes gastan 26 millones de pesos por año. Además de lo asignado por ley, cada año piden un refuerzo. En 2014 se ejecutaron 24 millones 300 mil pesos. El equipo destacó que el 86 por ciento de los gastos se decide en “el territorio”. Esto quiere decir que cada coordinador departamental decide en qué se va a invertir el dinero.

“Es una verdadera política de descentralización, el equipo de dirección no resuelve, se conversa con los que conforman los Centros MEC. Nosotros contratamos docentes en alfabetización digital. Un lector malintencionado o que no esté avezado en estos temas, puede preguntarse qué se hace con ese mundo de horas docentes. En realidad, trabajamos en todo el país”, dijo.

La jerarca dijo que el aumento en la cantidad de locales requerirá un mayor presupuesto. “Vamos a pelear como corresponde” para tener más dinero, aseguró.

Eres el primero en comentar en "Cultura al servicio de la ciudadanía"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Compartir:
Leer entrada anterior
Volvió la sonrisa al Parque

Los tricolores volvieron a ganar y lo que en filas de Nacional consideraron más importantes, la vuelta de Iván Alonso...

Cerrar