PROYECTO «CUERPAS REALES, HINCHAS REALES»

Demoler los modelos hegemónicos

Visibilizar cuerpos de mujeres que cuestionen el modelo de representación hegemónica y los estándares de comportamiento asociados culturalmente al rol de la mujer, en un ambiente históricamente masculinizado como el fútbol, es el objetivo del proyecto fotográfico Cuerpas reales, hinchas reales, que reúne a más de 30 fotógrafas de Uruguay, Argentina y Chile.

Foto: Natalia Rovira

No alcanza con ensamblar una red de nervios, impulsos eléctricos, masa muscular, huesos, fluidos, piel, pelos. El cuerpo demanda otro elemento para definir su forma de ser y estar en el mundo. Exige la activación del signo, los significados, los sentidos: la cultura, la pérdida de la inocencia, el tránsito de lo natural a la red de redes simbólicas en la que el cuerpo se convierte en hecho político.

El precio que se paga por esa transformación es alto. A la vez que descubrirá el amor, el cuerpo tendrá que asumirse como una cartografía del dolor, la pérdida, la violación, los golpes, la prohibición de ser alguien distinto a lo que marca la norma. Aprenderá que el macho manda y la hembra obedece, que el pene somete y la vagina lo acepta. Si es varón y busca otro varón, si es mujer busca otra mujer, tendrá que soportar la condena del encierro. En la cancha de fútbol y en la tribuna conocerá las liturgias de la testosterona cotizando al alza, y tendrá que reconocer que ahí las viejas, nenas, minas, mamás, travas, trans, no binarios, no tienen pase libre.

Las constricciones culturales definen y someten. Pero no son más que constricciones. Son políticas aunque luzcan vestuarios sagrados o invoquen a la naturaleza como dogma. Y se les puede ganar la pulseada en la calle, en el discurso, en las imágenes, en los sonidos. El cuerpo entenderá que para acceder a los inexpugnables templos “machonormativos” hay que salir y reclamar. Hay que buscar y dar batalla por nuevos nombres para empoderar a lo disidente, para rediscutir las normas que disciplinan el deseo.

 

***

 

En 2019, la fotógrafa argentina Erica Voget decidió que su trabajo podía dar otro paso para amplificar las voces y cuerpos de esa resistencia política. Equipada con su formación y trayectoria en el campo de la fotografía documental, Voget salió a retratar las pasiones futboleras de mujeres y disidencias. Fue por los cuerpos, las cuerpas de su club, Gimnasia y Esgrima de La Plata, y las registró en sus casas, con sus altares a la camiseta, sus fetiches. Cada foto fue una historia de apasionada corporalidad. No se maquillaron los pliegues de la piel. No se cambiaron los nombres. No se cerraron los roperos. Ellas, las hinchas de Gimnasia y Esgrima, expusieron sus miradas desafiantes en la cocina, en el patio, en el dormitorio, en el club.

A partir de esa experiencia, dio el puntapié inicial para el proyecto Cuerpas reales, hinchas reales, para el que convocó a fotógrafas argentinas, chilenas, uruguayas, y conformó un colectivo con más de treinta artistas. El objetivo estaba muy claro, y así los escribió Voget: “Visibilizar cuerpos de mujeres que cuestionen el modelo de representación hegemónica y los estándares de comportamiento asociados culturalmente al rol de la mujer, en un ambiente históricamente masculinizado”.

En Uruguay, este proyecto tiene como protagonistas a un grupo acotado pero muy motivado de fotógrafas que está coordinado por la fotoperiodista Natalia Rovira, quien se conectó a este emprendimiento a través de su colega argentina Nadia Petrizzo. “Ella, que trabaja con mujeres del club River Plate -explicó Rovira-, me contó que había una convocatoria a nivel latinoamericano con esta temática, y que, ya que conocía mi trabajo, me veía el perfil para participar. Vengo trabajando desde 2018 con deportes femeninos, contando historias de deportistas de varias disciplinas, y algunos proyectos puntuales los orienté como para caracterizar deportes que se han desmasculinizado. Todo cuadraba muy bien, entonces me postulé al llamado y quedé. Ahora el colectivo está formado por más de treinta fotógrafas”.

Además de Rovira, que está trabajando con hinchas de Nacional, el colectivo uruguayo está integrado por Florencia Manggiarotti (Liverpool), Mari Parrado (Danubio), Tina Peache (Villa Española) y Lucía Martí Pastre (Bella Vista). Ellas se reúnen cada quince días para analizar los registros realizados, discutir nuevas ideas. “Pero sobre todo para darnos aliento y seguir construyendo cada una su serie”, subrayó Rovira. “Para todas es un gran desafío, tanto para las que tenemos más años en esto como para las que están haciendo sus primeras experiencias en la fotografía documental. Pero todo enriquece al grupo. Corre una energía, lo que se enriquece con el folklore que tiene el fútbol, sus pasiones. Hablar de fútbol en países como Argentina, Chile y Uruguay es hablar de identidad”.

 

***

 

“Somos más de 30 fotógrafas latinoamericanas para plasmar en una serie fotográfica el sentido de pertenencia que atraviesa la historia de miles de mujeres que viven intensamente los colores de sus equipos”. El desafío, siguió Rovira, es reflejar cuerpos diversos. En esta colección de fotos no hay estereotipos ni clisés de belleza: “Estos esquemas han operado y siguen operando en contra de nuestros derechos y libertades fundamentales”.

En cada caso, en cada hincha, “nos involucrarnos con sus entornos, sus casas, sus espacios. La gran mayoría de las sesiones fotográficas se realizaron en los hogares, aunque por tema covid fuimos buscando espacios abiertos como azoteas, patios o incluso en las puertas de cada casa. Ser mujeres fotografiadas por mujeres da otra confianza; es una forma de sentir que ese es su momento, su historia, su cuerpo, que están dentro de un marco de respeto e igualdad. Esto permitió que cada sesión fluyera de inmediato. La gran mayoría de fotos de mi serie son dentro del hogar, y allí fui recibida con gran cariño y apoyo”.

De estas experiencias documentales se refleja un cambio en la situación de mujer. “Las mujeres se apoyan, hay hombres que dan espacios”. Sin embargo, hay mucho camino para recorrer: “Todavía falta mucho cambio de mentalidad, por eso este tipo de proyectos colectivos te impulsan y te fortalecen. Es que el fútbol también es nuestro, de las mujeres. Nosotras lo vivimos con la misma pasión que los varones. Lo jugamos, dirigimos equipos, arbitramos. Es de todos y para todos”.

Un signo valioso de ese cambio, reconoció, es que “las hinchas de Nacional en su gran mayoría enseguida dieron el ok. No dieron vueltas. Estaban muy entusiasmadas, contentas de poder participar en algo que les diera visibilidad, que las empoderara. Ahora, a nivel más de barras o colectivos de Nacional, fue más difícil convencerlas. Exponerse también es un riesgo. Pero fue todo un desafío. A nivel de colectivos Nacional es fuerte. Sus mujeres tienen miradas sobre el futbol y el manejo institucional bien interesantes, militan por igualdad y respeto en las canchas y afuera. Portan sus propias banderas de lucha”. Esto es muy positivo ya que en el contexto local los clubes no tienen comisiones de género, un elemento clave para afirmar procesos de cambio. “En Argentina, sin embargo, se avanza más rápido y los clubes apoyaron en su gran mayoría desde el día uno”.

El proyecto Cuerpas reales, hinchas reales tendrá una instancia clave el 7 marzo, cuando el conjunto de series fotográficas de Chile, Argentina y Uruguay se exhiba en Tecnópolis, Buenos Aires, según informó Rovira. “La idea, además, es que sea una muestra itinerante y que recorra los tres países participantes. El material es tan rico que no se puede desperdiciar. Nuestro sueño es poder exhibirlo acá durante las actividades del 8M”.

 

Muestra
El resultado de la producción de todas las fotógrafas que integran este colectivo será presentado, en una primera instancia, de manera virtual en el marco del Día Internacional de la Mujer (#8M2021) y, si los protocolos Covid-19 lo permiten, se realizará una muestra fotográfica. Cada fotógrafa realizará una serie individual de entre 10 y 15 fotografías; y para la muestra colectiva quedará un retrato por club de fútbol, totalizando 31 fotografías.

 

2 comentarios en «Demoler los modelos hegemónicos»

  1. Avatar La Verdad Ilumina. | el 28 febrero, 2021 a las 1:29 pm |

    El divisionismo de género, es un malentendido meramente materialista, limitado y limitante, excusado en el machismo, pretende desdibujar los atributos Naturales de lo Femenino y Masculino.

    Para el Universo ambas fuerzas son de igual importancia, pero la Energía Femenina es considerada débil y la Energía Masculina fuerte.

    Todos y cada uno de los Seres Humanos, ya tuvieron encarnaciones en cuerpos masculinos y o femeninos, El Alma no tiene género pero sí se inclina en libre elección, por la Energía con la que se siente más cómoda en su devenir y misión, eso explica porqué existen mujeres masculinizadas y hombres afeminados y nadie es 100% masculino ni 100% femenino.

    La homosexualidad es una distosión pero nó una enfermedad ni un crímen contranatura, solo raya en lo patético, cuando el Ser recurre a la cirugía, se torna regresivo y atrasa su evolución, en un marasmo material, por ser quien nunca vá a ser..

    Si el Universo puso un alma femenina en un cuerpo masculino o viseversa, es porque esa Alma necesita esa experiencia en su evolución, toda vida es acordada y aceptada por cada Alma, antes de encarnar en un cuerpo material.

    El problema es que el ser humano ha perdido la memoria de vidas pasadas por su involución histórica en este plano material, Planeta(aula), algo que está a punto de recuperar por simple Mecánica Celeste y los inminentes profundos cambios energéticos para los que el Planeta a la vista de todos ya está en preparación.

    Tres cosas que cesarán a la Luz de una Nueva y Profunda Conciencia: La Homosexualidad, el Comunismo y las Cárceles.

    Inoculación de odio.
    Futbolizar la política, futbolizar el género, futbolizar para el divisionismo y la auto hostilización de la Sociedad y La Naturaleza de las Cosas; Desgastando su fuerza vital y psíquica, caos para el control mental y social, otra Agenda Global manipulada y fundamentada en la vieja máxima Romana «DIVIDE Y VENCERÁS» que sobrevive hasta nuestros días, a manos de lo que se conoce como: Sistema de Control Dominio y Manipulación/Sistema Financiero Internacional.

  2. Wow, que foto! Se ve que el fotógrafo se rompió la cabeza sacándola! Entre La Republica, El País, y Tenfield se pelean por las fotografías periodistas pero compuestas del país. Cero composición, cero utilización de la luz, cero sentido estético y por supuesto cero concepto de belleza, algo absolutamente alíen. Me pregunto que sentirán estos fotógrafos o fotógrafas cuando ven el NYT, o el Guardián, o mismo las fotografías de algunos medios sudamericanos….no les da un poquito de vergüenza, ganas de sacar mejores fotos, de probar fotografía editorial, etc…? DUELE ver las fotos de este diario (y de la gran mayoría, lamentablemente). POR FAVOR HAGAN UN ESFUERZO Y APRENDAN!

Comentarios cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
Cifras distintas para una misma obra

Por Víctor Carrato.

Cerrar