Día Mundial de la Vasectomía: por una paternidad responsable

El Día Mundial de la Vasectomía tiene hoy como principal objetivo promover un método anticonceptivo seguro y eficaz para el sexo masculino, y concientizar sobre la necesidad de una paternidad responsable.

Esta efeméride –celebrada el tercer viernes de noviembre- también apunta a desmitificar las falsas creencias acerca de este procedimiento alternativo.

La jornada –surgida en 2013- busca reducir el número de embarazos no deseados, y llama a la población masculina tener en cuenta la planificación familiar.

De acuerdo con la literatura médica, la vasectomía o deferentectomía es un método de control natal que consiste en una intervención quirúrgica bajo la modalidad sin bisturí.

El procedimiento ambulatorio es realizado por un urólogo mediante una pequeña incisión en la parte anterior del escroto, efectuando la sección y ligadura de los conductos seminales o deferentes.

Los espermatozoides se siguen produciendo en los testículos y el semen seguirá manteniendo su color, textura y cantidad.

Puntualizan los urólogos que la vasectomía -un proceso de 30 minutos con anestesia local sin necesidad de hospitalización- tiene un 99 por ciento de efectividad.

Este procedimiento –con una recuperación postoperatoria entre tres y siete días- es reversible, al cual se le denomina vasovasostomía.

En uno de cuatro mil casos puede ocurrir una reversión espontánea, subrayan los expertos.

Un porcentaje considerable de la población masculina en edad reproductiva se abstiene de utilizar este método anticonceptivo, debido a las falsas percepciones, tabúes y mitos.

Está demostrado que no afecta la erección del pene, se mantiene el deseo sexual, no causa cáncer, ni mucho menos modifica las preferencias sexuales.

Compartir: