SE REVELA UN MODUS OPERANDI DIFERENTE

El 18 Brumario de Manini Ríos

Las apetencias sobre ministerios de política social, cuando se lo imaginaba atrincherado en Defensa, evidencia otro aspecto no percibido de Manini: su bonapartismo.

El 18 Brumario de Manini Ríos

Por Javier Zeballos

Cabildo Abierto es una incógnita. Lo que nadie puede negar es que se trata del mayor efecto disruptivo del sistema de partidos uruguayo desde 1985 a la fecha. Nunca emergió un nuevo partido que lograra más del 10 % de los votos a nivel nacional. Además, a ritmo de vértigo en nueve meses.

Sin embargo, su parto verdadero tiene incubaciones más extendidas en el tiempo. Si bien remite a la dictadura, hunde sus raíces en la acción política de la familia Manini Ríos y expresa no solo a la JUP sino al riverismo que se erigió como el intento conservador de frenar al batllismo. Cien años después repiten la faena.

Su último video previo al balotaje, señalado cómo posible elemento distorsionador del comportamiento electoral, lo expone como representante de un fascismo autóctono renovado. Pero el avance de la ultraderecha no es cuantitativo sino cualitativo. Siempre estuvieron ahí pero obligados a votar por corrientes blancas o coloradas que nunca los representaban totalmente.

En cambio, Manini comienza a revelar un modus operandi diferente. Es probable que se lo llegue a definir como populista de derecha y hasta se lo emparente con el peronismo más autoritario, pero su aparente rumbo poselectoral remite al bonapartismo del Segundo Imperio Francés parido en 1851.

 

La historia como tragedia y farsa

Una de las más famosas frases de Carlos Marx es la que abre su libro “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” y dice: “Hégel hace notar que en la historia universal, los grandes hechos y los grandes personajes se producen, por así decir, dos veces. El ha olvidado añadir: la primera vez como tragedia, la segunda como farsa”.

Aquel libro fue escrito por Marx en medio de los sucesos acaecidos en Francia a partir del 2 de diciembre de 1851, cuando el gobernante Luis Bonaparte dio un Golpe de Estado al no poder ser reelecto por impedimento constitucional.

Ese día, Bonaparte, autoproclamado como Napoleón III, determinó el fin de la República y el inició del Imperio Francés al que, mucho tiempo después, los historiadores llamaron Segundo Imperio, para diferenciarlo del Primero que había instaurado Napoleón Bonaparte a inicios del siglo XIX, cerrando en clave restauradora el ciclo abierto por la Revolución Francesa.

El curioso título puesto por Marx alude a la fecha elegida para consumar el Golpe de Estado, ya que el 2 de diciembre era el aniversario de la coronación de Napeoleón Bonaparte como Emperador de Francia en 1804.

18 Brumario era la fecha y el mes, denominado así por el calendario republicano francés, en la que Napoleón había dado su propio golpe contra el último Directorio Revolucionario en 1799.

Marx lo usó como sinónimo de Golpe de Estado para exponer la soterrada lucha de clases que condicionaba las circunstancias “que permitieron a un personaje mediocre y grotesco, representar el papel de héroe”, comentó Engels al prefació de una edición posterior.

 

El bonapartismo

El libro retrata la acción del movimiento bonapartista poniendo en evidencia dos de sus características principales y entrelazadas: su militarismo y la beneficencia puntualmente dirigida.

El objetivo de Luis Bonaparte consistía en seguir gobernando pero ya con poderes extraordinarios. Así, abolió la República nacida de las revoluciones democráticas de 1848, instauró una férrea censura de prensa y un control militar total.

Marx puso la lupa sobre la forma de hacer política de Luis Bonaparte quien, en 1849, “bajo el pretexto de crear una sociedad de beneficencia, había organizado en secciones secretas la canalla proletaria de París (se refiere al lumpenproletariado). Cada sección era dirigida por los agentes bonapartistas y en la dirección del conjunto había un general bonapartista.” (Marx, obra citada, página 78 de la primera versión publicada en lengua castellana por la Editorial Claridad, Buenos Aires, 1936).

De destaca la definición que usó Marx para explicar al bonapartismo como un tipo de ajuste capitalista con tres características principales: ejército poderoso, el líder violando la constitución y una beneficencia organizada en forma militar y dirigida a ordenar al lumpeproletariado urbano. Vale recordar aquí la propuesta de Manini para que el ejército “reeducara” a los Ni-Ni.

La repetición farsesca de una tragedia anterior alcanza a Manini parodiando un artiguismo hueco, relleno de retórica con gesto marcial al uso de los comunicados militares emitidos con la banda sonora de la marchita militar de la dictadura.

El discurso restaurador del viejo orden político, patriarcal y patronal, seguirá allí siempre a mano, pero es probable que ceda paso a la exageración de su tarea diaria para exaltar el momento histórico representado por una glorificación de su ascenso al poder. De allí que las referencias familiares adquieran un asordinado papel de revancha.

Cabe que preguntarse si acaso es lo único que lo une a Lacalle Pou y su posible rencarnación en farsa del trágico gobierno de su padre (caso Berríos – Banco Pan de Azucar – represión del Filtro sumada a la suspensión de los Consejos de Sarios y a una brutal transferencia de ganancias hacia los sectores ricos mediante la receta neoliberal).

Cuenta Marx que en medio de las luchas democráticas en Francia, un proletariado inmaduro quedó solo y aislado frente a todos los demás sectores sociales que fueron arrastrados por la clase dominante que se autoproclamaba “salvadora de la sociedad”, y aleccionaba a sus huestes con sus cuatro leit motivs: propiedad, familia, religión y orden.

Sin embargo, poco tiempo después, describe Marx “los mismos burgueses fanáticos partidarios del orden fueron fusilados en sus balcones por una soldadesca ebria, y el santuario de sus casas fue profanado cuando la escoria de esa burguesía terminó por constituir la falange sagrada del orden mientras el héroe, cual crápula (Napoleón III) entraba en el Palacio de las Tullerías como salvador de la sociedad”. Cualquier comparación de aquellos sucesos en la Francia de mediados del siglo XIX, con el Terrorismo de Estado de la Dictadura al servicio de una minoría, no es pura coincidencia.

Pero su repetición en el futuro, como tragedia y como farsa, dependerá mucho de la más clara y radical defensa de la democracia que podamos levantar como bandera y como construcción política real ante este neofascismo restaurador. Por el contrario, los integrantes de la llamada coalición multicolor hasta ahora callan y otorgan. La historia uruguaya tiene antecedentes que demuestran el peligro de jugar con este fuego. El futuro dirá si por la defensa de intereses estrechos algunos prefieren quemarse.

 

30 comentarios en «El 18 Brumario de Manini Ríos»

  1. En cualquier momento le descubren una veta estalinista, y lo pasan directo p’al FA, para deleite de los camaradas del PCU !!!

  2. No me gusta nada un general que le faltó el respeto públicamente a su presidente.Este tipo gritó » síganme los buenos» como el Chapulín Colorado. Y ahí saltaron los q estaban deseando seguirlo. Cuquito debería tener en cuenta a Napoleón:»Las bayonetas sirven para todo, menos para sentarse encima».

  3. Zeballos, sos un pitoniso. Decime los numeros del 5 de oro. Patetico y triste. Es increible que un evidente progresista que seguro (como todos los marxistas vernáculos)denosta cualquier cosa que evidencie nueatra continuidad cultural con Europa utilice para justificar su natural siembra de odio (patrimonio de los marxistas americanos) un libro escrito por un Europeo. Como decía una vieja propaganda comunista caracterizada por su falta de respeto «PARADOJA».

  4. Qué artículo burdo. Antes de redactar, estudie la Historia. Él 18 Brumario se da con Napoleone Napoleón) Bonaparte el 11 de noviembre de 1799, y Usted pone siglo XIX, además se lo adjudica a Luis, tergiversa la Historia.

  5. El bobo que escribió este artículo no tiene ni idea de historia. Antes mandaba a leer libros de economía, ahora también de historia

  6. Un artículo totalmente mamarrachesco. La farsa la escribió que hizo la nota.

  7. Avatar Gustavo Figueredo | el 8 diciembre, 2019 a las 2:03 pm |

    Un mamarracho, como casi todo en esta revista. El artículo tiene serios errores históricos, todo para hacerlo tendencioso. La verdad que dan lástima.

  8. Manini, nuestro «gran artigas», quien propuso aumento igualitario para TODA la tropa y oficialidad. Después, no le dieron bola y aumentaron un 80% al soldado y marinero de 1^, si fuera por el, ganarían 12.000 en vez de 19.000. De esas » diez más «, ni Sr gasten detractores » demócratas » Dr etiquetarme porque voté con ustedes, pero no me defiendan a esteeste peligroso chanta con mentalidad del siglo XlX.

  9. Excelente! Es asi

  10. Esto no tiene ni pies ni cabeza. Un artículo bastante trasnochado y forzando una realidad actual para que coincida con la historia. Y al final habla de neofacismo conservador? Pahhhhh Una ensalada de fruta.

  11. Javier ; Te acordas cuando esta revista le hacia reportajes a Manini en pagina central y le preguntaba por li nini y pir la patria grande? De alcahuetes de Manini a criticarlo. Tipico de los bolches como el cubano de Leandro Grille.Siempre buscando un milico para la izquierda,este simplemente los eñgano a todos.Eso les pasa por miliqueros.

    • Este comentario me hizo acordar a las ocupaciones de 1996. No sé si me alegro o preferiría que me hipnoticen, empiece a pensar que vengo de otra galaxia y no recuerde más nada

  12. Realmente no he leído en los últimos tiempos algo( no sé cómo llamarlo) tan traído de los pelos. Si lo que quieren es que sus lectores odien a Manini, díganle que le pega a su mujer y nietos, que se queda con la pensión de la abuela o sale de noche a asustar ancianas, pero no escriban pelotudeces. Además asociando chorizo con velocidad, que tiene que ver Marx,Napoleón o Aristóteles con nuestra realidad. Propio de comunistas, hacerse el bocho e intentar filosofar, siempre algún nabo los escucha.

  13. Dejémonos que el quinquenio 2020/2025 hable,y no nos adelantemos a los nuevos rumbos que la nueva coalición partidaria pueda brindarnos a los uruguayos.

  14. Artículo plagado de errores históricos. Imagino que si la revista tiene un minimo de honestidad intelectual y periodística saldrá reconocerlos y a pedir disculpas en el próximo numero.

  15. Un articulo totalmente tendencioso y falto de responsabilidad de quien lo escribey de ésta publicación.

  16. Ya escriben cualquier cosa dejen de ensuciar a Manini Rios

  17. hace días que procastino. Quizás sean los vicios de la ciudad que me atrapan, que porquería!. Ya es hora de que vuelva al monte y me evada de toda la realidad aumentada.
    Jajotopáta che anguiru kuera!

  18. Todo bárbaro no sé quién es el que tiene más razón, pero es bastante atinado en compararlo así fuera antes o después con las hordas fascistas con la biblia bajo del brazo..el semanario escribe y discurre en lo que pueda ser interesante, el país , el observador , etc, acompañado de medios en general son los que enferman a la gente y no sé les cae un lagrimón…por favor , ustedes para ser anti marxistas nesecitan nada más que un cara de loco como maníni les pegue un grito y matan en pos de la democracia..son un peligro, sino fíjense en la zona que tendrán sendondos ejemplos del autoritarismo hipocrita

  19. Javier es usted un gran periodista , pero creo que se está superdimensionando y dramatizando a la personalidad de Manini . Un saludo

  20. El articulo aturulla un poquito con la mezcolanza historica. Ademas la cosa empeora con tantos Bonapartes.

    El 18 Brumario de Luis Bonaparte fue en diciembre… en relalidad el 18 Brumario corresponde al 9 de noviembre del calendario gregoriano. La obra de Marx utiliza la expresion 18 Brumario como sinonimo de Golpe de Estado…que fue lo que dio Napoleon Bonaparte al Directorio el 9 de noviembre de 1799 y tambien Luis Bonaparte en diciembre de 1851.

    O sea, el articulo no esta plagado de errores historicos…. pero no esta muy bien redactado y para el que no presta atencion induce al error.

    Dicho lo anterior….no creo que nada de lo escrito por Hegel sea aplicable a esta manga de payasos que tenemos de politicos.

  21. Creo que al periodista se le fue la mano y se fue al carajo!! Este energúmeno de Manini lo género el propio FA,lo dejamos crecer y detrás había un montón de fachos,neonazis y amantes de las botas agazapados !! Crecieron bajo su sombra,debemos hacer una oposición inteligente,porque detrás de todo lo que prometió LLP y no va a cumplir estaremos nosotros capitalizando y demostrando porque gobernamos 15 años !!

    • Que dicho sea de paso VAN A SER LOS ULTIMOS!!!! AGASAPADOS Y MENTIROSOS; LADRONES Y CORRUPTOS SON USTEDES Y LO DEMOSTRARON GOBERNANDO!!!!!! NO FUE MANINI QUE LOS SACO FUE EL PUEBLO!!!!

  22. Que traído de los pelos…y trasnochado artículo..sin un hilo conductor real en donde juega a definir cosas sin las variables de la actualidad. Subestimando con ese paralelismo bizarro a los lectores.

  23. UN COMENTARIO PARA DEFINIR LO QUE SOS ZEBALLOS: HDP VENDE PATRIA!!!!

  24. Que dicho sea de paso VAN A SER LOS ULTIMOS!!!! AGASAPADOS Y MENTIROSOS; LADRONES Y CORRUPTOS SON USTEDES Y LO DEMOSTRARON GOBERNANDO!!!!!! NO FUE MANINI QUE LOS SACO FUE EL PUEBLO!!!!

  25. Si Manini le hubiera dicho que si a Mujica que le pidio respaldo para el balotage.Como decía mi abuela:»Otro gallo cantaría»

  26. Mejor para pinocho que se de un baño de pureza a ver si se limpia la conciencia de los que dejó morir por falta de medicación

Comentarios cerrados.

Compartir: