Ante la guerra microbiana

El narcisismo o la gloria

Por Federico Fasano Mertens.

Lacalle pou nota fasano

Seguimos teniendo millares de infectados todos los días y no conseguimos bajar el medio centenar de muertos diarios.

A esta altura de la pandemia, ya nadie puede dudar que la libertad responsable fundada por nuestro presidente el 13 de marzo de 2020 se hizo trizas.

Hoy no solo ocupamos el primer lugar de infectados en el mundo, sino que ascendimos al tercer lugar del planeta Tierra, en muertos por millón de habitantes, solo detrás de Hungría y Bosnia-Herzegovina, en un ranking de 198 países representados en la Organización de Naciones Unidas.

Si la primera ola microbiana fue controlada en nuestro país, no fue mérito de la “libertad responsable”, sino de una combinación de factores entre los que destacaron el temor a lo desconocido, el cierre de fronteras, nuestra pequeña densidad demográfica y el fortalecido sistema sanitario legado por la izquierda uruguaya.

Mientras esos factores asombraban al mundo por la insignificancia de infectados y muertos en Uruguay, el presidente dejó de hablar de libertad responsable.

Volvió a apelar a los dos vocablos que conllevan un antónimo en su seno cuando la anunciada ola llegó a nuestras costas y tuvo que optar entre aplicar como estadista las restricciones obligadas o apelar al laissez faire, laissez passer, lavarse las manos y dejar el navío al garete, bajo el falso eslogan de libertad responsable.

Al agregarle el aditivo “responsable” a la palabra mágica “libertad”, nuestro presidente cometió un burdo oxímoron, una real contradicción, porque la libertad sin el límite de la responsabilidad es una entelequia, no existe. La libertad es sinónimo de derechos, pero no hay derechos sin obligaciones. El viejo y arañado apotegma “tu libertad termina donde empieza la libertad de los demás” fue olímpicamente ignorado por nuestro mandatario, erigiendo a la libertad como la gran excusa para mirar al costado de la vida. Y también al de la muerte.

Pero lo peor no es el oxímoron, sino el significado que le dio al vocablo responsable: “Esa libertad es responsabilidad de ustedes, el Estado no la va a controlar”. Ni Proudhon, ni Bakunin ni Kropotkin se hubieran imaginado tamaño anarquismo liderado por un presidente admirador entusiasta de la derecha universal.

Nuestro prescindente presidente Luis Lacalle Pou  parece empeñado en superar a los narodnikys, arrojando el Estado al basurero de la historia, ubicándolo en el museo de la antigüedad junto a la rueca y el hacha de bronce.
Se olvidó, sin embargo, de que esa es la última etapa de la emancipación, antes hay que pasar por la sociedad de ciudadanos iguales en la que nunca creyó. Todavía está a tiempo de devolverle al Estado su incumplido rol de escudo de los débiles. He ahí su hercúlea tarea, más difícil que limpiar los establos de Augías. ¿Se animará?

De ello depende que se transforme en el estadista  que empuñó en la tormenta perfecta el timón de la República, arriesgando acciones dolorosas ajenas a toda demagogia, dictando y dirigiendo todos los días los partes de guerra, o simplemente se convierta en una brizna de la historia sin recuerdo ni memoria.

Aún está a tiempo. Entre el narcisismo y la gloria, no puede dudar ni un instante.

5 comentarios en «El narcisismo o la gloria»

  1. TEJANO | el 23 abril, 2021 a las 6:15 pm | Responder
    APARTE DE LAS ACTUACIONES TEATRALES DEL QUE SE IBA HACER CARGO, CON LA ÚNICA FINALIDAD DE ENGAÑAR A LOS CIUDADANOS, NO SE VISLUMBRAN MEDIDAS CONCRETAS PARA A NEUTRALIZAR LOS EFECTOS DE LA PANEMIA.
    LAS VIDAS SE VAN Y LA FAMA ES PURO CUENTO.
    LA INOPERANCIA, INEPTITUD Y PERVERSIDAD DE ESTE GOBIERNO, CUYO ÚNICO PROPÓSITO ES CONFUDIR A LA POBLACIÓN Y AGUARDAR QUE MUERAN LOS QUE TIENEN QUE MORIR.
    CUÁL ES LA DIFERENCIA CON LA ACTITUD DEL GOBIERNO DE BOLSONARO FRENTE A LA CATÁSTROFE, QUE AQUELLA ES EXPLÍCITA EL NUESTRO TRATA DE OCULTARLA CON CONFERENCIAS DE PRENSA SIN CONTENIDO.
    LO MISMO PASA CON LA PRIVATIZACIÓN DE SERVICIOS Y DESHUMANO TRATO A LOS MÁS VULNERABLES.
    SI NO LLEGAMOS A JUNTAR LAS FIRMAS EXIGIDAS CONTRA LA LUC DENTRO DEL PLAZO QUE SE NEGARON A PRORROGAR, SIN LUGAR A DUDAS HABREMOS COSECHADO UNA NUEVA DERROTA.

  2. La verdad que a mí el presidente sólo me produce asco, repulsión.

  3. La verdad que semejante articulo , es demasiado para la compresión lectora del presidente.Su nivel intelectual le da solo para directivas de Duran Barba.

  4. Viendo el odio desatado en las redes, creo que podemos hablar de que nuestra sociedad se encuentra en el periodo de fascistización, no le es necesario a la burguesía uruguaya el fascismo como se le conoce en la historia,con las nuevas tecnologías de la comunicación, han
    logrado aquello que decía Malcolm X «.cuidate de los medios de comunicacion, porque vas a terminar odiando al oprimido y amando al opresor»….

  5. paulina Asecas de Padisha Cuesho Casaravisha Bobadisha Aveshaneda Paolisho Besho Padisha Batshe Lakkkashe | el 24 abril, 2021 a las 10:34 pm |

    Suscribiría a Gabriela B. Breve y real.
    Hoy perdí bien.

Comentarios cerrados.

Compartir: