El presidente y la muerte. Capítulo III.

Por Héctor Acosta García.

Luis Lacalle Pou, presidente de
Foto: Dante Fernández.

(Un cuento de ficción. Cualquier semejanza con la realidad, es pura coincidencia.)

 

«No se pueden medir en número; cada muerte es una tristeza”, sentenció el Ithan Jant gobernante, ante al séquito de periodistas que lo consultaban por el creciente nivel de fallecimientos por coronavirus que venía registrándose en aquel pequeño país latinoamericano. “¿Cuántas son muchas muertes?; ¿10, 20, 70?, ¿Cuántas son?”, increpó, mientras se “tiraba una selfie -esta vez de torso cubierto- con dos chicas que se le apersonaron en su paseo por la principal plaza capitalina.

No obstante desaprensiva, la pregunta del mandatario apuntaba a una cuestión que hace a la esencia misma del ser humano; y que -en esta coyuntura de pandemia- ubica la dimensión exacta del drama que esta había desatado en la sociedad. Como afirmara el “personaje de la historieta”, “cada muerte” constituye, en sí misma, una fuente de “tristeza”. Una tristeza generalmente acompañada por un dolor espiritual intenso; muchas veces, también, profundo. Pero en ocasiones, un dolor capaz de implosionar y estremecer desde la raíz misma nuestra capacidad de sufrimiento, individual y colectivamente; en tanto nos restriega, descarnadamente, nuestra conformación existencial efímera; nuestra fragilidad, nuestra impotencia ante la pérdida irreversible, irreparable e insustituible.

¿Cuántas son, entonces, muchas muertes? En términos del individuo común, en valores colectivos de la sociedad, en formulaciones políticas, religiosas: ¿hay un número, un valor que define las MUCHAS MUERTES? ¿Cuál es, en todo caso, la unidad de medida de la muerte? ¿El número de casos, la tristeza que conlleva, el grado de dolor individual o colectivo que genera?…

La pandemia aumentaba su tenor de contagios y su letalidad. Un informativista se negaba a dar la noticia del número de muertos por Covid de ese día: «Si tenés 70 muertos, anunciálo vos; anúncielo usted, señor presidente», señaló en su audición, al aire.  La campaña en las redes de whatsapp, facebook y demás medios informáticos subía en intensidad. Una placa con un 2.000 en grandes caracteres, aludía a la cantidad de fallecidos hasta la fecha. Como reguero de pólvora se difundió en los lugares conocidos, y llegó a “La Cumbiamba”, un sitio de familiares y amigos en común. El comentario de Carla fue inmediato: “1.999…¡y mi papá!”.

“¡El corazón se me hizo añicos!” – confesó más tarde, entre lágrimas, uno de los integrantes del grupo. ”¡Me sentí tan unido a ese dolor, a esa tristeza, a esa pérdida irreversible de Carlitos!” “¡Creo que todos en el grupo lo sentimos igual, porque durante varias horas, nadie atinó a agregar ninguna reflexión más en el whapp!”, agregó “Tal fue la sensación de ausencia, ¡de soledad!. De besos y de abrazos, de sonrisas y de mimos que sólo quedarían en el escondite íntimo de los recuerdos, junto al reproche de “no haberte abrazado más”; de un “m`hijita” que ya no endulzaría los oídos y el alma…! En ese duelo eterno a que nos somete la muerte y que todos debemos sobrellevar, con la rebeldía de jamás acostumbrarnos…”, concluyó.

Seguro que para Carla, para quienes la conocen y la quieren -como conocieron y quisieron a su padre, Carlitos-, pero también para Liliam y Raúl, a quienes el Covid  les arrebató a Juanjo, su hermano de la vida; para Diego, Alejandro y Micaela, a quienes les llevó a su padre; para Rodolfo y Patricia y Julio, y María Rosa y Susana y …para tantos a quienes el Covid les quitó un ser querido, o sencillamente, son fervientes defensores de la vida: ¡¡UNA muerte, ya es MUCHAS MUERTES!!

En todo caso, la interrogante planteada por el Ithan Jant en el gobierno, es una cuestión que cada quien deberá responder por y ante sí. ¡Incluído el mismísimo Presidente!

(Continuará)

Hagar.  Héctor Acosta García.

2 comentarios en «El presidente y la muerte. Capítulo III.»

  1. EL MUNDO QUEDÓ ATRÁS
    + + +
    El pelotón que nos persigue se va quedando cada vez más lejos.
    Nuestro  país se consolida en el indeseable primer lugar en muertos con covid en el mundo. En el promedio de los últimos 7 días, por millón de habitantes.
    La tabla de los diez primeros es:
    .
    ====================
    1) Uruguay: 17,11
    2) Macedonia: 14,54
    3) Hungría: 12,76
    4) Paraguay: 11,80
    5) Croacia: 10,68
    6) Bosnia: 10,41
    7) Brasil: 10,30
    8) Bulgaria: 10,01
    9) Argentina: 9,51
    10) Colombia: 8,84
    ====================
    .
    El promedio de Sudamérica es de 8,43.
    La noticiada India presenta 2,73.
    Sí, más de seis veces menor que nuestro país.
    Los datos son del sitio Our World in Data, de la Universidad de Oxford.
    Esto ya no es el golpe de una peste que está asolando a todos. Ahora somos una singularidad, un contraejemplo de manejo de la pandemia. Un caso excepcional.
    Los países que estaban peor que nosotros lograron mejorar con fuertes restricciones a la circulación del virus, bajando la movilidad, y con controles estrictos del cumplimiento del uso de protección física (mascarilla nasobucal y distanciamiento) en todos los espacios de uso público.
    Los uruguayos deberíamos estar en alerta total con este tema. Sin embargo el buscador nos dice que los «trend topics» son la actriz Isabel Macedo, el futbolista Eden Hazard, la ex modelo Denisse Dumas, Delfi Ferrari ?, la esposa de Toti Pasman, las elecciones universitarias, la ley de perros peligrosos y las etapas del giro de Italia.
    Como dijo el director de Paysandú, algo pasa con nuestra salud mental.

  2. Avatar Gonzalo Gonzalez | el 11 mayo, 2021 a las 1:15 am |

    Hoy murieron otra cantidad grande de compatriotas. Presidente: ¿Cuántas son para usted muchas muertes? Deje por un ratito el déficit fiscal y piense en salvar más vidas. Estamos por habitante en los dos últimos meses entre los peores del mundo. ¡Reaccione presidente!

Comentarios cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
coronavirus, covid, covid-19, pandemia, MSP, tapabocas, barbijo
Uruguay superó los 3.000 muertos por covid-19

Actualmente hay 25.961 casos activos, 537 de ellas se encuentran en centros de cuidados críticos.

Cerrar