El presidente y la muerte

Por Héctor Acosta García.

presidente

(Un cuento de ficción. Cualquier semejanza con la realidad, es pura coincidencia.)

 

“Si cerramos los bares, mato a los mozos”, argumentó el “Ythan Jant” local, ahora en su rol de Presidente.

 

De esa forma, intentaba justificar la no adopción de medidas restrictivas de la movilidad ciudadana,  que amplios sectores de la sociedad –incluida la intelectualidad científica- le reclamaban, como estrategia indispensable para la baja de las muertes por coronavirus, que asolaban aquella pequeña y orgullosa república.

La nueva vara ética que la precisión del mandatario establecía, daba por tierra con preceptos básicos hasta entonces muy arraigados en esa sociedad.

En primer lugar, la vida dejaba de ser el bien más preciado a preservar; en tanto que un provisorio cierre laboral, era compatible con la muerte en términos humanos; con un dejar de respirar, de latir el corazón, de sentir afectos y dolores, de tener sensaciones y esperanzas, frustraciones y sueños, de reunirse con amigos y familiares, de procrear, de crecer, de amar, de ser, de estar -sencillamente- ¡vivo!

En segundo lugar, y según se desprendía claramente de la sentencia anterior, ante la eventualidad de tener que optar entre una y otra circunstancia, será preferible -aún en las coyunturas más extremas- evitar la primera. Porque la prioridad es -y según parece deberá ser siempre, a partir de aquella funesta declaración– preservar el equilibrio financiero por sobre otros “¿costos?”.

En tercer lugar, todo aquel discurso prelectoral de la reconversión laboral, del emprendedurismo, de la libertad de opción (¿?), se desmoronaba ante el hecho circunstancial y transitorio del  cierre de una fuente laboral, que se asimilaba con la muerte; de modo tal que ni el propio presidente parecía creer en tamaña fábula, demostrando que se trataba de una paparruchada, de un verso marquetinero sobre el que se procuraba asentar un proyecto ideológico de libre mercado. Porque, -y disculpe el lector la irreverencia- ¿qué tipo de reconversión puede ofrecérsele a un muerto?: ¿volverse paisajista?; ¿para qué tipo de emprendimiento pueden servirle las tapitas de refrescos?; ¿a dónde va su libre opción cuando muere?.

Y por último, quedaba claro que la soberanía ya no atendía, ni reflejaba la voz y las necesidades de las mayorías; que no importaba cuántos fuesen los que reclamaran, ni los que padeciesen, ni los que enfrentasen circunstancias adversas, ni el riesgo mortal que estas representasen: el sillón presidencial  había pasado a reflejar  la síntesis del poder absoluto.

Claro que, en tales circunstancias, la afirmación del Presidente conllevaba en su esencia misma, una siniestra interrogante a responder: “Si no cerramos los bares, ¿a quienes estamos contribuyendo a matar?”.

 

(Continuará?)

 

Hagar

Héctor Acosta García

6 comentarios en «El presidente y la muerte»

  1.   📈  🆘️

    Ocurrió lo que se veía venir.
    Uruguay trepó al segundo lugar en el mundo, en muertes con coronavirus por millón de habitantes.
    No se trata de la excepción de un día, es en el promedio de los últimos 7 días.
    La lista de los doce primeros, según el sitio Our World in Data, de la Universidad de Oxford, es la siguiente:
    ====================
    Hungría: 20,76
    Uruguay: 17,68
    Bosnia: 17,11
    Macedonia: 15,98
    Bulgaria: 13,65
    Paraguay: 12,50
    Polonia: 11,94
    Brasil: 11,44
    Croacia: 10,93
    Perú: 8,92
    Argentina: 8,87
    Ucrania: 8,60
    ====================
    En nuevos casos por millón de habitantes estamos primeros en el mundo, para países de más de un millón de habitantes. Sólo nos «superaría» Chipre, de quien se toma únicamente la parte griega de la población y que tiene un promedio de muertes de 1, en los últimos 7 días.
    Cada vez que la prensa se horroriza con la situación de algún otro país, debería agregar que nosotros estamos peor.
    Vista la situación actual, que es el tiempo en que transcurre nuestra vida.
    No toda la historia de la pandemia.
    Resulta difícil entender que, siendo los peores de todo el mundo, estemos viendo como aflojar las medidas y reabrir actividades.
    Confiados tan sólo en que llegue el efecto de las vacunas, que está visto que tarda y no opera sin ayuda.
    Sería bueno que dejaran de decir cosas como que tenemos temor de lo que nos venga de las fronteras, son los demás los que deben temer a lo que les vaya de aquí.
    Hemos «meseteado» un poco los casos. No alcanza con eso, para evitar una tragedia mayor es necesario bajar de forma abrupta.
    El momento es ahora.

  2. Avatar paulina Asecas de Padisha Cuesho Casaravisha Bobadisha Aveshaneda Paolisho Besho Padisha Batshe Lakkkashe Vishanueva | el 28 abril, 2021 a las 5:12 pm |

    ¡¡Aay dios-tuyo!!
    Mi familia… se agendó para su vacuna hace ya dos meses…(2).
    Ese mismo día nos prometieron que:
    ………………………….. ‘en el correr del día’;
    nos darían ‘la hora’ para nuestra inoculación…
    Seguimos vírgenes aún, (iremos al cielo);
    (ni siquiera nos dieron la primera dosis), y…
    ¿existen enanos deformes con tics cocainómanos e implantes capilares?
    que ya se dieron las dos dosis…
    corolario:
    ………..¿Rosadico-verdosos-gorilas?
    ………..Ojaloide se prendan fuego vivos…

  3. Muy buen artículo, claro y sin concesiones.

  4. Avatar eduardo caballero | el 28 abril, 2021 a las 7:56 pm |

    ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO,TOUT A FAIT,COMPLETELY AGREE!!!!!

  5. Avatar Jose Waldemar Puppo | el 28 abril, 2021 a las 9:11 pm |

    Gran articulo. Siempre al hueso como todo lo que es opinion en este gran website( Grille, Ortega, etc). El programa en TV es de primera tambien.
    Donde hacen agua mal es con levantar noticias que no le interesan a «naides»
    como la nota del sexo geriatrico (horrible) o el Oscar que le dieron a la china por una pelicula superpedorra(inaguantable, sufri 10 minutos de una narracion que no lleva a nada concreto y la tire a la mierda).
    Pero me quedo con lo primero: opinan con fundamento, se la juegan, y tienen casi siempre razon, simplemente porque tienen principios. Los felicito.

    • Los Oscars hace anos dejaron de ser un Acto Cultural y Artistico, para convertirse en actos politicos de la bajeza mas absoluta
      sacrificando CALIDAD ARTISTICA por Propaganda politica.
      Tendria que pensar un buen rato para recordar cuando fue premiada una pelicula realmente ARTISTICA!

Comentarios cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
Homenaje a Raúl Bebe Sendic a 30 años de su desaparición física
MLN-T realiza homenaje por las redes a Raúl Sendic

Con motivo de cumplirse hoy 28 de abril 32 años del fallecimiento del líder histórico de los tupamaros, el MLN-T...

Cerrar