El reino de… ¿este mundo?

Por Eduardo Platero.

Sin la puntuación que yo agregué, así se llama una maravillosa novela del cubano Alejo Carpentier. Fue mi primer encuentro con su deslumbrante producción literaria y, si algo lamento, es que las nuevas generaciones no tengan otra forma de conocerla si no es a través de préstamos de viejos como yo.

Me adelanto a declarar que ya no me queda nada de la gran producción novelística latinoamericana. Lo presté todo como buen tonto y, para evitar caer en la segunda y mayor tontería que es devolver los libros, nadie me devolvió nada.

Menos mal, si volviese todo lo que presté, tendría que vivir en un castillo como el que le allanaron a doña Cristina en Calafate. Sin encontrar nada, por supuesto, pero dando letra a innumerables titulares de prensa.

El asunto, la cuestión, el gran problema es saber cuál es el mundo real. ¿Cuántos mundos coexisten en la información que recibimos?

Trump, tal vez, resultó ayudado por los rusos para ganar las elecciones. No hay nada contundente, pero…

Yo me olvido constantemente de las cosas y hay veces que alargo la frase que empecé porque se me borró en ese momento el nombre que iba a mencionar; sin embargo, recuerdo cosas viejas. Por ejemplo, que Jruschov, en su primer encuentro con Kennedy le dijo: “Yo voté por usted”. Y aclaró que su forma de hacerlo fue no recibir a Nixon antes de la elección para no aumentar sus chances.

Bueno, ya que estamos, debemos olvidar la acción de una potente emisora estadounidense enfocada en debilitar al socialismo, y particularmente a la Unión Soviética, instalada en Alemania. Había -creo que sigue emitiendo desde Florida- una especialmente dedicada a Cuba. En el 65 los cubanos escuchaban a Celia Cruz en ella. ¡Nunca sirvió para convencer a nadie!

Eso sí, mientras hubo contraguerrilla en el Escambray, transmitía mensajes en clave para avisar de los envíos de armas y provisiones.

Sin embargo, la amenaza latente de forzar un juicio político que deponga a Trump sigue presionando. Es algo difícil de entender si no es en clave de guerra entre capitales. Los unos, los que perdieron al ser derrotada Hillary, partidarios sin límites de la globalización. Los que apoyaron y apoyan a Trump también quieren dominar al mundo, pero, primero, afirmar su base material recuperando la producción y el empleo dentro de Estados Unidos.

Ambos creen y persiguen el “Destino manifiesto” de hacer de Estados Unidos un imperio mundial. “Globalizadores” con menos atención al electorado yanqui y más atención a las ganancias de dondequiera que sean.

Es lo que se juega en las elecciones de mitad de período que pronto tendrán lugar; si ganan la mayoría suficiente, los globalizadores sujetarán un poco más a Trump.

Personalmente, no lo creo. Trump es lo que el estadounidense medio cree y piensa, lo otro es muy abstruso. ¡Obliga a pensar!

Mi asunto, hoy, es en qué mundo vivimos.

Trump dice que Irán incumplió las cláusulas del tratado acerca del desarrollo de sus investigaciones nucleares que firmó con Estados Unidos y una porción de los países de la Unión Europea que no concuerdan con el presidente yanqui.

Posverdad; no importa lo que otros piensen o la verdad; importa lo que Trump cree y hará (o no, nunca se sabe) de acuerdo a lo que dice creer.

“Lula, Cristina, Correa y Maduro son corruptos”: posverdad. En ningún caso se han presentado pruebas medianamente sólidas. A cambio de esa inexistencia de pruebas, existen incontables “arrepentidos” que se confiesan a cambio de no ir presos y acusan a quienes se les ordena.

Un posible “maletero” de los Kirchner habría visitado cientos de veces Carmelo y esas visitas no registradas pasan a ser prueba de todas las acusaciones.

Turquía está “ayudando” a Siria y, para hacerlo, le ocupó toda la zona limítrofe habitada por mayoría kurda que está siendo machacada de todas formas para borrarlos del mapa mientras se está repoblando con población turca de religión probadamente musulmana.

Como Turquía es la llave del Bósforo y una poderosa y creciente presencia en las regiones musulmanas de Asia exsoviética, Rusia, que ayuda a Sadat, pero coquetea con Erdogan, “no ve nada”.

Tampoco ven nada los yanquis que más al norte armaron a los kurdos para que creasen un Estado independiente a costa de Irak.

¡Pobres kurdos! Como dicen, “mal momento, mal lugar” A la larga, todos terminan por darles la espalda.

Bueno, aquí, más cerca, en casa, tenemos el intento de vincular a la familia Vázquez con los enjuagues del fútbol. Que si el hermano influyó o no, que si un hijo tenía o quería mordida. No hubo caso, no se pudo comprobar nada, pero siempre que se siembra cizaña, algo queda.

Supongo que el presidente -de cuya salud ya empezamos a sembrar dudas para aterrorizar a los aterrorizables con la posibilidad de una presidencia de la Topolansky- y toda su familia deben estar ansiosos por que el Frente designe su candidato.

Mientras no hay un nombre al que atacar, tiramos contra todos, pero a Tabaré de preferencia.

¿Cuánto duran las posverdades? Importa poco, el asunto es que luego de que entran a circular, muchos de los que “compraron” se olvidan de lo real e integran a su mundo esas visiones falsas pero repetidas.

Esta será la campaña más sucia y mentirosa de todas las que hemos vivido.

Si no hay programa, debe haber posverdades.

Y la verdad, el programa del Frente no aparece y, sin decirlo -Mujica lo proclama-, todos jugamos a “no asustar al centro”.

En cuanto al programa de la oposición, que tiene más cabezas que la hidra que tuvo que matar Heracles, todos lo sabemos, pero ellos lo callan.

Si hay que bajar el déficit, es preciso bajar el gasto del Estado, y hay cuestiones intocables, como el presupuesto de las Fuerzas Armadas. Ni sus sueldos, ni su escalafón ni su caja.

Todo el Banco de Previsión Social, que atiende a un cuarto de millón de pasivos y un montón de servicios sociales, dentro de los cuales resalta el seguro de paro, prevé un déficit de 700, 800 o 1.000 millones de dólares para alrededor de 250.000 personas, financiado con el aporte patronal reducido, el aporte del trabajador y el aporte al cual está constitucionalmente obligado el gobierno.

En cambio, como si no fuese nada, el servicio de unas 40.000 prestaciones de retiro de la caja militar le impone al gobierno un aporte de 500, 600 o 700 millones de dólares.

Pero quienes proponen “elevar la edad de retiro” para los civiles no votaron una tímida ley que reduce de 30 a 27 el número de generales.

Y quienes generosamente mandaron la vuelta con plata ajena y votaron unánimemente la extensión del seguro de paro para los trabajadores de Pili aplauden a los rurales porque se retiraron de los Consejos de Salarios ante la “afrenta” de un aumento de $ 400 (cuatrocientos pesos) mensuales para los peones.

Ah, y titularon a toda página la entrega de 4.000 firmas contra la instalación de UPM sobre el río Negro. ¡4.000 firmitas que ni siquiera juntaron los autoconvocados! Fueron varios movimientos y la concentración frente a casa de gobierno fue numerosa: 50 personas.

Nuestro gran problema no es la deslealtad con la cual los medios utilizarán la mentira, la calumnia, la posverdad. Eso siempre lo hizo la derecha. Y siempre lo hará.

Nuestro problema es que antes contradecíamos eso con militancia. No “haciéndonos los santitos”, sino explicando, convenciendo e incorporando a la lucha.

Sin partidos no hay otra democracia que la que imponga la derecha.

 

4 Comentarios en "El reino de… ¿este mundo?"

  1. Preciosa nota

  2. Nuestro gran problema no es la deslealtad con la cual los medios utilizarán la mentira, la calumnia, la posverdad. Eso siempre lo hizo la derecha. Y siempre lo hará.

    JAJAJAJAJAJA ni vos te lo crees gordito, tu articulo de por si falla en muchas cosas y esta revista ya tiene un posgrado en mentiras.

  3. Lamentablemente con la tecnologia no hay militancia que pueda… la militancia fue importantisima hace 40, 50 o 60 años porque realmente le hacia mella al dominio mediatico.

    Hoy con la penetracion de las redes sociales, los trolls, los bolazos de Whatsapp y demas, lamentablemente no hay (por lo menos creo que aun no se ha inventado) una contra-medida efectiva.

    Finalmente lo lograron, el dominio de los cerebros no tan preparados para filtrar (o por lo menos dudar) los bolazos.

    PD: La educacion en el formato prusiano (el actual) no logra absolutamente nada en contra de esto, no es ese su objetivo, busquen en internet lo del modelo prusiano, y entenderan porque la respuesta no es mas educacion, educacion y educacion, porque este formato no es para formar personas libres e independientes, nunca fue su objetivo.

  4. Esta interesante el articulo y me hizo pensar, en como se exige por parte de la oposición que el gobierno uruguayo explique como se lavo el dinero k, que en Argentina no pueden demostrar que existio y que la PRUEBA consta de fotocopias de un delincuente que anotaba sus fechorias minuto a minuto. Seguramente para facilitar la tarea de los jueces.

Los comentarios están cerrados.

Compartir: