Las autoridades del gobierno declararon que esperan a 60.000 brasileños para el evento deportivo. «Por la cantidad de reservas se esperan en el entorno de 50 mil y 60 mil visitantes», aseguró a la prensa el ministro de Turismo, Tabaré Viera.

El operativo policial anunciado días atrás por el ministro del Interior, Luis Heber, movilizará a  4000 efectivos.