Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
coronavirus | pandemia |

Estudio de Olesker demuestra insuficiencia de aportes del gobierno

El legislador insiste con la propuesta del FA y el Pit-Cnt sobre una renta básica para los sectores sin protección social.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El senador Daniel Olesker afirmó que las medidas del gobierno en materia social son reducidas e insistió con la propuesta de establecer una renta básica universal para los sectores más débiles de la sociedad.

Olesker, exministro de Desarrollo Social y de Salud Pública (2010-2015), recordó que “desde el inicio de la pandemia ha estado claro que los efectos de la crisis sanitaria sobre la economía iban a ser importantes”.

“También estaba claro cuales iban a ser los sectores que más impacto sufrirían en esta crisis”, agregó: “Los trabajadores por la detención de actividades económicas en general y dentro de ellos más aún aquellos que no tenían cobertura de la seguridad social”.

Tras recordar que desde el gobierno “se ha caracterizado a este sector como aquel que se encuentra en mayores dificultades. Y eso está bien. Sin embargo las medidas tomadas son de un porte notoriamente insuficiente. También estaba claro que la estrategia sanitaria adoptada sustentada en el mayor aislamiento físico posible estaba íntimamente vinculada a la estrategia económica que se impulsara”.

Si todo ello se cumple las condiciones de vida de la gente se hace lo menos gravosas posibles y el día después nos encontrará en las mejores condiciones de igualdad posible respecto al punto de partida”

Para el legislador existe un «círculo virtuoso» de estrategias que se expresa mediante el esquema: ingresos económicos-aislamiento físico-circulación de dinero en la economía local.

Eso quiere decir, en su opinión, que si hay un ingreso garantido hay condiciones para sustentar un aislamiento físico; si hay un ingreso económico este circula en la economía local y contribuye aún más a dar sustento al aislamiento físico; si hay el mayor aislamiento físico posible y necesario la estrategia sanitaria se hace viable.

“Si todo ello se cumple las condiciones de vida de la gente se hace lo menos gravosas posibles y el día después nos encontrará en las mejores condiciones de igualdad posible respecto al punto de partida”, sentencia el legislador.

Sin embargo la realidad muestra otra cosa. Sostiene Olesker que lo que cobrarían hogares seleccionados de un hijo y hasta tres con los aumentos otorgados en marzo y abril de la asignación familiar (AFAM) y los que cobran Tarjeta Uruguay Social (TUS) en valor simple o los de mayor vulnerabilidad en valor doble está, en todos los casos, por debajo de un salario mínimo nacional y, salvo uno de los casos, bastante lejano a dicha cobertura.

“Es claro que el aumento es de muy bajo monto”, subraya. Indica que si se toma por ejemplo el hogar de dos hijos -o sea cuatro personas- en el caso de mas aumento es decir TUS doble y AFAM, el incremento por persona en el hogar es $ 455 por cada uno de los dos meses en vigencia. “A esto hay que sumar la partida otorgada a los hogares que no reciben estas prestaciones y no tienen cobertura de la seguridad social. Han dicho que son 120 mil hogares a los que darían $1.200 por mes y en forma de canasta alimentaria”, agrega.

También estaba claro cuales iban a ser los sectores que más impacto sufrirían en esta crisis. Los trabajadores por la detención de actividades económicas en general y dentro de ellos más aún aquellos que no tenían cobertura de la seguridad social”

“Esto nos permite afirmar la insuficiencia de estas medidas en relación al objetivo perseguido por el triangulo del círculo virtuoso”, sentencia el legislador que fuera hasta febrero asesor del Instituto Cuesta Duarte.

Olesker agrega que es posible mirar desde otro punto de vista el tema: Si asumimos el numero de hogares que recibirán los $1.200 y asumimos que repetirán por otra vez esa medida podemos sumar el gasto que se verterá a estos hogares, afirma.

Esto supone dos meses de un gasto de U$S 23 millones, en el orden del 5% tan solo del total del gasto que han estimado llevan gastado con las medidas adoptada. “Y el 10% del costo de nuestra propuesta. Para un hogar promedio significa un orden de 1600 pesos por mes o lo que es lo mismo 500 pesos aproximado por personas y por mes en estos hogares”, afirma.

Indica que esto supone que la propuesta de generar un círculo virtuoso entre el ingreso garantido, el aislamiento físico y la circulación de dinero en la economía local “está lejos de cumplirse con esta medida”.

Por ello entiende necesario insistir “con nuestras 36 propuestas, algunas de las cuales se han puesto en marcha aunque en volúmenes reducidos y en particular con el ingreso garantido de un Salario Mínimo Nacional para estos 300 mil hogares. Esperemos tener respuesta favorable”.

 

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO