Flash Alianza C&C - Sputnik
  • Ecuador anuncia acuerdo de inversiones con Brasil
  • presidente de guatemala pide unión de gobiernos centroamericanos para frenar migración masiva
  • tras 60 días de huelga, gobierno colombiano logra acuerdo con estudiantes
  • macri y bolsonaro se reunirán el 16 de enero
  • © Sputnik Nóvosti

Cooperación internacional

Fiscalía argentina pidió embargar bienes de Los Cuinis en Uruguay

Se trata del chalet de Punta del Este donde residía Gerardo González Valencia, tres solares en Punta del Este y tres automóviles; todos estos bienes fueron embargados por la Justicia uruguaya.

El Ministerio Público y Fiscal (MPF) de la República Argentina solicitó el embargo preventivo de una serie de bienes radicados en Uruguay, pertenecientes a la organización criminal mexicana “Los Cuinis”. La medida fue solicitada en el marco de una investigación por lavado de activos tramitada en Argentina contra este grupo, según informó el portal del MPF. La requisitoria de la Fiscalía incluye un Chalet en Punta del Este (Maldonado) adquirido en 2012 por 2.000.000 de dólares -dónde residía Gerardo González Valencia y su familia-, tres automóviles de alta gama y tres solares en la zona de Punta Ballenas, adquiridos por 550.000 dólares. Se trata de los mismos bienes que fueron embargados por la Justicia uruguaya al disponer el procesamiento con prisión de González Valencia, por un delito de “lavado de activos”, dijeron fuentes judiciales a Caras y Caretas Portal. En abril de 2016, la Justicia uruguaya procedió a la detención de Gerardo, hermano de Abigael González Valencia, jefe de “Los Cuinis”, detenido el 28 de febrero en Jalisco y preso por narcotráfico. Su detención se produjo en el patio de un colegio privado de la zona de Carrasco dónde asistían sus tres hijos. También fueron detenidos su suegro y su esposa, quien meses atrás recuperó la libertad. La investigación sobre González Valencia comenzó en 2015, y se precipitó tras la difusión de una serie de documentos sobre su vínculo con un grupo de sociedades off shore, creadas por el estudio Mossack Fonseca & Co, en el denominado Panamá Papers, ante la eventualidad de que la familia abandonara el país. Se determinó que González Valencia y su esposa se radicaron en Uruguay sobre mediados de 2011, con el objetivo de “fondearse”, es decir, radicarse en un país dónde pudiera pasar desapercibido y continuar con su operativa a distancia. Para esto, adquirieron un lujoso chalet de Punta del Este e inscribieron a sus hijos en un prestigioso colegio del balneario esteño. También que adquirieron, al contado, varios autos de alta gama -incluido dos Audi y una camioneta Land Rover-, y estaba en negociaciones para comprar otro chalet en Punta del Este. En este marco, la jueza Adriana De los Santos (hoy jueza Penal de 14º Turno) dispuso el procesamiento con prisión de González Valencia, su esposa, su suegro y otras tres personas por delitos de “lavado de activos”. En forma paralela, la Justicia argentina inició su propia investigación. Allí se determinó que en 2008 llegó a ese país una comitiva integrada por tres ciudadanos mexicanos, que constituyeron la firma Circulo Internacional SA. Esa compañía recibió, entre 2009 y 2011, depósitos y transferencias del exterior en su cuenta corriente, bajo concepto de “aportes de capital”, por un monto aproximado de 1.800.000 dólares de parte de la accionista mexicana Círculo Comercial Total de Productos SA, una sociedad integrada por miembros del Cártel de Jalisco Nueva Generación, un poderoso grupo de narcotraficantes mexicano. En este marco, la investigación argentina confirmó que la creación de esta sociedad fue orquestada y digitada desde México y tuvo como finalidad exclusiva convertir e intentar dar apariencia lícita al dinero obtenido por el cartel mexicano. Esta operativa incluyó la instalación de un local comercial en una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de Buenos Aires abierto al público. Antes de llegar a Uruguay, Gerardo González Valencia residió unos años con su familia en Argentina. Ante esto, el MPF argentino solicitó una serie de medidas cautelares para el eventual decomiso de diversos bienes. Se solicitó el embargo de dos inmuebles y nueve automotores pertenecientes a los imputados, por un monto de 37,8 millones de pesos argentinos, y se pidió la cancelación de CUIT de la firma Círculo Comercial Total de Productos SA y del local comercial “Corner, mi lugar”, calificada como una sociedad pantalla. También se solicitó el embargo preventivo de los bienes radicados en Uruguay. En este sentido, la Justicia uruguaya aún no recibió notificación sobre el nuevo pedido. Sin embargo, fuentes judiciales explicaron que esos bienes ya fueron embargados por las autoridades uruguayas -cuando se dispuso el procesamiento de González Valencia- por lo que Uruguay tiene el primer lugar en la lista de prelación, en caso de que efectivamente los bienes sean decomisados. Más allá de esto, la Justicia uruguaya envió hace unos meses una copia del expediente a su par argentina como parte de los mecanismos de cooperación internacional. El Cártel de Jalisco Nueva Generación es una organización transnacional, dedicada al tráfico y venta de cocaína. Esta organización está compuesta por distintos grupos o células con una actividad específica como podría ser la de ser vigilantes (halcones), brazo armado (sicarios) y otra destinada a emprender negocios para ocultar las ganancias de la venta y distribución de drogas. Los Cuinis serían el brazo financiero del cartel mexicano y estarían dedicados a esta última actividad, según el MPF argentino.

Compartir:
Leer entrada anterior
Ciclón extratropical se abatió sobre Uruguay confirma Inumet

El fenómeno se extendió durante el sábado y el domingo.

Cerrar