Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

Atentado contra el periodismo

Google entregó al gobierno de EEUU todos los mails, metadatos y contactos de 3 periodistas de Wikileaks

La información transferida por Google incluye todo el contenido de sus correos electrónicos, metadatos, contactos, borradores de correos electrónicos, correos electrónicos eliminados y direcciones IP conectadas a cada cuenta.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Este viernes Wikileaks ha denunciado la violación de los derechos a la privacidad de tres periodistas de su plantilla a cargo de Google en connivencia con el gobierno estadounidense. La editora de investigaciones, Sarah Harrison, el editor de sección, Josep Farrell y el periodista y portavoz de la organización, Kristinn Hrafnsson, recibieron la noticia de que Google entregó todos sus correos electrónicos y metadatos al gobierno estadounidense en 2015. Esta acción se pretendió justificar sobre la base de supuestas órdenes dadas a Google por Washington bajo las sospechas de conspiración, espionaje, robo de bienes pertenecientes al Gobierno de los EEUU, y violación del Acta de fraude y abuso informático. Estos delitos pueden conllevar en conjunto una pena de hasta 45 años de prisión.  

La información transferida por Google incluye «todo el contenido de correo electrónico, metadatos, contactos, borradores de correos electrónicos, correos electrónicos eliminados y direcciones IP conectadas a las cuentas», según informó el portal de Wikileaks. Estas órdenes revelan la lista de delitos con los que el gobierno estadounidense pretende atacar a la organización y a otros miembros de su personal. Wikileaks denuncia que la Casa Blanca está empleando la jurisdicción universal para aplicar a los periodistas y editores las leyes de Espionaje, el Estatuto General de la Conspiración y la Ley de Fraude y Abuso de Computadores. Para ellos, esto supone “un horroroso precedente para la libertad de prensa en todo el mundo” porque en el momento en que un periodista es acusado de un delito de esta gravedad, toda su organización puede ser blanco de la imputación por una supuesta conspiración, debido a la propia naturaleza del trabajo periodístico. En este sentido, el redactor en jefe de Wikileaks, Julian Assange, declaró que «WikiLeaks ha soportado todo lo que la administración Obama nos ha lanzado y también soportaremos estos últimos delitos». El equipo de abogados de Wikileaks ha redactado una carta dirigida al Departamento de Justicia de los Estados Unidos y al Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Este de Virginia en la que afirman tener “razones para creer que estas órdenes fueron emitidas en violación de la Ley de Protección de la Privacidad de 1980 («PPA»), 42 USC § 2200aa et seq, que protege a periodistas y editores de ser obligados a entregar a la ley Sus productos de trabajo periodístico y materiales documentales”.

En 2012, el gobierno de los EE.UU. declaró en un tribunal militar que el objetivo de la investigación iniciada en 2010 por el Departamento de Justicia en Curso incluía a los «fundadores, propietarios y administradores de WikiLeaks».

Por su parte, Google declaró que la entrega de datos se realizó por motivo de una orden oficial del gobierno estadounidense, sin embargo, desde Wikileaks cuestionan la falta de resistencia impuesta por Google a lo que consideran una ley mordaza. Con este marco de fondo, Assange invitó “al presidente Obama a hacer lo correcto y cancelar a sus perros – por su propio bien. El presidente Obama está a punto de caer en la historia como el presidente que trajo más falsos casos de «espionaje» contra la prensa que todos los presidentes anteriores en conjunto”.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO