Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

Liga Uruguaya de Básquetbol

Infartante sexta final que ganó Aguada y hay séptima

Aguada ganó en el alargue por 92 a 91 sobre Hebraica Macabi y explotó el Palacio Peñarol, infartante partido como merece una final, el viernes se ven las caras nuevamente y es la última.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Tremendo partido esta sexta final que ganó Aguada en el alargue por 92 a 91, electrizante y todos los adjetivos que le quieran poner, a una final jugada como tal. Si se jugó bien o no, le importará a los técnicos cuando analicen el encuentro para encarar el séptimo partido, hoy uno disfruta y el otro sufre. Ninguno de los dos dejó de poner todo como para ganar y eso debe dejar conforme a todos los actores. Si miramos el encuentro, en el primer cuarto salieron con un ritmo bárbaro y se dejaron tirar muy libres, eso le servía a Hebraica y de hecho se llevó el primer cuarto 26 a 21. Un segundo cuarto en el que Aguada lo ganó 13 a 6, bajaron el goleo a la mitad en los de la calle San Martín y a la cuarta parte a Hebraica; lo lógico, se lo llevó Aguada 34 a 32. Tercero y cuarto períodos muy parejos. (58/58 y 82/82). El partido de los mil errores, dos sentidos musculamente que volvieron a la cancha aunque duela (Barrera y Hicks), momentos para uno y momentos para el otro. Gran partido de Curtis, Demian Álvarez y Parodi; Leandro García Morales que estaba con el balde, había tirado diez triples y no había embocado uno, lo hace en el final cuando más se necesitaba, lo ganaba Aguada y no había tiempo, Lenadro García Morales a pura experiencia le sacó la falta en la mitad de la cancha a García y lo empató. Un alargue con las mismas características, pero con Aguada sin Barrera que llegó a la quinta, creció la figura de Demian y la misma situación en el final, sólo que esta vez a Leandro no lo dejaron acomodar y Aguada ganó por uno. Hebraica Macabi tuvo dos match point no los pudo aprovechar, Aguada jugando al límite es imprevisible, pasó de una tercera final en la que jugó horrible a perder por un doble en la cuarta y quedar contra las cuerdas, para luego levantar lo que parecía imposible, ganar dos partidos seguidos y forzar la séptima final. El viernes no hay mañana, el que gana es campeón.  

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO