Informe Mundial sobre Drogas: aumentó el consumo y las muertes relacionadas al mismo

El Informe Mundial sobre Drogas de la ONU explica el incremento del consumo por el aumento de la población mundial. Además, registra un descenso en el cultivo de coca en Colombia y Bolivia.

El Informe Mundial sobre Drogas de las Naciones Unidades fue dado a conocer este jueves en Viena. Entre las conclusiones más alarmantes del documento, se encuentran el aumento de los consumidores -explicado por el crecimiento de la población mundial- y de las muertes relacionadas al consumo, debidas principalmente al incremento de las sobredosis por uso de opioides como la heroína.

Según la ONU, el aumento del consumo de drogas en el último año representa un 22% comparado con 2010 y se debe en parte al incremento en la población mundial y en parte al creciente uso en países en vías de desarrollo, favorecido por la aparición de drogas más baratas. Se estima que 275 millones de personas usaron drogas en 2020. La lista de sustancias consumidas la encabeza el cannabis, con unos 200 millones de usuarios.

El reporte registra también un importante aumento de los fallecimientos relacionados al consumo, que representa un leve aumento comparado con los últimos años pero supone el doble que hace una década. El número de decesos estimados por la ONU ronda el medio millón en 2019.

En el informe señala que «el consumo de drogas se ha vuelto más dañino», debido al aumento en el uso de opioides como la heroína, causante de muertes por sobredosis. Además, esta droga propicia el contagio de enfermedades como el VIH y la hepatitis C. De hecho, la mitad de los fallecimientos atribuidos al consumo de estas sustancias, corresponden a cáncer de hígado, cirrosis, entre otras enfermedades hepáticas, causadas por la hepatitis C.

También se registra el aumento de sobredosis, explicado mayormente por el incipiente uso de opioides sintéticos como el fentanilo. El país más castigado por esta sustancia es Estados Unidos, donde alrededor de 50.000 personas perdieron la vida por sobredosis en 2019.

Los cambios registrados, también se reflejan en lo que a la producción y distribución concierne. En cuanto al cultivo de hojas de coca, se ha visto una caída del 5% en Colombia en los últimos cinco años. La superficie cultivada se redujo además en Bolivia, aunque se mantuvo estable en Perú.

Sin embargo, el informe no es muy alentador sobre el futuro de esta situación, ya que se advierte que la crisis económica derivada de la pandemia, podría provocar que agricultores de la región andina se vean obligados a iniciar o retomar el cultivo de coca.

A pesar del descenso en el cultivo, la producción de cocaína no ha parado de crecer y ha alcanzado un récord en 2019, con 1.784 toneladas producidas de esta sustancia.

Los cambios en la distribución obedecen a la incursión de nuevos grupos criminales en el tráfico de cocaína desde Sudamérica hacia Europa. El mismo solía estar principalmente controlado por organizaciones delictivas de origen italiano, asociadas con bandas en España y Colombia.

El reporte señala que «organizaciones de los Balcanes están involucrándose cada vez más en el tráfico y el suministro, y están suprimiendo intermediarios y abasteciendo cocaína directamente desde las zonas de producción en la región andina». Como resultado de esta diversificación en el espectro de los traficantes, la cocaína que puede conseguirse en Europa es mayor y de mejor calidad.

Compartir:
Leer entrada anterior
¿Cómo cuidar las áreas verdes ubicadas en el hogar?

Las áreas verdes son una de las cosas que más destaca en las comunidades. Sin embargo, no todos tienen conocimiento...

Cerrar