Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

Jefe de inteligencia de Macri cobraba coimas de Odebrecht

La denuncia promete convertirse en un escándalo de proporciones.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Un nuevo escándalo promete estallarle en la cara al gobierno de Mauricio Macri e involucra nada menos que al titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas. Este habría recibido cinco pagos que comenzaron un día después de se reactivara el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento para el gigante brasileño Odebrecht.

La información fue aportada por un operador financiero y cambiario brasileño, Leonardo Meirelles, condenado por la justicia de su país por su rol en la investigación Lava Jato. Ël habría sido el que transfirió más de medio millón de dólares a una cuenta de Arribas.

Según señala el matutitno La Nación, Meirelles transfirió US$ 594.518 mediante cinco giros a una cuenta en Suiza de Arribas entre el 25 y 27 de setiembre de 2013, desde una cuenta bancaria en Hong Kong que el operador brasileño controlaba a través de la empresa RFY Import & Export Limited. La justicia de su país la calificó como «empresa de fachada», destinada al pago de coimas, lavado de activos y evasión.

Cuando Meirelles ordenó esas cinco transferencias, recuerda La Nación, Arribas vivía en Brasil, donde se dedicaba a la compraventa de jugadores de fútbol. Para entonces tenía una antigua relación de amistad y confianza con el actual presidente Mauricio Macri, en ese momento jefe de gobierno porteño.

Desde Curitiba, en tanto, el abogado de Meirelles, Haroldo César Nater, dijo a La Nación que su cliente «no puede proporcionar ninguna información a la prensa nacional o internacional debido al acuerdo de colaboración premiada que suscribió con el Ministerio Público Federal».

Para el diario el “momento en que Meirelles concretó esas transferencias es singular. ¿Por qué? Porque en coincidencia con el depósito de los casi US$ 600.000 por parte de Meirelles a la cuenta de Arribas, cobraba un nuevo -y en apariencia- definitivo impulso el proyecto para el soterramiento del tren Sarmiento (a cargo del consorcio de empresas integrado por Odebrecht, la argentina Iecsa -de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri-, la española Comsa y la italiana Ghella)”.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO