La campaña

Por Leandro Grille.

El gobierno defiende la LUC con el blindaje y las mentiras
Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Este domingo se lanza la campaña por el Sí a la derogación de 135 artículos de la LUC. El lanzamiento oficial puede realizarse antes que la Corte Electoral termine la verificación de las firmas, porque habiéndose superado el 50% del conteo, el descarte es aproximadamente del 8%, por lo que hay una certeza estadística de que se alcanzaron las firmas con holgura. Al final del trámite de verificación se superará el número requerido por una diferencia de más de 50.000 firmas.

Algunas cosas ya son evidentes. A saber: el gobierno no tiene ninguna intención de debatir sobre los artículos impugnados. Su campaña se va a desarrollar en el terreno de generalidades que transcurren entre votar contra “el palo en la rueda”, así nomás, sin miramientos ni respeto a la inteligencia y probidad de las 800.000 personas que estamparon su firma para llevar a adelante el referéndum derogatorio, e hipótesis antojadizas sobre el impacto de la Ley de Urgente Consideración en una presunta mejora de la seguridad pública que el gobierno pretende instalar como verdad incontestable, desconociendo nada menos que el impacto de la pandemia sobre la baja  del delito en todos los países del mundo.

El oficialismo quiere ganar en el referéndum adjudicándole a sus impulsores una voluntad desestabilizadora. Quieren asignarle un propósito destituyente a una instancia de consulta popular, a pesar de que está prevista en la Constitución y que cuenta con profusos antecedentes de realización sin que jamás ocurriera que la derogación de una ley por este mecanismo haya conducido a una final anticipado de un período de gobierno. Pero, además, el gobierno pretende demostrar que la Ley de Urgente Consideración contiene exactamente las demandas legislativas de la gente que lo eligió, haciendo una transitiva grosera donde el acto de elegir el elenco gubernamental automáticamente deriva en que todo lo que el gobernante elegido haga cuenta con una aprobación implícita.

En mi opinión, el gobierno se equivoca en todo el enfoque: primero, porque es obvio que esta ley no fue elegida por la gente. La gente eligió al presidente y a los legisladores que integran la coalición, pero el contenido de esta ley nunca estuvo en debate. Es más, el presidente Lacalle Pou se cuidó mucho de mantener el secreto sobre su formulación mientras era candidato. La ley ya la tenían, por lo menos delineada en sus trazos fundamentales (y vaya que anuciaron que habría una megaley de cientos de artículos), pero nadie que no fuera del núcleo íntimo de Lacalle Pou tenía una idea precisa de su contenido. En segundo lugar, porque la contraparte natural de intentar aprobar en una sola ley de trámite abreviado cientos de artículos sobre decenas de temas, estirando el alcance para el que fue pensado este instituto de la ley de urgencia hasta más allá de cualquier límite decoroso, es que te la quieran derogar en masa.

Esto no se trata de poner un palo en la rueda. En todo caso se trata de impugnar que te quieran pasar por humilde rueda todo un camión con su acoplado.  Porque no es justo ni es honesto adjudicarle a la oposición social y política un activismo patológico de oposición a cualquier iniciativa por razonable o irrelevante que sea. El Frente Amplio no ha actuado así nunca, pero sobre todo no ha actuado así durante este período marcado por la epidemia en el cual, por el contrario, le pidió al gobierno que gastara más, que tuviera iniciativa de ayudar a la gente, que no ajustara en un contexto tan adverso para todos. Y el gobierno no se dedicó a movilizar ninguna rueda, a poner en marcha ningún programa, ninguna idea de política pública. Salvo comprar las vacunas con montos reservados o extender el seguro de desempleo, no hizo más que ajustar y ajustar y ajustar. Y seguir ajustando cada vez que pudo y debilitando al Estado en todos los rubros, jactándose del “ahorro” mientras la pobreza crecía a pasos agigantados.

Por último, es verdaderamente deshonesto afirmar que hubo intenciones desestabilizadoras o antidemocráticas en promover un referéndum. Los referéndum son institutos previstos en la norma, por lo que su utilización es legal y profundamente democrática. Lo que no es democrático es usar el instrumento de la ley de urgencia para regular cientos de cosas distintas, ninguna de las cuales tenía un carácter urgente. La forma de protesta que encontró la oposición fue juntar firmas, sin poder siquiera movilizarse por motivos que todos conocemos. Más pacífico y democrático que eso no existe nada en ningún lugar del mundo. Y como argumento para defender una posición, nunca un gobierno puede  intentar invalidar un recurso perfectamente constitucional privándolo de legitimidad o adjudicándole una especie de vicio intrínseco.

La oposición tendrá que llevar adelante su campaña discutiendo las normas impugnadas y difundiéndolas, porque hay muchas que la gente todavía no conoce bien. Hay que polemizar con el contenido de esos 135 artículos sin caer en atajos. Porque por supuesto que una reflexión general sobre la orientación del gobierno de Lacalle Pou contribuye mucho a la tarea de posicionarse a favor o en contra de la derogación, pero es bueno tener la seriedad de abordar el articulado concreto y ponerlo sobre el tapete, porque es en ese terreno que el oficialismo no quiere que se transite, justamente donde la gente espera que se desarrolle una campaña sobre un referéndum de un conjunto de normas. Y es sobre esas normas que todos necesitamos discutir. No olvidemos que es sobre ellas que, finalmente, hay que votar.

 

11 comentarios en «La campaña»

  1. LA LUCHA ES ENTRE OLIGARQUÍA O PUEBLO.

    ENTRE SOBERANÍA O PRIVATIZACIONES.
    ENTRE MILLONARIOS O CIUDADANOS DE A PIÉ.
    ENTRE VENCER O LATIMISAMENTE MORIR..!

    TU DECIDES, EL PUEBLO YA NO AGUANTA MÁS.

    ÚNETE A LA RESISTENCIA Y VOTA SI AL DERECHO DE TODOS LOS URUGUAYOS.

  2. Muy bueno, Grille. Son tiempos de activa militancia. Si no es ahora, cuándo…?

    • Muy bueno el articulo de Grille y el comentario de Ivanceo.
      El FA tendra que desarrollar gran tarea educando y discutiendo articulo por articulo porque la gran mayoria del Pueblo no tiene la menor idea sobre las afectaciones de esta Ley.
      Partimos de la base que si fuera «TAN BUENA» para el Pueblo, hubiera sido proclamada a los cuatros vientos durante la campana electoral y no mantenerla en secreto y lanzarla cuando la pandemia ocupaba la mente de la gente.
      La Pandemia fue la gran aliada de este gobierno permicioso.

  3. paulina Ungüento de Pubis | el 24 octubre, 2021 a las 3:36 pm |

    A continuación; pequeña lista de «nicks» («users»)
    de los ‘trolls’ y/o «bots»; (solo de este medio),
    que escribían:

    /sic/:
    …….»No llegan a las firmas» jajajajajajaja
    ……..(con la risita típica de adicto de falopa berreta…):

    «roucho»,
    «Lucho 917»,
    Edinshito_Cachanosky
    Ermesto Perez
    Oscar Goyenal
    Circosbeach
    Karina lila
    Mario H. Conde
    Nelson
    Guzman Costeo
    Bladislao
    Tip (el ni ni) copión de Tip
    paulina copiona de paulina
    Kiko Kiko…
    NMFA
    Amilcar Castro
    juanete
    Rolo
    Caros Opew
    Laura García 22
    Juan Gatol
    Julio Castro ​Olivera…
    Son harto creadores en el call center pagado
    con los dineros del virus

  4. YO VOTO SIIIIIIIIIIII CARAJO

  5. Es el midmo sujeto que usa diferentes nombres

  6. «Te quieran pasar por humilde rueda todo un camión con su acoplado.»
    Bueno para la campaña, ahora hay darle una resolución gráfica. El camión con el acoplado se lo van a pasar por encima a todo el pueblo uruguayo.

  7. La solución es emigrse de este pais ,que ya no tiene arreglo de politicos corruptos,lleno de ladrones en las calles de que te maten ,la gente ua esta cansada de trabajar por 2 pesos esto pasa un poco esta pandemia y otra vez los uruguayos van a irse por miles.

  8. Los trolls y el gobierno nazionalista, están confesando entonces, que cuando el difunto Larrañaga se mandó su plebiscito, estaba poniendo palos en la rueda, confabulando y desestabilizando contra el legítimo gobierno del Frente Amplio.
    Lo dicho, los herreristas-fascistas y sus trols, cuando mienten, sus descomunales mentiras, se les desploman sobre sus propias acciones pasadas.
    Encima, vuelven a confirmar que siempre estuvieron en el golpe de estado condor, y siempre proteguieron la impunidad del ejército uruguayo asesino y desaparecedor.

Comentarios cerrados.

Compartir: