La locura de la libertad y la libertad de los locos

Por Enrique Ortega Salinas.

De Merkel a Bush y Lacalle, todos los líderes derechistas repudian que los perdedores de una elección recurran a la violencia desconociendo el veredicto de las urnas. Pero son los mismos que apoyan a la oposición cuando esta actúa de igual forma (con la dirección, organización y financiación de Estados Unidos) en Venezuela.

Tras la toma del Capitolio por títeres de Donald Trump, Nicolás Maduro tendría que preguntarles: «¿Qué se siente, colegas?».

No recuerdo a Luis Lacalle Pou condenando a la oposición venezolana por destrozar universidades, escuelas y un hospital de niños o quemar personas vivas por su condición de chavistas. Por el contrario, se suma al coro de los perdedores negando las garantías electorales en la República Bolivariana. Al igual que Trump, no da pruebas, pero también logra que miles de personas repitan su acusación sin fundamentos y de manera irracional. En ningún momento acepta que la oposición venezolana no gana por los siguientes motivos: 1) sus dirigentes se odian entre sí; 2) la gente los conoce y sabe muy bien lo corruptos y violentos que son; y 3) el afán de protagonismo les impide unirse.

Las hordas de Trump tomaron el Capitolio y varias personas pagaron con sus vidas este atentado contra el Estado de derecho; pero eso no fue lo más increíble que sucedió en Estados Unidos en enero. Lo más increíble fue que los estadounidenses comprendieran que Trump es un descerebrado peligroso recién cuando faltan pocas horas para que deje la Casa Blanca. Como que fueron un poco lentos para asumirlo, ¿no?

Ni demócratas ni republicanos repudiaron el golpe contra el Estado boliviano que derrocó a Evo Morales. Es más, lo aplaudieron. El argumento de los terroristas que tomaron la Casa Grande del Pueblo (Palacio de Gobierno que sustituyó al Palacio Quemado en 2018) fue un supuesto fraude electoral que les habría impedido ganar, falacia que Luis Almagro, cómplice necesario, se encargó de alimentar.

Estados Unidos organizó, financió y celebró el derrocamiento de Hugo Rafael Chávez en 2002, quien a las 47 horas regresó al Palacio de Miraflores tras ser rescatado por millones de venezolanos de las manos de los golpistas proestadounidenses.

Lo del Capitolio no fue algo tan grave; más bien fue algo insignificante comparado con todo el horror y muerte que ellos han promovido en todo el planeta. Pero verlos escandalizados y espantados por haber tenido que probar una cucharadita pequeña de su propia medicina es una reivindicación histórica.

 

Quien domine la información dominará el mundo

Tras ser bloqueado por Twitter y ser rechazado su intento de difundir sus teorías conspirativas por medio de Fox News, el millonario estadounidense Donald Trump anunció que competirá contra esta cadena creando un canal digital por el cual se cobrará una suscripción. También Facebook, Instagram y Google han limitado, censurado, suspendido o cancelado las cuentas del magnate, que, desequilibrado y todo, representa fielmente el sentimiento racista, xenófobo, darwinista y belicoso de la mitad de los estadounidenses.

Que los llamados demócratas sean considerados izquierdistas en la potencia norteña causa tanto asombro como hilaridad en el resto del mundo. Ambos grupos creen que Estados Unidos está bendecido por Dios para atropellar a todos los países que crea necesario a efectos de imponer sus ideas políticas y económicas. Varían en la gravedad de sus expresiones (los demócratas son más diplomáticos); pero en los hechos, son el mismo perro con diferente collar.

Las botas de sus soldados han pisado y pisoteado casi todo el planeta y Hollywood nos convenció de que era para luchar por la libertad, la democracia y los derechos humanos.

 

Los dueños de la libertad

Ahora, hablamos de la que se autodenomina la mayor democracia de la Tierra, tan demócrata que permite que los ciudadanos desconformes con su gobierno quemen la bandera de Estados Unidos frente a la Casa Blanca a modo de protesta. Incluso hoy podemos decir que supera a Uruguay en algo tan fundamental como el derecho a grabar un procedimiento policial. Los estadounidenses tienen derecho a grabar la acción policial. Los uruguayos, en teoría, también; ninguna ley lo prohíbe. Sin embargo, en por lo menos tres ocasiones en los últimos meses, los policías comandados por Larrañaga han prohibido filmar un procedimiento, han obligado a una chica a borrar lo filmado y se llevaron detenida a otra. El ministro defendió a los uniformados a pesar de que habían actuado de manera ilegal. En Estados Unidos la ley es clara: la Policía no puede tomar ni confiscar ninguno de tus videos o fotos sin una orden judicial.

Aun así, cuando los estadounidenses protestaron en las calles contra el racismo y la brutalidad policial, la represión no se hizo esperar. En Nueva York, y solo el 4 de junio, unas 250 personas que participaron de una marcha fueron detenidas.

Con respecto a Donald Trump, nos surge una duda inquietante. Es indiscutible que tiene el nivel intelectual de un primate, que sus acusaciones sin fundamento pueden provocar caos y violencia callejera, que es un mal perdedor al cual su soberbia le impide aceptar su derrota en las urnas y que no tiene prueba alguna de un complot en su contra; pero ¿está bien que las redes sociales tengan el poder de censurar sus expresiones?

Cuidado con dar una respuesta rápida motivada por la aversión que nos produce este gorila con dinero y poder, porque ahora es contra Trump, pero mañana podría ser contra un líder demócrata, y no me refiero a lo que ellos consideran como tal, sino a un líder democrático en serio.

 

Yo, el supremo

Facebook puede controlar la difusión de cada comentario que surja en su poderosa red. Quienes la manejan tienen la posibilidad de hacer que una idea se dispare y se multiplique o que muera a poco de nacer. Quitarle a un político la posibilidad de expresarse por Twitter, Facebook o Google equivale a cortarle ambos brazos. Que semejante poder de censura lo tengan personas que no han titubeado en vender al mejor postor nuestra información personal no es nada bueno para la democracia mundial.

Hoy puede ser Trump o Bolsonaro; pero mañana quizá se borre del mapa digital a personas decentes y honorables por el solo hecho de manifestar ideas que van en contra del poder establecido.

Julian Assange, director de WikiLeaks que hiciera públicas algunas informaciones que dejaban mal a Estados Unidos y otras potencias aliadas, lleva años intentando zafar de las garras del imperio y sabe que si lo extraditan a la tierra del Tío Sam, le espera la pena de muerte. Tanto el australiano como la exmilitar Chelsea Manning y el exanalista de Inteligencia Edward Snowden (estos dos últimos, estadounidenses) han sido encarcelados y perseguidos por haber divulgado documentos que dejaban en evidencia los sucios manejos de espionaje de la potencia más poderosa de toda la historia de la humanidad. Los tres han sido nominados al Premio Nobel de la Paz versión 2021; pero ya veremos si hay coraje en la fundación como para hacer justicia moral con estos tres héroes.

De lo que no cabe duda es que no escucharemos a Luis Lacalle Pou expresarse públicamente a favor de esta nominación. Tampoco es que al mundo le importe mucho su opinión. Como sea, a los uruguayos les preocupa más que su gobierno ha tardado en conseguir vacunas en plena pandemia porque se empeña en no comprar la de países no derechistas. Prefiere la más cara con tal de no dar el brazo a torcer; pero quizá el virus cause tantos estragos en las próximas semanas (ojalá que no) que tenga que tragarse su locura ideológica y comprar donde pueda y de urgencia.

Al margen de ello, sería una buena cosa que el Nobel de la Paz recayera en quienes se animaron a denunciar los abusos imperiales. Sería bueno para la libertad de expresión y para la democracia, no solo de Estados Unidos, sino del mundo. Lo que no es bueno, y resulta muy peligroso, es que se le nieguen micrófonos o se le cierren cuentas a Trump, por más enfermizo que resulte leerlo o escucharlo.

Todo derecho debe tener un límite en una sociedad que se precie de civilizada. Por ejemplo, no estaría bien que YouTube o Google continuaran permitiendo la difusión de videos que inciten al suicidio o la fabricación de artefactos explosivos; pero censurar al presidente saliente por denunciar fraude sin pruebas es algo que habría que considerar cuidadosamente. La responsabilidad ante la justicia sí puede caberle tanto como a Luis Almagro por el caos que sembró en Bolivia de la manera más artera; pero aquí hablamos de que, por ejemplo, Mark Zuckerberg, uno de los fundadores y creadores de Facebook, con solo 36 años es una de las pocas personas con el poder de orientar a la opinión pública de todo el planeta.

Trump y Bolsonaro representan lo peor de la especie humana, pero ojalá la frase atribuida erróneamente al francmasón, filósofo, abogado e historiador François-Marie Arouet (Voltaire) nos sirva de guía: “Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defendería hasta la muerte tu derecho a decirlo”.

13 comentarios en «La locura de la libertad y la libertad de los locos»

  1. Simplemente magnifico! Aplaudo su punto de vista y lo comparto totalmente, no porque tenga un apice de simpatia por el ssnor trump, pero me parece totalmente absurdo y antidemocratico que que medios de comunicacion de la calana de facebook se atribuyan el papel de Jueces de nuestras libertades.
    El fundador de facebook carece de autoridad moral para eregirse en Juez y mucho menos para actuar de verdugo de un ex-gobernador al cual apoyaron indiscutiblemente en el pasado en lo politico y en lo personal.
    Muy conocida es la orientacion politica del Sr. Biden y pensar que es un Lider y Salvador de la Patria en el momento oportuno es estar totalmente equivocado.
    Biden gano porque era la unica opcion; si obtuvo una victoria tan determinante no es debido a sus cualidades de Lider, pero fundamentalmente por el desprecio y la repulsion que llego a causar la administracion saliente.
    Nunca como en este caso las palabras del Enciclopedista Voltaire tuvieron tanta precision.
    Bienvendio al 2021 estimado Ortega Salinas, si 2020 fue dominado por la pandemia, en 2021 dominara la busqueda de soluciones a los danos causados por el virus y los pesimos y funestos gobiernos que dominaron el panaroma.

  2. EXCELENTE!!!
    👏👏👏
    pd.: Comparto

  3. Sr.Ortega Ud. tiene el don de expresar através de sus editoriales su sentido común con una claridad meridiana y en este me hizo realmente cambiar mi opinión, en efecto estaba bien satisfecha que este engendro que gobernó EEUU. no saliera en ninguna red social más, sin embargo su texto me permitió reflexionar que esto mismo lo pueden llegar hacer con cualquiera que interfiera sus auténticos interes que no son otros que los económicos.
    El entrecomillado de la última oración precisa todo lo tan bien expresado previamente.
    Es un lujo poder leerlo todas las semanas felicitaciones por su incalculable colaboración con el fin de esclarecernos, ya vendrán tiempos mejores donde el hombre se acerque a los auténticos valores,amor,dignidad,verdad,solidaridad, ya algunas sociedades del mundo van en ese rumbo, en la búsqueda del hombre nuevo,como creyeron Jesús y el Che entre otros.

  4. Muy buen artículo, Ortega Salinas. Tal cual dices, aplaudir la censura ( aún la de un despreciable como Trump) es escupir para arriba… además, quién censura? Nada menos que quienes manejan las redes globales. Así como hoy no les gustó Trump, mañana no les gusta un líder cualquiera y hacen lo mismo. La censura no implica sólo silenciar voces de quien no me gusta, sino que también es un mensaje que forma opinión pública mundial.

  5. Un saludo de año nuevo al compañero Enrique Ortega Salinas y al resto de los compañeros uruguayos que leen éste portal. Como bien dice de entrada le aplicaron un poquito de su medicina. Para nosotros países bananeros ( según los yankis ) su asalto al parlamento resultó hasta gracioso, ver tantos payasos en una sola función ,no se ve todo los días. Respecto a la censura, eso es mas viejo que el estornudo, desde siempre Facebook ha censurado a todos aquellos que denunciamos a la entidad genocida sionista, y por poner lo que acabo de poner, me han suspendido mas de una vez, suspendido es una de las tantas muestras de la era de oro de los eufemismos. Es censura lisa y llana. Claro cuando lo hacen con Trump la cosa es diferente ,por la sencilla razón que es el jefe político de la potencia imperial, entonces, imagínate que queda para los de a pie como uno.
    Gracias Enrique por tus análisis concretos y profundos de la realidad, tanto uruguaya como del exterior, siempre te leo hermano y me alumbras sobre la realidad de tu país. Roberto desde Caracas.

    • Gracias, Roberto. Venezuela significa mucho para mí. Hay que resistir.
      Gracias a todos por sus aportes. Hoy los trolls tienen libre.

      • YO diria que en Venezuela se juega el futuro de America Latina, y un futuro mas cercano de lo que muchos creen.
        Parafraseando un articulo anterior suyo yo diria:
        » No lloremos manana lo que no sabemos defender hoy.»

        • Querido Ramón: El FA cometió un grave e imperdonable error con Venezuela. Lo previsto en esta nota ya se cumplió. Censurar a Trump a pocas horas de su ocaso, fue una estrategia. Ahora censuraron a la legítima nueva Asamblea de Venezuela. Por no caerle mal a la derecha no nos atrevimos a ser de izquierda y dejamos solos a varios compañeros en el campo de batalla. La dejo aquí porque me estoy calentando. Gracias por leerme y por tus invalorables comentarios.

          • Muy estimado Ortega Salinas, gracias por leerme. Entiendo totalmente su sentimiento, porque lo comparto profundamente y lo vivo día a día. El mundo no aprende o no le importa realidades HUMANAS. Hace 60 años que están atacando a Cuba y ahí sigue la pequeña Isla en las fauces del Imperio, triunfante en su lucha, y cumpliendo el mandato Solidario de Fidel; hace 20 años están cometiendo el mismo error con Venezuela.
            El mismo error pero con mayor furia por la simple razón que Venezuela tiene más recursos y mayor cantidad de Oro para robarle; vergonzosamente hay que mencionar también un mayor número de traidores que sirven cobardemente al Imperio y la decadente Unión Europea que no puede solucionar sus problemas internos pero aún creen que son una potencia mundial.
            Como muy bien dijo Ud., » no sigo porque me estoy calentando»; también bastante harto de tanto hipocresía y servidumbre. vergüenza deberíamos sentir! Pero una vergüenza tremenda y continental que naciendo en los Llanos Venezolanos avance sobre nuestro mar amazónico y llegue hasta las Pampas y la Patagonia Argentina. Glorioso será ese Dia!
            Una vez más, gracias por su larga y contundente Predica; algún día ‘habrá una Patria com PAN para todos y escuelas para sus ninos.»

  6. Nop, los trols están contratados para operar en masa tema local, se impone defender a ultranza al payaso del mundo!!!
    Respecto a la opinión del Sr. Ortega, reitero es 👍👍👍
    Ahora a mi no me interesa leer o escuchar mercenarios trols y pido BLOQUEARLOS!!! Apunto los nombres y no leo nada, lo que escriben está guionado por duran barba, asi que sólo resta ese detalle…
    SALÚ y a FIRMAR CONTRA LA LUC!!!

  7. Excelente nota Ortega.
    Me tomo el atrevimiento de esbozar un pensamiento.
    Tanto trump como bolsonaro y tantos otros, forman parte de este sistema y han colaborado y beneficiado este sistema.
    Cuando hablo de sistema me refiero puntualmente al poder que le han dado a los medios y ahora a las redes sociales.
    EEUU muchas veces incineró gente sin razón, y lo hizo a través de los medios, la típica campaña de aniquilamiento de una persona, orquestada y armada para desacreditarla, con mentiras y desinformaciones.
    Los medios han servido para ganar elecciones, para justificar guerras, para fijar opinión sobre si un gobierno es democracia o dictadura, en fin, los medios (no todos) hacen eso, están para eso, y si es así, es porque tienen el aval, el permiso y el apoyo de gente como trump.
    Si bien no veo justo que este tipo no se pueda manifestar por las redes, él ha sido parte de ese sistema al que hago referencia, lo usó en su beneficio y sabe bien cuáles son las reglas del juego.
    Digamos que no creo que tenga derecho a pataleo.

  8. Más claro, imposible. No te mueras nunca! Tus artículos reflejan perfectamente lo que es el capitalismo. La codicia y el avasallamiento que, sufrimos los pueblos, los pobres del mundo. Ojalá que dejemos de perseguir la utopía. Será el momento en que cambie la realidad. No dejes de analizar y escribir, porque ya no hay nadie a quien escuchar. Escuchar la verdad.

  9. … y alguien debe de estar analizando llevar a tribunales mundiales, a éstos asesinos por sus actos irresponsables sobre todo con respecto a la peste y se podría aprovechar además del gorila mayor, el milico vecino y al impresentable pte que YO NO LO VOTÉ!!! No debería quedar en el olvido y desconocimiento de nuevas generaciones estás aberrantes actuaciones de estos engendros del mal!! A la corta o a la larga, los huesos desaparecidos de personas asesinadas por tortura van apareciendo, falta la confesión de los criminales, pues con ir a la Iglesia no exonera ni limpia conciencias y eso lo saben descendientes y familiares de los indeseables!!! Las muertes por COVICHO también van a aparecer, por más que sean «pintores» de números y porcentajes, es decir una refundancia: MENTIROSOS!!!

Comentarios cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
Balance preliminar de las economías de la región

América Latina y el Caribe es la región más afectada por la crisis provocada por la pandemia de covid-19 según...

Cerrar