Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

“Tómalo en serio”

Las mujeres dirigen mejor

“¿Qué tienen en común los países con las mejores respuestas de coronavirus? Mujeres líderes”, escribió Avivah Wittenberg-Cox en la revista Forbes. “Las mujeres están dando un paso adelante para mostrarle al mundo cómo manejar un parche desordenado para nuestra familia humana”, agrega la famosa revista.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Por Víctor Carrato

 

Se destaca el liderazgo de mujeres que dirigen siete países: Angela Merkel (Alemania), Tsai Ing-wen (Taiwán), Jacinda Ardern (Nueva Zelanda), Katrín Jakobsdóttir (Islandia), Sanna Marin (Finlandia), Erna Solberg (Noruega), Mette Frederiksen (Dinamarca), Katerina Sakellaropoulou (Grecia), Kersti Kaljulaid (Estonia) y Zuzana Strapáková Caputova (Eslovaquia).

“Muchos dirán que se trata de países pequeños, islas u otras excepciones. Pero Alemania es grande y líder, y Reino Unido es una isla con resultados muy diferentes, dice Forbes.

Estas mujeres lideran países con un total de 364.279,876 millones de habitantes.

 

“Es grave, tómalo en serio”

Los discursos televisados son una rareza en Alemania, reservados solo para momentos críticos: los excancilleres Gerhard Schroder y Helmut Kohl solo recurrieron a este formato en dos ocasiones cada uno.

El pasado 21 de marzo, Angela Merkel se levantó temprano y con calma les dijo a sus compatriotas que se trataba de un error grave que infectaría hasta el 70% de la población. “Déjame decírtelo claramente: esto es serio. Tómalo en serio también tú; desde la unificación alemana, no, desde la Segunda Guerra Mundial, no ha habido un desafío para nuestro país en que nuestra acción conjunta sea tan importante”, dijo.

Alemania tiene una población de 83,02 millones de habitantes. A ellos, la canciller les dijo: “El coronavirus está cambiando la vida en nuestro país dramáticamente; nuestra idea de normalidad, de vida pública, de interacción social, todo se está poniendo a prueba como nunca antes”.

Los números de Alemania están muy por debajo de sus vecinos europeos.

Al 18 de abril, por primera vez, el ratio de infección, que mide el número de personas contaminadas de media por cada enfermo de Covid-19, cayó a 0,7%. Hasta esa fecha Alemania realizó tests a 1,7 millones de personas y las pruebas comenzaron desde el principio.

Al lunes 20 de abril, Alemania redujo el aumento diario a 1.775 casos y superó los 140.000 contagiados por coronavirus. La cantidad de muertos ascendía a 4.404 y se registran 88.000 personas recuperadas, la tasa más alta en el mundo. El país se encuentra entre los primeros que emprende un lento desconfinamiento en Europa, con la apertura de la mayoría de las tiendas de hasta 800 metros cuadrados.

 

Desde enero, 124 medidas

Taiwán tiene una población de 23,78 millones de habitantes y se encuentra a tan solo casi 19 kilómetros de China continental.

La presdienta Tsai Ing-wen es la primera mujer en ser elegida para el cargo. Desde enero, introdujo 124 medidas para bloquear la propagación sin tener que recurrir a un confinamiento obligatorio.

Ahora Taiwán está enviando 10 millones de máscaras faciales a Estados Unidos (EEUU) y Europa.

Los medios de prensa y los científicos coinciden en que Ing-wen tuvo para esta pandemia una de “las mejores respuestas del mundo”.

Al lunes 20 de abril, Taiwán tiene apenas 422 infectados, 203 recuperados y tan solo 6 muertos.

 

Nueva Zelanda: restricción estricta

Jacinda Kate Laurell Ardern es la primera ministra de Nueva Zelanda. Al asumir su cargo, era la jefa de gobierno más joven del mundo, con 37 años.

Estableció el confinamiento desde muy temprano, fue muy clara sobre el nivel máximo de alerta al que estaba sometiendo al país y por qué; confinamiento para toda su población durante un mes y el cierre total de fronteras.

Nueva Zelanda tiene una población de 4,886 millones habitantes.

Cuando otros países hablan de levantar las restricciones, Ardern se suma a ellas, haciendo que todos los neozelandeses que regresan se pongan en cuarentena en lugares designados durante 14 días.

El lunes 20 de abril, Nueva Zelanda contaba con 1.105 infectados, 974 recuperados y solamente 12 muertos. Ha resultado sorprendente la ralentización en la aparición de nuevos pacientes con la enfermedad (Covid-19) y, sobre todo, el número de fallecimientos desde que inició la pandemia.

Eliminar la curva y no aplanarla es la exitosa estrategia de Nueva Zelanda.

 

Islandia: todos testeados

Islandia, bajo el liderazgo de la primera ministra Katrín Jakobsdóttir, ofrece pruebas gratuitas de coronavirus a todos sus ciudadanos. Claro, su población es reducida: el país cuenta con 364.134 habitantes.

En proporción a su población, el país ya ha examinado a cinco veces más personas que Corea del Sur e instituyó un sistema de seguimiento exhaustivo que significa que el gobierno no ha tenido que cerrar las escuelas.

 

Cierre de fronteras y escuelas

Con una población de 5,51 millones de habitantes, Finlandia tiene 3.868 infectados, 1.700 recuperados y 94 muertos, al lunes 20 de abril.

Sanna Marin se convirtió en la jefa de Estado más joven del mundo cuando fue elegida en diciembre pasado en Finlandia, con 34 años de edad, además de ser la persona más joven en ocupar ese cargo en la historia de su país.

Para combatir la pandemia global, el país nórdico (el más feliz del mundo, por tercer año consecutivo, según un informe de la ONU) cerró sus fronteras, escuelas y restringió la venta de medicamentos.

En Finlandia solo se realizan los tests a los grupos de riesgo como los trabajadores sanitarios y a las personas gravemente enfermas. El gobierno decretó el cierre de las escuelas, centros de formación profesional y universidades de todo el país durante un mes, salvo contadas excepciones. No obstante, se mantienen abiertas las guarderías y centros de preescolares para permitir que los padres a quienes no les sea posible trabajar a distancia puedan asistir a sus centros de trabajo. Iglesias, museos, teatros, bibliotecas, instalaciones deportivas y otros centros de esparcimiento están cerrados.

 

Hablando con los niños

Erna Solberg (59 años de edad) se desempeña como primera ministra de Noruega desde 2013 y la llaman Erna de hierro.

Noruega cuenta con una población de 5,36 millones de habitantes. Al lunes 20 de abril, se registraban 7.095 infectados y 168 fallecidos. No se informa sobre casos recuperados.

La primera ministra tuvo la idea innovadora de usar la televisión para hablar directamente con los niños de su país. Solberg celebró una conferencia de prensa dedicada a los niños de todo el país, en la que no se permitieron adultos. Ella respondió las preguntas, tomándose el tiempo para explicar por qué estaba bien sentirse asustada.

El lunes 6 de abril, el ministro de Sanidad de Noruega, Bent Hoie, aseguró que el gobierno ha logrado poner “bajo control” la pandemia de coronavirus en la nación nórdica, pese a lo cual consideró que es demasiado pronto para revocar las medidas restrictivas que se han impuesto para impedir el contagio.

No obstante, al mismo tiempo aclaró que por ahora las medidas adoptadas, tales como el cierre de fronteras y una cuarentena, se mantendrán vigentes.

 

Dinamarca anunció una apertura parcial

El gobierno de Dinamarca anunció una apertura parcial del país después de Semana Santa.

El país registra 7.515 infectados, 4.312 recuperados y 364 fallecidos.

Dinamarca cuenta con una población de 5,8 millones de habitantes.

Mette Frederiksen tiene 42 años de edad y es la primera ministra de Dinamarca desde el 27 de junio de 2019.

Las escuelas de Dinamarca comenzaron a reabrir sus puertas el miércoles 15 de abril tras permanecer un mes cerradas. Es el primer país europeo que reabre las guarderías y las escuelas primarias. No obstante, las clases se reanudaron solamente en la mitad de las ciudades danesas y en el 35% de los centros de Copenhague. El resto abrirá sus puertas cuando terminen de adaptar los locales a las reglas sanitarias instauradas para combatir la pandemia.

Sin embargo, hay padres que se resisten. “No enviaré a mis hijos sin importar qué”, dijo Sandra Andersen, fundadora de un grupo de Facebook llamado “Mi hijo no va a ser un conejillo de Indias”, que tiene más de 40.000 seguidores.

“Creo que muchos padres piensan: ‘¿Por qué mi hijo pequeño debería salir primero?’”, añadió Andersen, madre de dos niñas de cinco y nueve años.

 

Grecia: lejos de la anarquía habitual

Grecia fue uno de los primeros países en imponer cuarentenas, al ver lo que ocurría en Italia y España, a pesar de haber sido uno de los países más afectados por la crisis económica durante la pasada década y de la idiosincrasia anárquica característica de esta nación.

Con una población de 10,72 millones de habitantes, el país registra 2.235 infectados, 269 recuperados y 114 fallecidos, al 20 de abril.

A finales de febrero se aplicaron las primeras restricciones, con la suspensión del carnaval, que debido al calendario de la Pascua ortodoxa, por suerte, se celebraba este año con una semana de retraso con respecto a los países católicos.

El 11 de marzo, cuando todavía no había ningún fallecido y los casos de coronavirus no llegaban al centenar, el Ejecutivo cerró escuelas y universidades. Dos días después, al confirmarse la primera muerte, se ordenó el cierre de los restaurantes y bares, además de museos y sitios arqueológicos.

Katerina Sakellaropoulou (63 años de edad) es una jueza y política griega. En octubre de 2018 inició el mandato de presidir el Consejo de Estado griego, siendo la primera mujer en asumir el puesto. El 15 de enero de 2020, fue nominada por el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, para asumir la presidencia de la República Helénica. Tomó posesión de la presidencia de Grecia el 13 de marzo de 2020, una difícil fecha.

 

Estonia: una respuesta singular

En muchos sentidos, la respuesta de Estonia fue singular y distinta a la de la mayoría de las naciones europeas. El país cerró sus fronteras, sus escuelas y prohibió la operación de negocios de entretenimiento y ocio. El gobierno se comprometió a cubrir la mayor parte de los ingresos personales perdidos debido a la pandemia. También ha sido criticado por carecer de una estrategia coherente para abordar la crisis, que incluye no tener un enfoque claro y consistente para las pruebas de Covid-19. Aún así, con una tasa relativamente alta de infección entre las naciones europeas, Estonia parece tener uno de los niveles más bajos de pánico.

Con un población de 1,32 millones de habitantes, Estonia muestra 1.535 infectados, 165 recuperados y 40 fallecidos, al 20 de abril.

El país parece ser una de las naciones mejor preparadas para las consecuencias de la pandemia, tanto económica como socialmente. Su economía está ligada a la tecnología, su gobierno es digital y la mayoría de los servicios en el país son o pueden proporcionarse electrónicamente.

La gente vota en línea y usa recetas digitales; un solo documento de identidad almacena de forma segura la información personal de cada estonio, incluidos los registros de salud, fiscales y policiales; incluso se puede establecer la residencia y comenzar a pagar impuestos en el país digitalmente, efectivamente inmigrando en línea. Los estonios dicen que solo tres tipos de interacción con el Estado requieren la presencia física de una persona: el matrimonio, la transferencia de bienes y el divorcio. Skype es un invento estonio.

Kersti Kaljulaid, la presidenta de Estonia desde 2016 tiene 50 años de edad y se convirtió así en la primera mujer que ostenta la jefatura del Estado, así como en la más joven en acceder al cargo, con 46 años.

 

Eslovaquia y su «aplicación espía»

El miércoles 25 de marzo, Eslovaquia aprobó el desarrollo y la introducción de una controvertida “aplicación espía” para rastrear todos los teléfonos móviles del país con el fin de detectar a supuestos violadores del confinamiento impuesto para frenar la expansión del coronavirus.

Con esta aplicación, basada en un producto desarrollado en la vecina República Checa, se pretende informar a los usuarios sobre “zonas seguras”, o sea, libres de contagios.

A diferencia de la República Checa, donde se necesita el consentimiento del usuario, en Eslovaquia todos los teléfonos son supervisados y rastreados.

Además, la app genera mensajes SMS a aquellos ciudadanos que se encuentran, o han estado recientemente, cerca de una persona contagiada para que tome las medidas de prevención pertinentes.

Con una población de 5,45 millones de habitantes, Eslovaquia registra 1.173 infectados, 251 recuperados y 13 fallecidos, al 20 de abril.

Su presidenta, Zuzana Strapáková Caputova, de 46 años de edad, es política, abogada y activista ambientalista. Llegó a ese cargo el 15 de junio de 2019, siendo la primera mujer en ocuparlo.

El 10 de marzo se suspendieron las clases. El gobierno actuó bastante rápido, pero sin cuarentena obligatoria, aunque es obligatorio llevar mascarilla o algo que tape la boca. Los bares y restaurantes están cerrados, pero se puede salir a pasear y a correr

 

Comparando liderazgos

La revista Forbes llama la atención con esta propuesta: “Ahora, compare estos líderes e historias con los hombres fuertes que usan la crisis para acelerar una aterradora trifecta de autoritarismo: culpar a ‘otros’, capturar al Poder Judicial, demonizar a los periodistas (Trump, Bolsonaro, Obrador, Modi, Duterte, Orban, Putin, Netanyahu, etc.)”.

Ha habido años de investigación que sugieren tímidamente que los estilos de liderazgo de las mujeres pueden ser diferentes y beneficiosos.

 

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO