Los incendios en Australia, signo de los peligros del cambio climático

Incendios en Australia: catástrofe sin precedentes que puede extenderse a otras partes del mundo

Australia declaró el pasado diciembre el estado de emergencia, los incendios forestales presentes sobre todo en el este del país han devorado hasta la fecha más de ocho millones de hectáreas. Con alrededor de 8.500 incendios en lo que va de temporada, y más de 100 focos activos en Nueva Gales del Sur, la región donde se encuentra Sídney, a finales de año, la situación en Australia se eleva a tragedia.

Los bomberos y servicios de emergencia se han enfrentado a esta gran amenaza, que se ha cobrado 25 vidas desde el pasado septiembre, con decenas de desaparecidos y 15.000 hogares consumidos por las llamas. Más de 100.000 personas han sido evacuadas en tres estados, y se estima que alrededor de 480 millones de mamíferos, aves y reptiles, han perecido —incluidos 28.000 koalas, lo que pone a la especie en peligro— según un informe de la Universidad de Sídney.

Para Australia no es nuevo luchar contra incendios, pero este año las condiciones climáticas en el continente han sido todavía más drásticas, con temperaturas muy altas, olas de calor, fuertes vientos y una sequía prolongada, lo que ha contribuido sin duda a empeorar la situación.

Todos los años se producen incendios causados por causas naturales como pueda ser la descarga eléctrica de una tormenta. Sin embargo, los expertos aseguran que el cambio climático tiene un papel innegable en la creación de condiciones adversas que hacen que la temporada de incendios sea más extensa y los incendios más peligrosos. El clima de Australia está cambiando, y la oficina de meteorología informa que la temperatura ha ascendido más de un grado centígrado desde 1920, con especial aceleración desde 1950.
Esta temporada se ha batido el récord de la temperatura más alta del país, que ha llegado a 41,9 °C en diciembre.

Los peligros del cambio climático están cada vez más presentes, con catástrofes como la que Australia está viviendo, fenómenos como El Niño o el ascenso en las temperaturas a nivel global. Es uno de los temas más relevantes de nuestro tiempo, como nos recuerdan activistas como Greta Thunberg en su campaña ante dirigentes políticos y gobiernos de todo el mundo. El fenómeno creado por Greta ha conseguido movilizar a las generaciones más jóvenes preocupadas por la amenaza del cambio climático y su futuro, consiguiendo organizar una huelga escolar mundial el pasado 15 de marzo. Greta Thunberg fue nombrada persona del año 2019 por la revista Time y, debido a su contribución a la lucha por el cambio climático, fue una de las candidatas favoritas para ganar el Premio Nobel de la Paz en 2020.

La lluvia llegó hace unos días para alivio de los australianos, aunque todavía queda mucho camino en la lucha contra el cambio climático.

Compartir: