Malestar argentino por belicosa declaración británica sobre Malvinas

El ministro británico de Relaciones Exteriores habló de la determinación de su país de usar la fuerza militar.

malvinas
La guerra de Malvinas en 1982 dejó unos 1.000 muertos en ambos bandos.

Argentina advirtió que las afirmaciones del secretario de Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, en relación a las Islas Malvinas, ocupadas por ese país, son irreconciliables con la relación diplomática que sostienen. «Sus amenazas beligerantes y referencias denigratorias hacia la Argentina son incompatibles con la relación diplomática existente», advirtió el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino en un comunicado.

La Cancillería argentina manifestó su rechazo «de forma categórica» a las afirmaciones del alto cargo británico, realizadas durante la Conferencia por el llamado Día de Margaret Thatcher.

«Nuestros enemigos no deben dudar de la determinación de Gran Bretaña de enfrentarse a los matones, defender a los que no pueden defenderse a sí mismos y a nuestros valores», llegó a decir Wallace durante un acto del que se hizo eco el diario The Daily Telegraph.

Para Argentina, «los gobiernos democráticos argentinos han consolidado su reivindicación de la soberanía sobre la Cuestión Malvinas en el marco del derecho internacional y por la vía pacífica y diplomática».

En ese sentido, «las referencias del secretario Wallace resultan absolutamente impropias e inaceptables», añadió el organismo diplomático.

Argentina insiste en que Reino Unido cumpla con las resoluciones de Naciones Unidas que instan a ambas partes a retomar las negociaciones sobre la disputa de soberanía que existe sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos correspondientes.

También recordó al Reino Unido que la legislación internacional avala el Atlántico Sur «como zona de paz y libre de armas nucleares», al reclamar la desmilitarización del archipiélago.

Ocupación ilegal

Las Islas Malvinas están ocupadas por Reino Unido desde 1833.

Desde entonces, Buenos Aires y Londres mantienen un litigio por la soberanía de la región, lo que llevó a que en abril de 1982 la Junta Militar argentina, liderada por el general Leopoldo Galtieri (1981-1982), intentara recuperar las Islas Malvinas a través de una ofensiva contra el Reino Unido que gobernaba Margaret Thatcher (1979-1990).

La guerra culminó el 14 de junio con la derrota del país sudamericano y con casi 1.000 muertos entre ambos bandos solo durante el conflicto armado.

Ambos países retomaron sus relaciones diplomáticas en febrero de 1990, durante la administración del entonces presidente argentino Carlos Menem (1989-1999).

(Vía Sputnik)

1 comentario en «Malestar argentino por belicosa declaración británica sobre Malvinas»

  1. Si las Malvinas fueran uruguayas Lacalle ya las hubiera vendido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Compartir: