Memorias del Lacallato

Por Enrique Ortega Salinas.

Luis Lacalle Herrera vuelve a agitar los fantasmas de la "izquierda conservadora"

“Con los blancos se vive mejor. Pocos gobiernos; pero buenos.”

Luis Alberto Lacalle Herrera a Montevideo Portal.

 

Es increíble cómo los derechistas se autoconvencen de lo geniales que son.

La frase del expresidente herrerista, dicha en una entrevista anunciando el lanzamiento de un nuevo libro, sobrepasa todos los límites, tanto del cinismo como de la imaginación.

Pongamos a trabajar un poco la adormecida memoria de los orientales.

 

Blancos baratos

Nadie que haya conocido a Wilson Ferreira Aldunate debería tener dudas en cuanto a quiénes se refería al referirse a los “blancos baratos”. Por más datos, hoy están en el poder, y si el líder nacionalista resucitara, los sacaría a latigazos de la casa de gobierno, tal como Jesús hizo con los comerciantes del templo.

Wilson no ocultó nunca su absoluto desprecio por Luis Lacalle.

En 1971, y pese a que Wilson impugnó las elecciones, Lacalle dijo a los medios de comunicación: “Ganó la democracia”. La respuesta de Wilson fue tajante: “El que votó por mí no votó por el Partido Colorado. Eso de que ganó la democracia es un cuento chino”.

Cualquier blanco de buena memoria recordará que Lacalle desobedeció al directorio cuando nos encaminábamos a la dictadura e integró un grupo que negoció cargos con el poder. Fue ahí cuando Wilson dijo la célebre frase: “Nosotros sabemos que hay blancos baratos que se quieren vender”.

Tanto Lacalle I como Lacalle II suelen despacharse cada dos por tres contra la “dictadura de Venezuela” y esperan que olvidemos que, tras la muerte del dictador y asesino Francisco Franco, Luis Alberto Lacalle fue a la Embajada de España para firmar el libro de condolencias y, antes de ingresar, extendió su brazo derecho y cantó el himno franquista “Cara al Sol”.

Cuando murió Mario Heber en 1980, Lacalle pidió ocupar su lugar en la Comisión de Asuntos Políticos del Partido Nacional; pero Wilson se opuso y prefirió dejar vacante el cargo hasta que un acuerdo determinó que Jorge Silveira Zavala fuera quien completara el triunvirato sumándose a Carlos Julio Pereyra y Dardo Ortiz. Debido a este desplante, Lacalle optó por votar ‘sí’ a la reforma constitucional planteada por la dictadura con el fin de legitimarla, pese a que la Comisión de Asuntos Políticos había decidido lo contrario. Tan decidido estaba a traicionar a su patria que lo declaró públicamente en CX 8 radio Sarandí. Tal como contó Zumarán y un grupo de amigos de Fernando Oliú en una carta pública, tuvo que cambiar de postura a regañadientes tras una reunión con Pivel Devoto.

Cuando Wilson creó ACF (Adelante Con Fe), uniendo para las elecciones internas al Movimiento Nacional de Rocha con Por la Patria, también se negó al pedido de Lacalle de ocupar el tercer lugar de la lista. Ya en la campaña de 1984 se dio la famosa “bajada del colectivo”. Wilson dijo que si quería apoyar a Zumarán, que lo hiciera; pero que hiciera su propia campaña.

Cuentan viejos blancos que cuando Wilson murió y en el directorio del Partido Nacional se comenzaron a planificar los detalles del funeral, Lacalle se retiró diciendo: “Disculpen, igual el muerto es de ustedes”.

Ahora, considerando que el hijo ha dado pruebas irrefutables de que es igual o peor que el padre, cabe preguntarse cuántos wilsonistas auténticos quedarán en el Partido Nacional actualmente.

 

El quinquenio infame

Recuerdo muy bien el gobierno de Luis Alberto Lacalle de Herrera. Entre 1990 y 1995 los herreristas cometieron tantos hechos irregulares que nos faltará espacio para detallarlos; pero aquí van algunos.

En 1996, el juez Ruben Eguliz y el fiscal José Luis Barbagelata iniciaron una investigación que involucró al expresidente y a su entorno. El hecho fue que Lacalle contrató en nombre del Poder Ejecutivo a Rosario Pou, prima hermana de su esposa Julia Pou, para coordinar un proyecto forestal con fondos del Banco Mundial. La mayor parte de las 1.762 hectáreas que hasta ese año poseía la familia fueron forestadas durante el gobierno herrerista. Desde la Dirección Forestal, que gestionaba Rosario Pou, se tomaron medidas que favorecieron económicamente al expresidente y su entorno. La denuncia salpicó también a uno de los más cercanos colaboradores del expresidente, Luis Alberto Heber (actual ministro del Interior) quien habría constituido una sociedad agropecuaria y forestal con Rosario Pou en 1991. Como la productividad de los campos del entorno presidencial no les habilitaba el acceso a préstamos y subsidios por parte del Estado con fines de forestación, desde la Dirección Forestal y el Poder Ejecutivo se tomaron medidas administrativas entre 1993 y 1994 para solucionar el problema.

Según el semanario Brecha, Lacalle tendría el doble de las hectáreas que había declarado poseer, lo que llevó al malvado ingenio popular a apodar al exmandatario como “Aloe”, porque todos los días se le descubría una nueva propiedad. Recuerdo a otro blanco, Juan Andrés Ramírez, exministro del Interior blanco y luego candidato presidencial, acusándolo de ocultar bienes y teñir de corrupción aquella gestión.

Ahora, es raro que Lacalle publique un libro sobre política y escriba para el diario El País sobre política y firme declaraciones políticas junto a expresidentes de derecha y ultraderecha, porque cuando Pablo García Pintos confesó que siendo director del BROU robaba dinero al Estado con su tarjeta corporativa para incrementar las arcas del Partido Nacional y una periodista le pidió explicaciones al expresidente, Lacalle, visiblemente molesto con ella, respondió que estaba retirado de la política.

Recuerdo que un día, siendo candidato a la presidencia, lo entrevisté y prometió subir los salarios de policías y maestros porque “una sociedad que se precie de privilegiada no puede tener a los policías y maestros mal pagados”, agregando “y vamos a ver qué hacemos por las radios del interior, que están tan desprotegidas”. Por supuesto que no cumplió nada de lo prometido; los policías le hicieron una huelga, las radios del interior hicieron un comunicado criticándolo por la manera en que manejaba los recursos para publicidad despreciando al interior y una maestra subió al escenario durante un acto oficial y, en silencio, le depositó una túnica blanca en las manos, retirándose sin decir palabra y dejando al presidente con cara de perro y sin poder explicar la pérdida de salario real en el magisterio durante su mandato.

Recuerdo que en 1994 adjudicó canales de TV cable a partidarios blancos. El amiguismo siempre presente con los herreristas.

Recuerdo la reducción de las tasas arancelarias que destruyó la industria nacional, aunque florecieron las offshore y varios curros al mejor estilo de las republiquetas bananeras. La industria manufacturera, que representaba el 25% del PIB, bajó al 16% con las políticas neoliberales herreristas y se perdieron 90.000 empleos. Recuerdo la huelga obrera de 1993, la más larga de la historia: 83 días.

Recuerdo el turbio negociado con Focoex y los expedientes comidos por ratones para que la Justicia no pudiera acceder a ellos, el apaleamiento de trabajadores, la masacre del Filtro, la explotación laboral de los peones rurales, los menores tirados en el Consejo del Niño como si fueran delincuentes, recuerdo el Uruguay en que solo entrabas a un empleo público si pertenecías al partido de gobierno y las jubilaciones conseguidas con o sin aportes a cambio de la militancia en un partido tradicional.

Recuerdo al chileno Eugenio Berríos, secuestrado por quien es hoy la mano derecha de Guido Manini Ríos en Cabildo Abierto, el Teniente Coronel (r) Eduardo Radaelli. Lo veo huyendo desesperado y pidiendo ayuda a los policías, quienes en lugar de salvarlo lo entregaron nuevamente a los militares que lo asesinarían. Por ese operativo cayeron el jefe de Policía de Canelones, coronel Ramón Rivas y el jefe de Inteligencia del Ejército, general Mario Aguerrondo (h).

Recuerdo al contador Enrique Braga (ministro de Economía entre 1990 y 1992 y presidente del BCU desde 1993 a 1995) y al doctor Daniel Cambón (exsecretario de Lacalle), condenados por el escándalo de la venta del Banco Pan de Azúcar, escándalo que también involucró, aunque sin mayores consecuencias, a Julia Pou. Por lo del BPA también cayó Stephane Benhamou, y recuerdo a Julio Grenno, expresidente del Banco de Seguros (procesado por abuso de funciones, igual que Braga) y a Iván Coronel, exdirector de AFE, procesado por fraude.

Recuerdo a Teódilo Maciel, exempleado de Igor Svetogorzky, denunciando 89 reuniones entre el empresario comprador de influencias y quien fuera ministro de Transporte y Obras Públicas de Lacalle, Juan Carlos Raffo. En varias de las reuniones, el empresario habría entregado dinero que el mismo denunciante ensobraba. Según Maciel, se trataba de pagos por favores o actos indebidos. En cuanto a las reuniones, quedaron plasmadas en la agenda del empresario.

Recuerdo a Lacalle dejando caer a las empresas públicas para promover su privatización y la histórica gesta de los orientales que salieron a juntar firmas y luego le tumbaron en las urnas la ley que permitía entregar nuestros bienes más preciados. Recuerdo su intento por limitar la actividad sindical, a la cual odia profundamente, y la eliminación de los Consejos de Salarios. Recuerdo que Lacalle inició la práctica de los crueles ajustes fiscales, que repetirían después Julio María Sanguinetti y Jorge Batlle, siempre para joder a los de abajo.

Por esto y más, muchísimo más, cuando su propio hijo se postuló a la presidencia, el equipo de campaña le pidió (dicho por él) que “no se metiera”. Incluso la campaña que le permitió el triunfo se focalizó en su nombre, Luis, obviando su apellido, debido al lastre que implicaba el mismo luego de aquel quinquenio infame.

De todas maneras, la historia vuelve a repetirse. La Policía del actual presidente vigila y fotografía a quienes juntan firmas contra la LUC, mientras que el ministro afirma que lo hacen para protegerlos. Lacalle Pou está aliado con Cabildo Abierto, madriguera de los defensores de la dictadura y violadores de derechos humanos. Si para muestra basta un botón, esta semana se vio obligada a renunciar a su cargo la jefa del Departamento de Adulto Mayor y Discapacidad, Susana Núñez, en Rocha, el mismo lugar donde se presiona a quienes juntan firmas. La jerarca, tras la muerte del violador, torturador y asesino José Nino Gavazzo, había realizado una apología del criminal, afirmando que “nos ayudó a vivir libres de dictaduras comunistas”.

Por otra parte, Mercedes Aramendía, presidenta de la Unidad Reguladora de Comunicaciones (Ursec) acaba de regalar 6.500.000 dólares a las telefónicas privadas al rebajar drásticamente lo que deben pagar por el uso de redes ajenas, lo que perjudica directamente a Antel, que fue la que invirtió en la infraestructura de esas redes, y beneficia a su competencia en telefonía móvil. Aparte de Claro, la otra beneficiaria es Movistar, en la que, casualmente, Mercedes Aramendía ocupó un alto cargo.

Esto fue y es el herrerismo.

Tanto el padre como el hijo eluden autodefinirse como derechistas. Lacalle de Herrera dice lo mismo que Mirtha Legrand: que los términos izquierda y derecha son vetustos. Sin embargo, cuando a nivel internacional pensamos en representantes de la derecha, no podemos evitar pensar en Carlos Saúl Menem, George Bush, Donald Trump, Jair Bolsonaro, Iván Duque y los Lacalle. Es que en el fondo saben lo que son y los intereses que defienden y quizá, tal vez, en el fondo, muy en el fondo, sientan un poco de vergüenza que les lleva a negar su condición.

Esto fue y es el herrerismo. Si están nuevamente en el poder, es por la increíble capacidad de los uruguayos de tropezar dos veces con la misma piedra.

21 comentarios en «Memorias del Lacallato»

  1. Impecable articulo, verdades irrefutables.-

  2. Nunca màs Lacallato,siempre brillante,gracias por tanta y buena informaciòn Ortega Salinas

  3. Volvimos en el tiempo realmente… los 90 son ahora. Mismos personajes, misma corrupción, personajes que volvieron a aparecer y ni se sabía donde se habían escondido durante 15 años. Para que el viaje sea completo nos falta que vuelva la música techno y ver grafitis que digan ‘Yanquis go home’

  4. Como habitualmente, EXCELENTE, E.Ortega. Los que lo hemos vivido concientemente desde el 67 hasta hoy, lo sabemos muy bien.Lacalle Herrera, el corrupto más grande; él y su esposa. Y como bien dijo el mismo LUIS, los frutos caen al pie del árbol. Y eso es lo que tenemos ahora. Y me atrevería a decir que potenciado.

  5. Avatar Juan ocampoc04@gm | el 4 julio, 2021 a las 5:29 pm |

    LA NOTA BUENISIMA YO YA LO SE X MI EDAD Y ES TAL CUAL COMO LO
    DICE USTD ..Y AHORA QUE LIBRO
    VA A SACAR .TODO ESTO ESTE
    CORRUPTO NO LO VA A ESCRIBIR
    AUNQUE SON PROFECIONALES DE LA
    MENTIRA Y EL HIJO ES PEOR
    Y LOS MONOCROMOS QUE VOTARON A ESTE HERRERISTA FACISTA .SABIAN DE ESTO ..Y SI SABIAN Y LO VOTARON .SON MAS QUE CARNEROS
    CARNERASOS

  6. Gracias Ortega Salinas.

    Acá hay muchas ovejas pasando muy mal y tienen que pasar peor es la única manera de que entiendan algo

  7. Excelente Enrique Ortega Salinas. Es imperdonable que el pueblo vuelva a caer en el verso de los Lacalle. Parece que la MEMORIA es una de las mayores falencias de los Uruguayos que ha olvidado que aparte de tránfugas siempre han favorecido a la oligarquía y a los verdes. Estuvieron 15 años preparando la gran estafa y la están llevando a cabo. Lamentable por la mitad de los habitantes que no los votamos tengamos que padecer un atropello encima de otro para que ellos sigan favoreciendo a su prole herrerista. Enrique: Te veo todos los jueves a las 18hs en AndaresRadioTv. Imperdible para estar informados!!!

  8. Perdón….eres mi escritor preferido y admirado, no creo que la miseria ayude a hacer conciencia….la miseria embrutece….

  9. Impecable y sin comentarios. Pero como siempre lo digo la culpa no la tiene el chancho sino el que le rasca el lomo. Ya lo definio Ud. de manera precisa en su articulo: ‘A llorar al cuartito.»
    Solamente un pueblo de tontos (podria usar un adjetivo mas fuerte) vota a un partido con el historial de los blancos, con un candidato cuyo apellido y rancio abolengo es sinonimo de corrupcion; y que ademas se traia bajo el brazo una coleccion de 500 articulos leguleyos que no tuvo las agallas necesarias para discutirlos con la ciudadania.
    La verdad que me da muchisima pena por quienes estan sufriendo y muriendose de frio y de enfermedad….pero tuvieron la oportunidad y la desperdiciaron. Ahora a » Llorar al cuartito».

  10. ME SIENTO MUY DESCONFORME CON ESTE NUEVO TURISMO ABIERTO Y ME PREGUNTO Y LES PREGUNTO. NOS TRATAN DE TONTO?? Hablan de % no de cuantos. matemáticos con 6° grados en matemáticas es lo que piden para entrar al BROU y UTE Y YO ME PREGUNTO ????? CUANTOS PERIODISTAS HAY EN URUGUAY??Y CUANTOS LOROS PERIODISTAS HAY EN URUGUAY.-ME SOBRA UNA MANO PARA QUE EN ESTE PAÍS TENGAN UN BUEN INFORMANTE ,LOS DEMÁS SON CREADORES DE OPINIÓN Y ESO NO ES INFORMAR.

  11. Avatar eduardo caballero | el 4 julio, 2021 a las 9:57 pm |

    EL PUEBLO URUGUAYO Es UN PUEBLO DE LUCES Y SOMBRAS PERO HABER VOTADO A ESTOS NEFASTOS PRESCINDENTES ES EL COLMO DE LA ESTUPIDEZ Y DESMEMORIA,AMEN!!!!

  12. Excelente ayuda memoria de lo que significa el lacallismo
    A difundirlo!!!

  13. GRACIAS Ortega Salinas siempre con verdades esclarecedoras, ahora bien, lo de la mala memoria de una parte del pueblo es ancestral recuerden salimos de la inmunda dictadura, elecciones y ha quien se vota a SANGUINETI reprentante de los torturadores y asesinos integrante del CODICEN, Luego Lacalle un NAZIONALISTA CONTUMAZ, y PEOR ultimo el que te cantaba la justa para para joderte, por lo tanto PUEBLO NO LOS OLVIDEMOS y en el futuro HAGAMOS JUSTICIA.

  14. Muy buena observación Ortega, es tal cual, hablando de la gente de derecha, » Es que en el fondo saben lo que son y los intereses que defienden y quizá, tal vez, en el fondo, muy en el fondo, sientan un poco de vergüenza que les lleva a negar su condición.»
    Los políticos de derecha saben lo que son, saben cuáles son sus intereses, los disfrazan, los dibujan, y les mienten a sus votantes.
    No importa si ya les mintieron (como el papá del nene en los 90), la gente necesita que le mientan igual para poder votarlos, porque el «comunismo» es malo, y así los van llevando, con discursos de los 60, con políticas de los 80 y 90, y con slogans marketineros del 2015, esto es lo más actual que tienen.

  15. Gracias Ortega Salinas!!!!
    Si. Como dice ud. siempre tan claro!!! Como docente viví ese gobierno nefasto con sueldos al límite de la línea de pobreza. Faltan muchos delitos y enjuagues hechos por esa casta nefasta. Qué pena que haya tantos uruguayos que miran para otro lado y no se hacen cargo de haber puesto en el cargo al hijo que es peor que los padres. Porque no nos olvidemos de la madre con acción solidaria y bco pan de azúcar. A despertar!!!!!

  16. Excelente Sr. Ortega, nada para agregar, quizás felicitarlo por el raconto de los tránsfugas!!! La gente va a aprender a sangre y hambre, que la derecha es maldita, mortal y nefasta para el Pueblo!! Estos lacayos deben vivir en el exilio y todos sus cómplices, que no vuelvan nunca más por rateros rapiñeros genocidas…

  17. Excelente recopilación de ese quinquenio. Gracias!! Yo viví todo eso que cuenta ahí, y fue muy doloroso ver cómo se cerraban fábricas, cada vez más gente sin empleo, la inflación desatada, mientras vendían bancos… en fin… el hijo siendo doble psicogenealógico repite… o repara (ojalá)… ?

  18. Brillante como siempre, excelente artículo.
    De gran utilidad también para esos que de historia sólo saben el relato mediático de la semana pasada.

  19. Hola buenos dias, buen articulo para refrescar Memoria para algunas, algunos frenteamplistas que en la primera vuelta votaron a la Unidad Popular para hacerle un tiron de orejas al Frente me atrapan . la gran mayoria clase media y profesionales, los cuales hoy problemas economicos no tienen en su gran mayoria. reconozcamos que perdimos nosotros o nos hicieron perder los Dirigentes atornillados a los cargos y el buen Salario. Ahora se llega a las firmas con un esfuerzo militante digno de hazana, los mismos que salimos asi en la segunda vuelta y dimos vuelta la tendencia. no se Don Enrique espero pueda en algun tiempo investigar como murio el Juez Garcia que estuvo a punto de liberar a De Maria y amanecio quemado en su cama, y preguntarle a De Maria porque se hizo cargo de todo. abrazos.

  20. Avatar paulina Marie Antoinette du Louis XVI et des dames exaltées Mdmes. Lamballe, Polignac, Elisabeth Louise Vigée Lebrun, Campan et Lamonjitaquepinte  | el 9 julio, 2021 a las 4:25 pm |

    Era imposible estar más apestado que el padre…
    pues…:
    ………..lo logró con méritos, mención y posgrado…
    Nadie sabe cómo hizo… pero:
    le ganó…
    (si te molesta mucho… te diría que le empardó…)
    (hoy ando piola),
    (jamás menos…)

Comentarios cerrados.

Compartir: