El ministerio de las colonias actúa en Bolivia

Contra la OEA de Almagro y los gorilas de Áñez

Candidato del MAS rechaza postura de la OEA ante comicios en Bolivia

Luis Arce lidera intención de votos en Bolivia
Luis Alberto Arce Catacora es un economista, catedrático de universidad y político boliviano. Fue el ministro de Economía y Finanzas de Bolivia en dos ocasiones. Candidato por el MAS a la presidencia de Bolivia. Foto de Archivo.

Luis Arce, candidato presidencial por el Movimiento al Socialismo (MAS), , ha condenado en la jornada de este domingo, la postura asumida por la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA) al respaldar la postergación de las elecciones en Bolivia.

En su cuenta de Twitter, el candidato del MAS, “lamentó el pronunciamiento de la OEA de calificar las protestas y movilizaciones como juego político en tiempos de pandemia y obviar los crímenes de lesa humanidad del gobierno de facto de Jeanine Áñez”, reseña Prensa Latina.

Arce denunció, también, las acciones de masacre, los actos de corrupción durante el proceso de enfrentamiento a la pandemia, por parte del gobierno de facto de Añez, verificable en la escasez de test de detección, oxígeno, medicamentos y equipos de bioseguridad que terminan produciendo relevantes padecimientos en el pueblo boliviano.

Esta denuncia que realiza el candidato de las fuerzas de izquierda en Bolivia, abarca, según aparece en otro de los mensajes que publicara en la red del pájaro azul “la especulación de los precios y la escasez de medicamentos en los últimos meses que ponen en riesgo de contagio la vida de las personas adultas mayores”.

En consonancia con estas denuncias, el expresidente boliviano, Evo Morales, ha informado por la vía de Twitter “que la Defensoría Pueblo y Comisión de Diputados denuncia al gobierno de facto por no autorizar la salida de tanques de oxígeno de empresa privada Praxair, que provee a hospitales y clínicas”.

Para Evo Morales, no existen dudas que la intención de los golpistas apunta a los movimientos sociales, a quienes pretenden hacer responsables de la postergación de las elecciones.

A pesar de estas maniobras, tanto del gobierno de facto, como de su aliado, la OEA, la Central Obrera Boliviana y otras organizaciones sociales continúan con las protestas y bloqueos de importantes vías de tránsito y accesos, como forma de demandar que el Tribunal Supremo Electoral cambie la postura que “legitima” el cambio en la fecha de las elecciones y mantenga para el 6 de septiembre los comicios generales, y no para el 18 de octubre como ya ha sido anunciado.

Compartir:
Leer entrada anterior
Este mes cómprame suprema de pollo

Continúa campaña de Unión de Vendedores de Carne en defensa de carnicerías tradicionales

Cerrar