Ineficiencia empresarial: 50 familias afectadas

Pan «duro y negro»: la dramática situación de los trabajadores de la panificadora de la Aguada

En la jornada del martes 26 de enero la Mesa Coordinadora del Pan informó a la Confederación de Sindicatos Industriales sobre la situación que se vive en el comité de base en la empresa “Frío Pan” y en particular, en la Panificadora de la Aguada.

En la jornada del martes 26 de enero la Mesa Coordinadora del Pan informó a la Confederación de Sindicatos Industriales sobre la situación que se vive en el comité de base en la empresa “Frío Pan” y en particular, en la Panificadora de la Aguada.

El representante sindical Emanuel Leal, integrante de la Mesa Coordinadora del Pan y dirigente del Comité de Base en La Aguada, informó a la Confederación de lo que definió como “situación compleja” de las y los trabajadores de esta panificadora.

La empresa, en cuestión, lleva más de 50 años en el mercado local, y en ese tiempo desarrolló una infraestructura que permitía abastecer a la mayoría de los bares y casas de comida ubicados en el centro de Montevideo.

En sus comienzos, la dirección de la panificadora se conformaba por 3 socios, aunque desde hace algunos años, es dirigida por uno solo de estos, Jesús Méndez, quien funge como único responsable y director de la empresa en la actualidad.

Según relató el dirigente, que hace años, los trabajadores avizoraban que “la mano venía brava», debido a las formas de gestionar la empresa por parte de las sucesivas gerencias.

Señala Leal que, en todo momento, los trabajadores acercaron planteos a la empresa con respecto a la situación de la misma, todos ello sin éxito.

De hecho, recuerda el representante sindical, hace tres años (2018) en el ministerio de Trabajo hubo un acuerdo conjunto, trabajadores y empresa, con vistas a trabajar en una posible reestructuración de la empresa para no llegar a actual situación.

A pesar de esta propuesta conjunta, la empresa rechazó lo acordado y desoyó las recomendaciones del ministerio de Trabajo.

En la actualidad, la empresa descarta toda propuesta proveniente de la organización sindical, mientras continúa con una política de sueldos disparatados de gerentes, los cuales han llegado a percibir hasta 150 mil pesos, en paralelo con los salarios de los encargados que reciben hasta 100 000 pesos.

Una situación especial de salarios desproporcionados se daba, además, señala el dirigente, con los llamados «trabajadores de confianza » que en algunos casos pueden llegar a percibir hasta 4 veces por encima de lo establecido en el laudo.

En el año 2017, la empresa atravesó una fuerte caída de su actividad económica al punto que se tornó no solventable.

A partir de esa fecha comenzaron a generarse deudas millonarias con el Banco de Previsión Social (BPS) y la Dirección General Impositiva (DGI).

En la información aportada a la Confederación de Sindicatos Industriales, Leal graficó la situación de insolvencia de la empresa afirmando que, “la empresa para pagar esa deuda tendría que vender 10 panificadoras como la de la Aguada”.

«Nos encontramos en una situación muy compleja donde a causa de malas gestiones patronales y gerenciales que hoy recaen sobre las y los trabajadores, en un contexto que se agrava más aún por la coyuntura del país sumado a la crisis económica y sanitaria que se atraviesa, se ha intentado por varias instancias buscar una posible «solución» en cuanto a esta compleja situación. Lamentablemente a la fecha nos encontramos sin un futuro promisorio en cuanto a lo laboral, debido a que la Patronal anunció el cese paulatino de las actividades, a lo que nuestra organización sindical conjuntamente con la Dirección de la Mesa Coordinadora del Pan, estamos tratando de negociar una salida consensuada donde se nos permita a las y los trabajadores el cobro efectivo de los haberes que correspondan a cada trabajador”.

Esta situación, agregó, conducirá a que, “en los próximos meses se hará efectivo el cierre de la panificadora, donde nuevamente la necedad y mala gestión, de la patronal, nos golpea duramente a los y las trabajadores/as» remarcó Leal.

Consultado por Caras y caretas portal Joan Emanuel Leal, delegado del sindicato de trabajadores de panificadora de la Aguada e integrante de la mesa coordinadora de panificadoras industriales, no sólo confirmó la información anterior sino que, además, expresó: “en el correr del año 2020, volvimos al ministerio de Trabajo para intentar buscar la mejor forma de afrontar la situación, sobre todo, la que estaba referida a la deuda de la empresa que no paraba de generarse, en dicha instancia, llegamos incluso a proponer, no sólo aceptar pérdida de rebaja salarial, sino además, pérdida de algunos beneficio adquiridos, como forma de conservar las fuentes de trabajo”.

“Con el advenimiento de la pandemia”, agrega el dirigente sindical, “hubo una baja de ventas, envío de trabajadores al seguro de desempleo, cuya gran mayoría continúa en esta situación de seguro de desempleo”.

Ahora de “la noche a la mañana se nos comunica que la propuesta realizada de rebaja salarial y pérdida de beneficios era inviable, ya que la empresa aducía que había perdido clientes y que resultaba imposible afrontar un pago posible de la deuda que se había generado”.

“Hace aproximadamente tres meses los trabajadores”, relata Leal, “conocieron que la empresa empezaría un cese paulatino de las actividades y su cierre no más allá de diciembre de 2021”.

Esta decisión de la empresa, afecta directamente a 50 familias, explica el representante de los trabajadores.

“En concreto son 50 familias que van a quedar sin su fuente laboral a mediados de este año (…) 50 familias que quedarán sin empleo, por lo que estamos planteando, una vez más, que se nos pague de forma efectiva el total de los salarios trabajados en forma de despido y lamentablemente ni siquiera con eso tenemos una seguridad de poder cobrarlo”.

“La empresa tiró por la borda varias propuestas, de modo que, a la fecha, les resultó insostenible a la empresa asumir sus problemas de gestión y como siempre los que pagan son los trabajadores”, concluyó afirmando Emanuel Leal, integrante de la mesa coordinadora de panificadoras industriales

 

Compartir:
Leer entrada anterior
Ilusión: una obra de teatro infantil ambientalista y feminista

Un chapuzón musical ultrasensorial para toda la familia.

Cerrar