ANTE LA APERTURA DE LA NOVENA RONDA DE NEGOCIACIÓN SALARIAL

Pautas del gobierno conducen a la rebaja salarial

El Poder Ejecutivo presentó los lineamientos para los Consejos de Salarios en donde aparecen nuevas divisiones entre sectores y porcentajes de recuperación que para el Pit-Cnt y el Frente Amplio conducen a una nueva rebaja salarial.

Daniel Olesker pautas salariales
En la foto: Daniel Olesker. Foto: Javier Calvelo / adhocFotos

Entre otras cosas deja fuera de la recuperación a los sectores que les fue mal en la pandemia, entre ellos el turismo, la hotelería y gastronomía. “Esta recuperación es absolutamente insuficiente respecto a lo que se perdió”, señaló el senador frenteamplista Daniel Olesker. Desde el Pit-Cnt, que ya rechazó las pautas, se anuncia que habrá lucha.

Tanto desde el Frente Amplio (FA) como del Pit-Cnt consideran que las pautas salariales presentadas por el Poder Ejecutivo para la negociación colectiva conducirán a una pronunciada rebaja salarial. Así lo indicaron a Caras y Caretas el senador socialista Daniel Olesker y el secretario general de la central sindical, Marcelo Abdala.

Para Olesker la situación “hay que verla en el contexto de la octava ronda (de negociación salarial) que fue el convenio puente (julio 2020), donde según los números y el mismo ministro lo reconoce, se perdió el 4,3% del salario en ese año para los trabajadores privados. Para esta novena ronda, donde se iniciaría la recuperación, lo primero es que se elimina a las empresas del grupo que le fue mal. Y dos más, las microempresas y el resto. Faltaría un cuarto grupo integrado por las empresas que les fue bien. Para dar un dato: de los cien primeros exportadores de Uruguay, hay 75 empresas que aumentaron sus exportaciones respecto a 2019, no al 20. Están excluidas. Hay un primer problema, a las empresas que les fue bien no se las toma en cuenta”.

“Hay otro punto”, agregó. “A las que les fue mal no es que recuperen menos, no recuperan nada. Y peor aún, como se les da un aumento de 3% sin correctivo, y la inflación estimada para el año va a estar en el orden del 6%, vuelven a perder salario”.

Indicó que el resto de los grupos sí van a tener una recuperación. “En el caso de las microempresas de un punto, 1.6%. O sea que una cuarta parte de lo perdido en un año lo recuperan en dos. Es insostenible”, sentenció.

“Este es el punto crucial, por eso decimos sí hay recuperación. Para algunos. Para los que les fue mal no, pero para los que no les fue tan mal hay. Esta recuperación es absolutamente insuficiente respecto a lo que se perdió”, señaló.

 

PROBLEMAS ADICIONALES

No obstante, Olesker recordó que “hay dos problemas adicionales. Uno ya lo mencioné. No hay justificación económica, y nunca la hubo en 15 años de Consejos de Salarios antes de la dictadura, en cinco años con (Julio María) Sanguinetti (1985-1990) y 15 años con el Frente Amplio (2005-2020), o sea 35 años de negociación colectiva, nunca hubo una división entre microempesas y el resto. No hay ninguna justificación económica y es un antecedente peligroso para pasar a la negociación por empresa que, en mi opinión, es la meta de este gobierno”.

“Y hay un segundo punto que es el correctivo”, aclaró. “Ya sabemos que las que pierden 3% no tienen correctivo, para las otras hay un correctivo que tiene por lo menos dos problemas: el primero es que no es un por año, o sea ajuste y correctivo. No. Es al final del convenio, o sea a los dos años. Si la inflación esperada es menor que la real el primer año. Pongamos que se proyecta seis y es ocho, esos dos puntos no se recuperan a fin del año, sino que hay que esperar al fin del segundo año para recuperar. Esto es grave”, subrayó.

Olesker agregó otros elementos negativos contenidos en la pauta salarial. En este sentido precisó que “a los que tengan menos personal registrado en el BPS al comienzo del convenio se les va a aplicar solo una parte del correctivo. El 80% en el caso de los que tengan dos por ciento menos de personal, y el 60% en el caso de los que tienen cuatro por ciento menos de personal. Eso es un problema conceptual muy grave. ¿Por qué? Porque no se puede medir la buena situación económica por la reducción de personal”.

Puso como ejemplo “una empresa que le fue muy bien, que hizo una reestructura y que de eso surge que ahora le está yendo mejor, pero está trabajando con cinco por ciento menos de personal. Esto en el capitalismo existe y sin duda las empresas han aprovechado la pandemia para hacer esto. Entonces, ¿por qué no se usa como correctivo un indicador de la empresa, como por ejemplo su facturación?”.

“Entonces es una pauta absolutamente discrecional, concentradora y en el mejor de los mundos recupera 1,6 para algunas empresas, un punto para otros y hay pérdida salarial para otras”, sentenció.

Respecto a las empresas que les fue mal, el legislador recordó que ya perdieron un 4,3%. “Supongamos que la inflación sea 6 y les dan 3, o sea que van a perder 7,5% de su salario en dos años. En esas ramas trabajan mayoritariamente comercios, gastronomía, hotelería, transporte escolar. Son salarios de 25.000 a 30.000 pesos, o sea, van a perder en dos años 2.000, 2.500 pesos. Una locura para esos sectores”, subrayó.

 

POLÍTICA DE REBAJA

Para Olesker la política global es de rebaja salarial. “Cuando la ministra (Azucena Arbeleche) dice empezamos en este convenio la recuperación, tiene razón, es verdad. Empieza la recuperación para un grupo. El promedio de los que ganan un poquito, de los que bajan, lo vamos a ver al final. Pero mirando globalmente entre julio de 2020 y julio de 2023 en total es una política de reducción salarial. El gobierno dice que va a garantizar la recuperación al final del período, o sea que cuando termine este gobierno van a tener el mismo salario que tenían al comenzar. Eso es un horror. Porque en una economía que crece, porque la economía va a crecer, el gobierno estima 7%, seguramente un poco más o poco menos. Si el salario está anclado cuando la economía crece, eso es concentrador”.

“Pero, además, si llegamos a julio de 2023 cuando va a faltar un año y medio para terminar el gobierno, con sectores que han perdido 7,5%, con otros que han perdido 4,3, 4% y que recuperaron 2,7%, es bastante improbable que en ese año y medio que queda se dé una recuperación hasta poder alcanzar ese nivel, que es magro y que en definitiva no está garantizado con el actual convenio de dos años, salvo que estén esperando un buen aumento salarial en 2024 con objetivos meramente electoralistas”, precisó.

Sin embargo, indicó que una cosa es la pauta salarial presentada por el gobierno y otra cosa el resultado final de la ronda de negociación. “Esta pauta salarial es la pauta del Consejo de Salarios, pero no sabemos cuál va a ser el resultado. Probablemente la lucha de los trabajadores haga que el aumento sea mayor, sobre todo en algunos sindicatos que pueden lograr mejores aumentos, que en vez de recuperar 1,6 logren dos o tres. Es posible que esto cambie”, agregó.

Sintetizó que la pauta salarial define la política salarial del gobierno. “No se puede medir la política salarial del gobierno por el resultado. En este influyen las luchas sindicales, sociales. La política salarial es la pauta y esta se vio en el primer convenio puente con una pérdida de 4,3%. Es una política salarial concentradora”, subrayó.

 

SINDICATOS RECHAZAN

Por su parte el movimiento sindical rechazó los criterios del Poder Ejecutivo para la negociación salarial. Así lo explicó a Caras y Caretas el secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala. Si bien los sindicatos reconocen que “en la negociación tripartita el Poder Ejecutivo tiene derecho a presentar sus criterios, hay rechazo”.

Abdala sostuvo que “en el fondo del asunto está que en la concepción económica del Poder Ejecutivo hay una falsa oposición entre trabajo y salario. Ellos parten de la base de que si el salario aumenta, puede poner en riesgo los puestos de trabajo y nosotros somos polémicos con esa tesis. Entre otras cosas, porque si hacemos abstracción del turismo que naturalmente cayó estrepitosamente en función de la pandemia, Uruguay no ha tenido un declive de su producto bruto interno en función de las exportaciones. Lo que ha tenido es un terrible declive de la economía, la actividad, el empleo en función del achicamiento de la demanda interna. Entonces, cuando hay trabajo el salario aumenta y al revés, cuando crece el salario mejora la demanda interna y mejora el nivel de actividad y el empleo. Nosotros tenemos otra cabeza y otra lógica”.

Para el secretario general del Pit-Cnt, “el problema es el siguiente: en el punto actual nosotros podemos decir que los criterios del Poder Ejecutivo no garantizan la recuperación del salario real, del mantenimiento del salario real y menos la recuperación de lo perdido entre el primero de julio de 2020 y el primero de julio de 2021. Y esta es la razón central. No es que en la fórmula del gobierno no haya estimaciones de inflación prevista y no haya porcentajes de recuperación. El problema es que al no haber correctivos en cada momento del ajuste, sino que este se aplica al final y condicionado al nivel de empleo, en el transcurso del convenio colectivo no hay garantías de mantener el salario real. Solamente se da si la estimación del gobierno no se distancia de la realidad, de la inflación real”.

Sostuvo que para el movimiento sindical es “complejo dejar sin ajuste a los trabajadores que están en los sectores muy afectados. Deja sin ajuste hasta el primero de enero a los trabajadores que están en esos sectores y afecta a los trabajadores de los sectores que han tenido un altísimo desempeño, por ejemplo en la carne, en la soja, forestales, agroexportadores. En consecuencia, hay una visión crítica”.

“No solo no van a tener recuperación, se va a acelerar la rebaja salarial. Los que no saben si van a tener recuperación son los otros, los de los sectores menos afectados. Pero se va a acelerar la rebaja salarial”, subrayó.

“Uno puede pensar en que se necesitan mecanismos de apoyo a los sectores afectados, que los hay, pero no sobre la base del salario. Que además son salarios bajos”, precisó.

“Estos son los criterios, otra cosa es que los gremios puedan conquistar convenios con otros parámetros. Sin movilización no existe eso. Ya está abierto en la Confederación de Sindicatos de la Industria que está pensando en plataforma y acciones comunes. El Pit-Cnt ya hizo una reunión con todos los sindicatos de la actividad privada”, agregó.

“De acuerdo a las condiciones está claro que va a haber movilización”, sentenció.

Agregó que el 30 de julio se reunirá la Mesa Representativa del Pit-Cnt el para hacer un balance de la primera etapa de la campaña Para que el Pueblo Decida sobre la Ley de Urgente Consideración, así como un análisis de las pautas del gobierno y de los Consejos de Salarios.

5 comentarios en «Pautas del gobierno conducen a la rebaja salarial»

  1. paulina Marie Antoinette du Louis XVI et des dames exaltées Mdmes. Lamballe, Polignac, Elisabeth Louise Vigée Lebrun, Campan et Lamonjitaquepinte  | el 25 julio, 2021 a las 6:31 pm |

    Jui… por algo se llama ‘Daniel’… es un nombre
    que ha vuelto locos a más de uno en la historia.
    Pues bien.
    Bingo

  2. OLEResker está seriamente afectado por las directivas del gobierno sobre el uso frecuente de agua y jabón!!!

  3. Cínico. Mediocre. Mentiroso. Y no se baña nunca…

  4. Excelente explicación de cómo el enano y su gobierno están haciendo caer el salario real y bajando la calidad de vida de los uruguayos.
    Excelente también los argumentos de webon y elmattos, que sólo refieren a la higiene de Olesker, pero ni media palabra de la economía.
    Es probable que las explicaciones del senador hayan excedido la capacidad de estos dos seres y aún, de quienes les dicen qué tienen que escribir.
    Seguimos retrocediendo y las mentiras se van viendo todo el tiempo.

  5. Yo de economía se y bastante. Vos SOS un imbécil que se cree gracioso. Gil de cuarta!!!!!

Comentarios cerrados.

Compartir: