Peripecias de un inmigrante que intenta trabajar

Como tantos otros inmigrantes que llegaron a Uruguay, Eider Cobas, cubano de nacionalidad, logró obtener un puesto laboral en una de las tantas empresas que apela a la mano de obra extranjera, cautiva de la necesidad de ingresos para su sustento y obtener la residencia, a costa de resignar o perder sus derechos como trabajador.

El ciudadano cubano residente en Uruguay desde hace 2 años viajó a Cuba por enterarse que su madre estaba padeciendo cáncer.
El 12 de Diciembre del 2020, (luego de varias postergaciones por re agenda del vuelo por la pandemia)
partió hacia Cuba , y obtuvo por parte de la empresa de acompañantes hospitalarios ASEM, el permiso para viajar  por lo que solicitó licencia sin sueldo que le fue otorgada.

El viaje de regreso estaba agendado para el 2 de enero del 2021.
Una vez en Cuba y por las medidas tomadas por los Gobiernos de ese país y de Uruguay y la supresión de vuelos de la agencia Copa, quedó varado en La Habana hasta el 23 de febrero.
Fue informado por Embajada y Consulado de Uruguay en Cuba que no habría vuelos humanitarios.
Ante cada nueva agenda de vuelo informó telefónicamente o por medio de amigos en Uruguay a ambas empresas donde trabajaba de las postergaciones.
La empresa  ASEM el día 20 de Febrero (estando en Cuba) le indica telefónicamente que será
dado de baja por abandono de trabajo, que seguía en planilla pero no realizaba aportes  que se le ofrecía cunado llegue al país volverlo a contratar pero sin reconocerla la antigüedad  de liquidarle lo que le correspondiera.
A su regreso al país (el 23 de febrero) aviso a la empresa que debía cumplir la cuarentena
obligatoria.
El día 29 de febrero (4 días antes de su reintegro efectivo) Asem procede a despedirlo.
En la liquidación se pretende pagar salario pendiente, licencia y aguinaldo (todo con
números inferiores a los calculados por la Oficina de Trabajo).
Por otra parte 2 abogadas y la misma Oficina de Trabajo le informaron que la causal no es
válida como notoria mala conducta, por lo que corresponde pago de despido.
En entrevista con el encargado de personal de ASEM , le expresa que «prefieren pagar en
juicio de Oficina de Trabajo y no en liquidación de la empresa»
Presentado el trámite en la Oficina de Trabajo el abogado recibe una llamada de ASEM indicando que quiere negociar el pago de la liquidación.
Ante una llamada del ex funcionario a tales efectos se vuelve a manifestar «que prefieren pagar por medio de la Oficina de Trabajo» .

Eimer Cobas tiene agendada una audiencia para junio, y a la fecha se encuentra realizando algunas changas.

Compartir:
Leer entrada anterior
El clan Trump ha hecho de la Florida su nueva «Casa Blanca»

Donald Jr ha sido el último en instalarse en este Estado, a donde se mudó el expresidente en enero y...

Cerrar