Si bien el presidente electo mencionó las diferencias que tuvo en su momento con el proceso de negociación que llevó adelante el gobierno de Vázquez, no se habló de cambios al contrato.

Durante la reunión hablaron de los trabajos previos a la construcción de la segunda planta de celulosa que se vienen realizando en Pueblo Centenario, en el departamento de Durazno.

Lacalle Pou se refirió a la preocupación del futuro gobierno y la necesidad de que la empresa UPM trabaje y colabore en la conservación de los cursos de agua.

Una próxima reunión se realizará en el mes de marzo, cuando arribe a Montevideo el jefe de la Junta Directiva, el principal accionista de la multinacional finlandesa.