¿A la deriva?

¿Quién está a cargo?

Por Juan Raúl Ferreira.

García defensa
Foto: Ricardo Antúnez / adhocFOTOS

Las últimas declaraciones del ministro de Defensa nos han hecho pensar mucho. ¿Hay alguien a cargo o el que pasa toma el timón por un rato? Se dice que es casi una democracia directa porque todo lo que se hace se sometió a plebiscito en la segunda vuelta electoral. Pero las discrepancias internas parecen indicar en contrario. La superposición de funciones genera más incertidumbre.

A ver: ¿todos los artículos de la LUC fueron acordados antes de la elección? ¿Y por qué hubo discrepancias en la coalición de gobierno que hasta llevaron a modificarla en la discusión parlamentaria? ¿La gente sabía antes y votó a favor de a LUC? No.

Por eso las declaraciones del ministro de Defensa del fin de semana pasado son tan elocuentes. Habló de fútbol, dio datos migratorios sobre los brasileños que ingresaron al país, habló de la pandemia, del orden público. Pero ni es secretario de Deportes, ni ministro del Interior ni de Salud. Tampoco es director de Migraciones.

No es creíble que se deba a un error, fruto del afán protagónico del ministro (el que más minutos de TV ha insumido desde el retorno a la democracia). Parecen ser mensajes que manda el presidente. Con el último que estuvo. O si hay discrepancias, con el que diga lo que él opina. ¿Tan autocrático se ha vuelto el gobierno tutticolori?

En política exterior, ¿decide Bustillo o el presidente? ¿Cuál va a cargar con la responsabilidad cuando no se cumpla la ingenua promesa de tener un acuerdo de prefactibilidad con China antes de fin de año? Deciden porque quedan 27 días. Y cuando haya perdido Bolsonaro, como ya perdió Trump, ¿quién será el responsable del error en la apuesta?

Dice el ministro Heber que se encontró con una realidad distinta de la que esperaba. ¿El presidente sabía que la realidad era distinta? Heber confunde las cifras de delitos cometidos en todo el país con las cifras de los acaecidos en Montevideo. Luego cuenta el error a sus seguidores de Twitter. ¿Error? ¿Distracción? ¿O marketing?

Son preguntas que merecen respuestas. Tenemos, todos y todas, derecho a saber.

La coalición andaba bárbaro, pero a Talvi lo echan por la puerta de atrás, sin tiempo de sacar sus pertenencias del despacho. Bustillo, nuevo ministro, se reúne con todos sus predecesores, menos con él. Sus primeras declaraciones son para enmendar la plana a lo declarado por el Talvi en nombre de la colación y ganador de la internas del Partido Colorado. Ahora la colectividad de Rivera se llama Sanguinetti.
El agro andaba bárbaro, las políticas sociales, una maravilla gracias al presidente y su esposa que es titular de la ONG que firmó el convenio de distribución con el Mides. Pero el 1º de mayo, día de los trabajadores, perdió su laburo el ministro del Mides. Fue destituido por un tuit del presidente. Duró dos meses.

Luego le toco al de Ganadería, Agricultura y Pesca. Lo echaron por Twitter: “En acuerdo @PartidoColorado vamos a designar a Fernando Mattos como nuevo Ministro del MGAP. Confiamos en su capacidad profesional y personal para compartir el desafío presente y futuro del sector” (sic). Así se enteró el ministro cesante.

No renunció, lo echaron el 27 de junio (fecha inolvidable, si las hay). El ministro renunció el 28 de junio. Se enteró por Twitter ¿Por qué lo echaron? ¿Por qué nos dijeron que había renunciado?

¿Por qué se fue Heber a Interior? No será por experiencia en el tema. ¿Las denuncias sobre la entrega del Puerto de Montevideo tienen algo que ver con el cambio? Un hecho sin precedentes en la institucionalidad uruguaya: interpelan al ministro de Obras Públicas por el acuerdo con Katoen Natie y miren cómo fue: el día de la interpelación el ministro Falero pide licencia por enfermedad (¿?). Nombran interino a Heber que va a la interpelación.

El nuevo ministro ¿va a serlo sin saber de qué se trata el acuerdo que entrega el puerto por 55 años? ¿El certificado médico era trucho o se engripó justo ese día? O quizás no sabía como para hacerse cargo de la interpelación. En ese caso, del ministerio tampoco puede hacerse cargo, justo cuando lo va a tener que aplicar.

El subsecretario de dicha cartera, Juan José Olaizola, más allá de nunca haber tenido nada que ver con la obra pública, ¿sabía de las negociaciones secretas para entregar el puerto? ¿No se tendría que ir? A lo mejor sabía y se tiene que ir por ello. A lo mejor no sabía: también se tiene que ir por ello. Veremos qué dice la Justicia.

Este barco no tiene timonel. Ojalá no se vaya a pique porque a bordo vamos todos. Necesitan una paradita de carro.Vamos a dar una mano para evitarlo votando por SÍ.

 

4 comentarios en «¿Quién está a cargo?»

  1. Sho-Sholando Cristino Gu-Gustava Padisha Azambusha Bobadisha | el 5 diciembre, 2021 a las 4:27 pm |

    La pregunta del título te la contesto shö.

    «- S-sho soy u-uruguasho… y shevo a un uruguasho
    de-dentro
    a-a-aunque no hasha tenido
    apeshido para la elección aquésha
    ¿ShÖ?: sos-sostengo la ‘perisha’,
    con la shema de los de-dedos y la guardo en el
    bolsisho de mi fundisho.
    La perisha es amarisha como mi cabesho.
    (Me saca ‘shagas’…)
    Sho ensasho la pe-perisha con el
    ca.cancisher y con el ca.capeshán.
    Me daría una inshección sha;
    pero ahora estoy shéndome a ca.cabasho a Masosher.
    Esha va en una shegua. Está inshectada en odio esha.
    Esha es fe-feminashi.
    N-no es sencisho con sus shamadas… (al dïlersh)
    Ojalá se caiga de la shegua encima de un shunque.
    ¿D-dónde habré dejado mi po-polvisho…?-«

  2. Por suerte no sos tú, JR, quien está a cargo. En tu caso, demostraste tu vacuidad perdiendo todos los votos que el apellido y la memoria te habían prestado, y no estuviste a la altura. En tu búsqueda de alguna canguita, seguí escribiendo nomás, que a lo mejor alguien te tira un güeso…

  3. Muy buen artículo.
    Cuando no hay líder y no hay programa, estamos en un problema grave.
    Los ministros muchas veces se desmarcan para no hacerse cargo, demostrando claramente que hacen responsable a quien lo nombro, o sea el presidente, peor también se desmarcan porque el presidente no es líder, es sólo el que manda, y no es lo mismo.
    Por eso coincido, estamos sin rumbo, sin programa y a los manotazos.

Comentarios cerrados.

Compartir: