Sin pelos en la lengua

Rafael Correa: “el pueblo ecuatoriano sufre la peor crisis de su historia, está desmoralizado, está asustado, desmotivado»

En entrevista exclusiva concedida al canal IP, el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, declaró que quien se convierta en el próximo mandatario ecuatoriano «no va a recibir un país, va a recibir ruinas».

Ecuador: ratifican sentencia contra Correa y queda inhabilitado para elecciones

En entrevista exclusiva concedida al canal IP, el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, declaró que quien se convierta en el próximo mandatario ecuatoriano «no va a recibir un país, va a recibir ruinas».

Las elecciones que hoy se celebran en Ecuador son las primeras elecciones del año en América Latina, donde transcurrirán otros ocho procesos electorales en el correr del año.

En la contienda de este domingo, un total de trece millones de ciudadanos han sido convocados a las urnas, un proceso que definirá, además del mandatario, a los 137 parlamentarios para la conformación de la Asamblea Nacional.

De acuerdo a los pronósticos y evaluaciones de analistas internacionales, quien resulte ganador de los comicios de este domingo, recibirá, como se afirma en Página 12 “una economía en crisis debido a la pandemia del coronavirus y a una deuda nacional atada, entre otros, a un pacto con el Fondo Monetario Internacional (FMI) cuyo futuro dependerá del próximo presidente”.

En la entrevista con IP, Rafael Correa, “definió a las elecciones que se celebrarán este domingo 7 de febrero en su país como una gran válvula de escape, que dejará atrás la crisis a la que sumió al país Lenín Moreno, su ex aliado político que asumió abanderado por la Revolución Ciudadana pero luego giró hacia el neoliberalismo”.

Para el expresidente, quien vive en Bélgica desde el año 2017, “el pueblo ecuatoriano sufre la peor crisis de su historia, está desmoralizado, está asustado, desmotivado», razón por la que define la elección como «una gran válvula de escape”.

Durante el curso de la entrevista, el ex mandatario recordó el rol cumplido por las autoridades electorales, que derivaron en la imposibilidad de su presentación como candidato.

“No nos perdonan haber desafiado el sistema”, aseguró al tiempo que expresaba su total respaldo a Arauz, de la alianza Unión por la Esperanza, quien no solo se encuentra como favorito en las encuestas, sino que ya ha adelantado que, en caso de ganar los comicios, confrontará con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En la contienda de este domingo, el principal rival de la alianza Unión por la Esperanza, que presenta a Arauz, es Guillermo Lasso (Movimiento CREO), un candidato de elecciones anteriores.

Según consigna el medio argentino, “Correa destacó la candidatura de Arauz ya que «el 40% de las encuestas lo dan ganador en primera vuelta con más de diez puntos de diferencia».

Si ello se consolida, la victoria de Arauz, sería, a juicio de Correa “la vuelta de Ecuador a la patria grande», una directa referencia al equipo que se conformara hace unos años, durante su mandato, con Lula da Silva, Hugo Chávez, Evo Morales y Néstor Kirchner.

Correa resaltó, en lo que se refiere a la situación sanitaria del país que “Ecuador presenta mayor cantidad de muertos por habitantes junto a Perú (…) es el territorio al que han llegado menos vacunas”.

En ese sentido, no dudó en señalar como “negligencia criminal” la forma en que fuera tratada y enfrentada la crisis por el coronavirus.

«Si algo nos ha enseñado la pandemia es que la salud no es una mercancía, es un derecho», afirmó.

Correa fue enfático al destacar que “hay que arriesgar la vida si queremos hacer transformaciones que nos saquen del subdesarrollo (…) los grandes culpables de la desigualdad de América Latina son las élites, que nos han dominado por 200 años (…) creen que construyendo muros cada vez más altos, van a vivir más alto. El subdesarrollo no es falta de riqueza, es falta de distribución”.

Compartir: