YAMANDU COSTA EN SALA ZITARROSA

Regresa a Montevideo uno de los virtuosos de la guitarra brasileña

Con un formato intimista, el reconocido guitarrista brasileño, Yamandu Costa, oriundo de Passo Fundo, vuelve a Montevideo para dar un único concierto titulado “Solo Violao” en la Sala Zitarrosa; será este viernes, a las 21 horas.

Reconocido como uno de los guitarristas más talentosos de Brasil, Yamandu Costa tiene una larga trayectoria marcada por un personal conjunción de búsquedas expresivas y una sólida técnica interpretativa. Su musicalidad integra, además, lenguajes de las músicas cultas y las populares tradicionales, para dar forma a un prolífico repertorio que potencia las prolíficas tensiones entre lo local y lo global.

Con sus anteriores presentaciones en Uruguay y su discografía como antecedentes, Costa se presentará este viernes, a las 21 horas, en la Sala Zitarrosa. Una cita que promete lucir las virtudes de su toque y la riqueza tímbrica de su guitarra de siete cuerdas.

Horas antes de este concierto, el guitarrista brasileño dialogó con Caras y Caretas Portal, y repasó la propuesta para “Solo Violao” y analizó algunos de sus principales búsquedas a nivel compositivo e interpretativo.

***

El título de este concierto que darás en Montevideo moviliza varias lecturas en torno la intimidad, a las singulares rasgos sonoros de la guitarra, a un entorno que se resignifica y se concentra en la correlación músico-instrumento como foco expresivo sonoro y también visual. ¿Cuál es tu idea para esta propuesta? ¿Qué características tendrá el repertorio elegido?

Bueno yo creo que solamente por ser un recital sólo con guitarra ya es algo bastante íntimo, es un ambiente perfecto para crear esa intimidad. Yo siempre pensé en tener un repertorio que tenga muchos colores diferentes, que cada música pueda ser una puerta abierta para una nueva sensación, así que son la gran mayoría composiciones mías que tienen la intención de mostrar un poco de diferentes partes del continente, entonces no se trata solamente de música brasileña, por supuesto que tiene bastante música brasileña, pero también música de Colombia, música de Argentina, música de Uruguay, una milonga, un chamamé, música del litoral argentino, entonces la intención de este recital es mostrar un poquito de diferentes colores Latinoamericanos.

A propósito del repertorio, ¿qué variable consideras (pienso en variables musicales -tempo, tonalidades, cuestiones relacionadas con la forma de cada pieza, los géneros-, expresivas y estéticas) a la hora de idear y concretar una selección de piezas para dar forma a un programa de concierto?

Bueno, en verdad yo no pienso en la forma de las piezas, los géneros musicales tampoco son importantes para mí porque yo crecí en un ambiente de frontera, me crie escuchando mucho el folclore uruguayo, argentino, pero sin saber exactamente la cantidad de compases que tiene cada parte musical, así que es más un sentimiento que otra cosa. Por eso compongo las músicas intentando acordarme de las referencias que tuve de chico, que son tantas, desde Yupanqui, Zitarrosa, del folclore, de los grupos vocales. Así que la intención es que cada música tenga un color, una manera de llegar distinto, eso es muy importante creo en un programa de guitarra, porque es muy fácil que sea algo que se repita con mucha facilidad, intento siempre huir de esa sensación. Que cada pieza pueda llevar a la gente a un lugar diferente.

¿Qué aspectos marcarías como clave en tu proceso de composición? ¿Ese proceso conecta desde el principio con los recursos de la guitarra?

Sin duda que el compositor de guitarra de alguna manera utiliza los recursos de la guitarra e intenta encontrar su propia manera de hacerlo, por eso es un instrumento tan interesante, porque cada persona que lo toca trata de encontrar cosas originales. Además de eso cuando pienso en alguna pieza, pienso que esa pieza debe representar algo, un sentimiento, un lugar, un clima, una onda que se pueda transmitir a través de esa composición. Pero mi forma creativa es muy natural, y te digo, no tengo una rutina para componer, a veces me viene la melodía a la cabeza y me quedo cantándola y después la paso a la guitarra, a veces silbando también, y a veces en los lugares que tú menos esperas, aeropuertos, en horas muy poco convencionales. Así que creo que una cosa muy buena para la creación es el ocio, estar sin pensar nada, estar sin tantos compromisos, eso ayuda a que la creatividad tenga su protagonismo.

¿Cómo es tu trabajo técnico regular con la guitarra?

Yo soy un músico popular de formación, no tuve formación didáctica ninguna. Desde que era niño tuve la oportunidad de estudiar con grandes maestros, pero siempre tuve la intuición que mi impronta sería desarrollar mi propia manera de tocar, sacando las experiencias propias que tuve desde chico, porque nací en una familia de músicos, mi papá era guitarrista y tocaba muy bien la guitarra clásica, pero a mí me gustaba muchas cosas diferentes como el jazz, la música brasileña, el folclore argentino, muchos tipos de guitarras como la guitarra del rock, como el jazz manouche, la música de Django Reinhardt, el flamenco, muchas cosas diferentes, entonces yo escuché todo eso y de alguna manera creé mi manera de tocar. Así que la técnica que tengo no es una técnica por estudio, entonces no tengo una regularidad de estudios, claro que siempre estoy en contacto con la guitarra, toco prácticamente todos los días y me gusta estar siempre con la guitarra al cuello pero no tengo una formalidad de horario para trabajar con la guitarra

¿Qué posibilidades, qué recursos, tanto técnicos como expresivos te brinda la guitarra de siete cuerdas?

Bueno, la guitarra de siete cuerdas es un instrumento bastante interesante que está teniendo un crecimiento muy expresivo principalmente en Latinoamérica. Es una guitarra nació República Checa después fue para Rusia, y llegó a Brasil por gitanos rusos, es una historia bastante interesante. Músicos populares de Brasil, que tocaban Choro y Samba, vieron esa guitarra y empezaron a tocarla dentro de los repertorios de la música popular brasileña, eso es muy interesante, era un instrumento utilizado para hacer acompañamientos, contrapuntos de bordoneos. Así que al principio de los años ochenta hubo un joven que se llamaba Raphael Rabello y empezó a tocar esta guitarra cómo instrumento solista. Así que es una historia bastante interesante, después de eso mi generación también optó por empezar a tocar la guitarra de siete cuerdas cómo instrumento solista. Ahora esta guitarra creció bastante en el continente, llega a muchos países latinoamericanos. Para explicarlo un poquito mejor creo que esta guitarra sería una mezcla de una guitarra con guitarrón, por eso creo que es una guitarra bastante completa, yo creo que mucha gente va empezar a comprender que es una buena opción tanto como para acompañar como para solista.

.

¿Cómo has sentido la recepción de tu música en Uruguay?

Bueno, la recepción acá en Uruguay siempre es muy buena, muy linda, porque la gente de alguna manera siente que yo hago parte de esta región del continente. Yo me crie escuchando toda la tradición de la música de esta región, de esta patria gaucha que nos abraza de una forma bastante grande, no solamente Brasil, en Argentina, en Uruguay tenemos cosas que son comunes cómo el mate, el asado, entonces mi música representa bastante eso.

Como sabes bien, Uruguay tiene una larga tradición guitarrística tanto en el campo culto como en el popular. ¿Qué propuestas te han interesado de estos dos campos de producción musical?

Sin duda la tradición de la guitarra uruguaya tiene mucha importancia dentro de la escuela de la guitarra brasileña. Puedo citar unos pocos ejemplos que ya pueden dejarlo bastante claro, cómo los hermanos Assad y Marco Pereira que estudiaron con Isaías Savio, la cantidad de gente que tuvo la influencia de Abel Carlevaro, eso en la parte clásica, y en toda la parte popular el cuarteto Zitarrosa, las guitarras de Julio Cobelli, Toto Méndez. Así que nosotros somos seguidores y muy agradecidos por tanta excelencia que tienen las guitarras uruguayas. Y yo estoy acá para hacer un documental también, para preguntar a la gente como es y de donde viene tanta tradición guitarrística.

1 comentario en «Regresa a Montevideo uno de los virtuosos de la guitarra brasileña»

  1. Todos a concurrir y disfrutar de esta hermosa propuesta.

    Menos Aristogato va toda mi familia y yo.

Comentarios cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
De regreso: detectaron cianobacterias en el Arroyo de Valizas
De regreso: detectaron cianobacterias en el Arroyo de Valizas

De la Dinatra aseguraron que es una especie diferente de la que se observó el año pasado en la costa...

Cerrar