Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

Respuesta de Marcos Carámbula a los agravios contra Oscar Andrade

Búsqueda atacó el jueves al joven dirigente sindical acusándolo de promover dictaduras.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El senador Marcos Carámbula (Frente Amplio-1001) contestó a los agravios propalados por el semanario Búsqueda en su editorial del jueves contra el  de los trabajadores de la construcción, Óscar Andrade, rescatando la lucha de los comunistas por la democracia y la libertad en el Uruguay. Mediante una columna publicada en su página web www.marcoscarambula.uy el legislador recordó a los trabajadores de la construcción, y militantes comunistas desaparecidos Horacio Gelós Bonilla y Omar Paita, para subrayar que «de esa estirpe, obrera y comunista, del sindicato de la construcción viene Oscar Andrade». «De aquella estirpe, y de este presente de lucha de los trabajadores por avanzar maduramente, unitariamente en democracia, de su conducta ética e insobornable, surge el liderazgo de Oscar Andrade. No precisa que lo defendamos, lo defiende su clase, su gente, su historia. Pero también es bueno que hagamos historia para comprometernos aún más hacia el futuro», finaliza. Búsqueda en su editorial del jueves había acusado a Andrade de querer imponer una dictadura en el Uruguay. Texto completo de la columna del senador Carámbula: Los trabajadores uruguayos: Oscar Andrade Hemos visto, no sin asombro por lo destemplado, aunque si absolutamente previsible, el jueves pasado un agravio muy burdo al dirigente sindical comunista Oscar Andrade.

¿De dónde viene ese agravio?: del semanario que hoy nos habla en su editorial de democracia, de libertades, de desaparecidos; ¿y donde estaba?, ¿que decía en los tiempos más negros de la historia uruguaya, la dictadura civicomilitar instaurada en la década de los 70 hasta marzo de 1985?
¿Se le vio en aquellos tiempos hablar de libertad de prensa, de democracia, de los desaparecidos y de los presos y torturados por miles por la única razón de sus ideas? ¿O se le vio elogiar la política económica de los popes civiles de la dictadura, o saludar la nueva etapa que se abría con la presidencia de Gregorio Alvarez? Son tiempos aquellos en que su silencio contrastaba con la prensa escrita, oral que encontraba las formas para resistir y acompañar al pueblo en su lucha por la democracia, por la libertad, por la verdad. Aparecía en 1979 La Plaza, luego Opinar, Aquí, y más tarde Jaque, desde el humor: «el dedo”, y la valiente e inteligente predica constante, inclaudicable de José German Araujo desde la 30 y los escritos de Luis Pérez Aguirre, de Juan Luis Segundo y las redes subterráneas de la resistencia, la carta del Partido, los casettes de Wilson, los boletines de la central de trabajadores que quisieron desterrar y amarillear después, y las múltiples expresiones de la cultura popular: el canto, el teatro, la plástica. ¿Que decía el Semanario en aquellos tiempos cuando hoy se rasga las vestiduras por la libertad y la democracia? Pero no quiero extenderme en quien pretende ofender sino en rescatar y reafirmar lo asumido por los historiadores que han estudiado dicho periodo. Indudablemente la dictadura uruguaya, no logro nunca consolidar un respaldo popular, al contrario desde el primer día, desde la huelga general, desde el acto del 9 de julio, desde la continuidad de las organizaciones sociales, sindicales, políticas, en la cárcel, en la clandestinidad o en el exilio, la dictadura estuvo cercada y desde la historia se realza el papel de referentes de todos los partidos, aunque con diferencias en su seno (ejemplo el plebiscito del 80),la unidad de los mismos a la hora de concertar, recordar el rio de libertad. Los historiadores, Gerardo Caetano en especial, subrayan el rol de todo el frente amplio, con el General Seregni a la cabeza desde la cárcel y en particular del Partido Comunista, en la lucha contra la dictadura. Centenares de desaparecidos de todas las corrientes de nuestra izquierda, muertos en la tortura, miles de presos, exiliados. En 2015 con motivo del homenaje a los 100 años del nacimiento del Ing. Massera, el Prof. Caetano hacía en su alocución un repaso de la lucha heroica de los comunistas por la democracia y las libertades refiriéndose al Ing. José Luis Massera, científico, matemático de reconocimiento internacional, humanista, luchador por la paz, por el se interesaron premios nobel del mundo, que no entendían su prisión, las torturas y los vejámenes a que fue sometido, la fractura nunca asistida en la cárcel, y su estoica resistencia y dignidad. Cuando caminamos en la marcha por los desaparecidos cada 20 de mayo que ahora glosa curiosamente el semanario, entre tantos y tantas compatriotas tan queridos se nombra a Gelos Bonilla y a Omar Paita. Dos obreros de la construcción, Gelos Bonilla, preso, torturado brutalmente hasta su muerte en Maldonado, Omar Paita, querido amigo, padre de 3 hijas, milito en la clandestinidad hasta 1981 junto al Negro Ortiz, ambos desaparecidos en la misma época. Sus delitos: ser obreros de la construcción, del SUNCA, comunistas dieron su vida conscientemente organizando a resistencia, peleando por mantener unidad de la clase obrera y su central, peleando en la trama más profunda, humilde pero firme y serena del pueblo por la libertad y la democracia. Si habré conocido las penurias de Omar, de Graciela para criar y mantener su familia, en las condiciones más duras, perseguido, cambiando de casa, a duras penas subsistiendo. La democracia que hoy tenemos y queremos defender siempre, nos llega en hombros de esos miles de humildes en su vida, gigantes en su conciencia que con estoicismo sublime dieron la vida por reconquistarla. De esa estirpe, obrera y comunista, del sindicato de la construcción viene Oscar Andrade. Lo conozco bien desde su tiempo de niñez en las villas de Canelones. Joven, estudioso, con rigor profundo en sus convicciones, organizador no desde las tribunas sino desde cada obra, ha organizado al sindicato a los trabajadores desde cada lugar, desde cada planta, desde Montes del Plata a la obra mas chica. Sindicato potente y maduro que ha logrado plasmar en estos años fruto de la negociación colectiva, de los consejos de salario, de la legislación avances muy significativos para un gremio que en plena actividad nuclea a mas de 60000 trabajadores. Conquistas históricas: la responsabilidad penal del empresario en los accidentes laborales y la reducción de los mismos a partir de la aplicación de la ley, el fondo de solidaridad de la construcción, la preocupación por la formación de los trabajadores por educación de sus hijos. Que elige a sus dirigentes en elecciones libres, multitudinarias. Así se construye una democracia avanzada, de derechos, de obligaciones ,de responsabilidades, de pensamiento, participación  y acción, de madurez a la hora de reconocer los tiempos y defender las conquistas, por no volver atrás, de pelear junto al conjunto de los trabajadores por avanzar en empleo para las personas con discapacidad, en estar de inmediato en la solidaridad con el pueblo de Dolores en su reconstrucción o en la escuelita más humilde para ayudar a los educadores  en su reparación o extender la solidaridad con la familia de un trabajador accidentado en la construcción de su casa. De aquella estirpe, y de este presente de lucha de los trabajadores por avanzar maduramente, unitariamente en democracia, de su conducta ética e insobornable, surge el liderazgo de Oscar Andrade. No precisa que lo defendamos, lo defiende su clase, su gente, su historia. Pero también es bueno que hagamos historia para comprometernos aún más hacia el futuro Marcos Carámbula

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO