Con el diputado Sebastián Sabini

Sabini: Los hijos de los trabajadores pagan el precio del presupuesto para educación

Según el legislador, el “recorte” de horas docentes, grupos y cursos será esencialmente pagado por los hijos de los trabajadores.

Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS.

El diputado por el Movimiento de Participación Popular Sebastián Sabini dijo a Caras y Caretas que el recorte del presupuesto para la educación va a ser pagado por uno los sectores más débiles de la sociedad: Los hijos de los trabajadores tendrán que enfrentar el costo de la reducción de las horas docentes, el recorte de grupos y el aumento de la brecha educativa entre pobres y ricos.

“Los primeros que van a pagar estos recortes son los estudiantes de los hijos de trabajadores y en segundo lugar los docentes, que van a tener menos posibilidades de acceso de grupos, va a haber menos horas disponibles, además van a ver afectados sus salarios. Justamente se está cortado por el lado más fino”, dijo a esta revista el legislador.

Consideró que el gobierno está mirando las políticas educativas como un gasto. “Eso va a afectar a miles y miles de estudiantes. Creo que lo que se intenta es culpabilizar a la pandemia de una decisión política que ya estaba tomada de antemano, que era recortar el gasto en educación […] Lo que pasó y lo que está pasando es que a la población se le dijo que iba a ser una cosa, que iba a ser un ajuste fiscal o un recorte en el presupuesto nacional sin afectar las políticas educativas. Eso está claro que no va a ocurrir y que no está ocurriendo. Acá hay una enorme contradicción entre lo que se dice que se quiere hacer y cómo piensan hacerlo”, sentenció.

Advirtió que la brecha educativa entre las instituciones privadas y públicas está aumentando. “Hay centros educativos privados en los que los estudiantes están concurriendo todos los días, con presencialidad plena, y lamentablemente con las medidas que se han tomado, la mayoría de los estudiantes de educación pública están concurriendo dos o tres veces por semana. Eso está ampliando las brechas”, expresó.

 

¿Cuáles son los peligros que encierra el presupuesto para la educación?

En particular el presupuesto supone una rebaja de los recursos disponibles para la educación pública, que se explica en diferentes rubros, en particular de los salarios docentes, que al igual que el resto de los trabajadores públicos y las jubilaciones van a caer el año que viene, ya que se van a ajustar por debajo de la inflación, algo que no ocurría hace ya más de 15 años. En segundo lugar, un recorte que se está produciendo a nivel de horas docentes y de grupos, eso tanto a nivel de educación media como de UTU y de primaria, estamos hablando de lo que son los proyectos de trayectorias educativas de acompañamiento de niños que están en la escuela y comienzan primer año de liceo. También en secundaria, al menos se están produciendo recortes de 200 grupos en el diurno, todavía no tenemos cifras en el nocturno. También se anunció reducción de coordinación de profesores, de orientador pedagógico, de tecnología de informática, de coro y en UTU la reducción de grupos en relación de proyecto de profesión básica, estamos hablando de unos 80 grupos.

La consecuencia directa de esto es que, en un año de pandemia, en el que precisamos fortalecer la propuesta educativa para los jóvenes y los adolescentes, vamos a tener grupos con mayor cantidad de estudiantes, y no hay previstas medidas para fortalecer el acompañamiento educativo. Lo que estamos planteando es que parece absurdo que en un año en el que más precisamos los dispositivos educativos, se esté procesando un recorte de las políticas educativas que va a perjudicar a los estudiantes de la educación pública.

 

El Partido Nacional decía, durante la campaña electoral, que su prioridad iba a ser la educación. ¿Qué piensa sobre esto?

 

No se reconoce el hecho de que el gobierno está mirando las políticas educativas como un gasto. Por lo tanto, lo que está detrás es una manera de que hay que reducir el gasto en la educación y que la única forma de hacerlo es recortando los salarios de los trabajadores y la cantidad de grupos. Eso va a afectar a miles y miles de estudiantes. Creo que lo que se intenta es culpabilizar a la pandemia de una decisión política que ya estaba tomada de antemano, que era recortar el gasto en educación. No se puede hablar de una reorganización cuando uno está eliminado grupos que existen y que tienen estudiantes y que sabemos que la única consecuencia que se va a tener es empeorar la calidad de esa educación. Lo que pasó y lo que está pasando es que a la población se le dijo que iba a ser una cosa, que iba a ser un ajuste fiscal o un recorte en el presupuesto nacional sin afectar las políticas educativas. Eso está claro que no va a ocurrir y que no está ocurriendo. Hoy tenemos la situación de que se recortó todo lo que tiene que ver con inversión, se pospusieron más de 100 obras que hoy no tienen ningún tipo de financiamiento y se va a inaugurar lo que el Frente Amplio dejó en construcción. Acá hay una enorme contradicción entre lo que se dice que se quiere hacer y cómo piensan hacerlo, ya que no es posible desde ningún punto de vista mejorar los resultados educativos, ya no solo aumentando el presupuesto sino además reduciéndolo.

 

¿Quiénes van a terminar pagando estos cambios de presupuesto y de política?

Los primeros que van a pagar estos recortes son los estudiantes hijos de trabajadores y en segundo lugar los docentes que van a tener menos posibilidades de acceso de grupos, va a haber menos horas disponibles, además van a ver afectados sus salarios. Justamente se está cortado por el lado más fino.

 

¿Cree que con esta medida aumenta la brecha entre los colegios privados y la educación pública?

Sí. Eso ya está ocurriendo. Hay centros educativos privados en los que los estudiantes están concurriendo todos los días, con presencialidad plena y, lamentablemente, con las medidas que se han tomado, la mayoría de los estudiantes de educación pública están concurriendo dos o tres veces por semana. Eso está ampliando las brechas. A su vez, a los privados se les habilitó a hacer la evaluación ordinaria, normal, mientras que a los públicos no se les habilitó. Se redujo un período y esas brechas ya están aumentando. Los resultados los vamos a tener el año que viene cuando veamos la ineficacia de las medidas que se están tomando.

 

¿Vamos en camino a una privatización de la educación?

Lamentablemente lo que estamos haciendo con estas medidas es empujar a las familias, si es que pueden pagar, a la educación privada. Si el Estado no te asegura que tus hijos van a ir todos los días a la escuela o al liceo, lo que va a pasar es que va a haber una tendencia hacia la educación privada, aunque la calidad sea la misma. Me parece que es terrible y en definitiva puede no desearse por parte de las autoridades, o en los discursos plantearse que hay una defensa a la educación pública, pero en los hechos es que se está recortando y que eso termina fomentando la educación privada.

 

¿Puede haber cierto rechazo de las autoridades a la educación pública?

A mí no me gusta atribuir intenciones, pero lo cierto es que todas las medidas que se han tomado hasta el momento van en detrimento de las políticas educativas públicas. Se ha atacado el boleto estudiantil, la alimentación escolar, de donde sacaron 1.500 millones de pesos, y ahora la única propuesta que estamos viendo para la educación es el recorte de políticas, inclusive de las becas para los estudiantes de menores recursos. Yo no sé si es algo premeditado o no, pero evidentemente estas medidas lejos de fortalecer la educación pública, la socavan.

 

Los distintos sindicatos relacionados con la educación ya comenzaron a tomar medidas. ¿Cree que la situación entre sindicatos y gobierno puede empeorar?

Siempre hay que apostar al diálogo, lamentablemente no estamos viendo en las autoridades una actitud dialoguista, recién luego de tres ocupaciones se logró una entrevista con las autoridades. Esperamos que ese dialogo sea fructífero y que se pueda revertir esta situación de recorte a través de la situación de los sindicatos.

 

Gremio de maestros afirma que “el gobierno miente” sobre el presupuesto
El sindicato se encuentra en conflicto desde el 22 de agosto en rechazo a la ley de presupuesto que ya cuenta con media sanción en el Parlamento y plantea una rebaja para el presupuesto de la educación, así como también la rebaja salarial para las trabajadoras y los trabajadores. Asimismo, la FUM-TEP se pronunció claramente en contra de la LUC y definió abocar una parte importante de sus energías a la recolección de firmas en el marco de lo establecido por el Pit-Cnt y la Intersocial. Esteban Coitiño, integrante del Secretariado Ejecutivo Nacional de la FUM-TEP, explicó al portal del Pit-Cnt que el sindicato está convencido de que a la educación pública “la defiende el pueblo” y, por tanto, en la medida que los recortes presupuestales repercutan en la población, la sociedad va a reclamar. “Cuando se perciban claramente los recortes, la rebaja de la calidad en la alimentación escolar, la reducción de las propuestas educativas, de la diversidad, de la integralidad, la sociedad va a reclamar porque efectivamente nadie va a estar dispuesto a perder ninguna de las conquistas que ha ido alcanzando”.

 

Da Silveira sobre ocupaciones de Fenapes: “No son una práctica legalmente aceptable”

El ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira, fue consultado el lunes sobre el asunto de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes), que ocupó la oficina reguladora del Consejo de Educación Secundaria (CES).

Da Silveira dijo, en declaraciones recogidas por 970 Universal, que «está muy claro» que las ocupaciones «no son una práctica legalmente aceptable» y que es una «medida de fuerza que le hace daño a mucha gente, especialmente a los alumnos, también a muchos docentes que quieren venir a trabajar».

Dijo que las ocupaciones «vienen a agravar una situación que ya es complicada como resultado de la covid-19”. «No es la clase de cosas que le hacen bien a la educación en Uruguay hoy», sentenció.

En este sentido, dijo que el gobierno «siempre dialoga» ya que, en una democracia, «el diálogo es un imperativo». «Siempre tenemos que dialogar y lograr vías de entendimiento, eso no significa que cualquiera pueda hacer cualquier cosa», acotó.

4 comentarios en «Sabini: Los hijos de los trabajadores pagan el precio del presupuesto para educación»

  1. Esa es tu opinión muy distinta a la de miles de uruguayos que están en contra de los excesos y curros izquierda.
    Docentes que paran en escuelas públicas pero asisten a privados, docentes que con sus clases particulares ganan más que en la escuela, vamos que no nos chupamos el dedo y los vemos a diario.
    Obviamente no son todos pero una gran mayoría lo hacen.
    Si los más privilegiados tendrán mejor educación ahí están la mayoría de los hijos de la izquierda caviar que hoy se sienta en el parlamento. Los vemos en los colegios más vip de Carrasco y Pocitos porque todo se ve y se sabe..!

    • Récord de COVID-19… hoy.
      Estimado…: Carlos… Respecto a su tribu rosadico-verdosa-gorila…
      lamento explicitarle que será mencionada por nuestros tataranietos
      como:

      …»La época del cheto-medio-pelo-enano-deforme-sojainómano-gorila-covichoso»

      «El quinquenio máas virósico-pútrido-apestado-infecto»… de :
      …………………………..»TTOODA» la historia…
      … toda…
      … renuncien rosadico-verdosos-gorilas, renunciad…más,
      hacedlo «vía mail» desde: La Isla Schmidt;
      (apestadicos de mami)…
      Les obsequio mi canoa
      Remad
      Rajad
      Abur
      Ya
      $
      .

  2. El gobierno basura multicorrupto aplica la motosierra a todo excepto a sus bolsillos, de parientes, ¨amigos¨ y los malla oro. El resto …. no existe.
    ¿ Quería un cambio sin saber cual ?, bien, acá lo tienen.

  3. no Sabini tu sueldo lo pagan los trabajadores para que vallas a tomar mate y decir boludeces tambien le pago durante bastante tiempo a Grille la propaganda para decir boludeces con seudonimo

Comentarios cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
vacunas dosis
La epidemia como fachada

Por Leandro Grille.

Cerrar