Sudáfrica: la victoria del ANC en las elecciones generales

El partido gobernante en Sudáfrica, el Congreso Nacional Africano, obtuvo el 57,73 % de los votos, lo que permitirá al presidente interino, Cyril Ramaphosa, seguir en el poder por cinco años más.

Sudáfrica: la victoria del ANC en las elecciones generales
Cyril Ramaphosa, Presidente sudafricano.

Sudáfrica acaba de transitar por un importante proceso político del cual salió victorioso el gobernante partido ANC, aunque con alertas de que debe solucionar o al menos aliviar lo antes posible numerosos problemas que enfrenta esta sociedad.

En la conclusión de las elecciones generales celebradas el 8 de mayo, el veterano Congreso Nacional Africano (ANC) consiguió no obstante una relevante victoria, teniendo en cuenta que esta cita ante las urnas tuvo lugar en momentos en los cuales el país sufre altos niveles de pobreza y desempleo, desigualdad y otros males que recaen particularmente en la población negra.

Con el 57,73 por ciento de los votos, el ANC perdió más del cuatro por ciento del respaldo popular, mientras partidos opositores como Luchadores por la Independencia Económica (EFF), Inkhata y el Frente de la Libertad Plus (VF Plus) -que tiene como objetivo proteger a la población afrikáner-, acumularon más votos que en la cita anterior ante las urnas.

La baja del ANC provocó que el partido gobernante haya perdido 19 escaños en el Parlamento Nacional y tenga 230 en vez de los 249 con que contaba y le permitía una mayoría absoluta.

Alianza Democrática (AD) se mantuvo como la principal fuerza opositora con 20,76 por ciento de respaldo popular (dos por ciento menos) y 84 puestos en el órgano legislativo.

Sin embargo se considera que el mayor vencedor en este proceso democrático fue el EFF encabezado por el exdirigente juvenil del ANC Julius Malema, el cual casi duplicó el respaldo conseguido en los comicios de 2014 con el 10,79 de las boletas y 44 escaños en el parlamento, 19 más que los conseguidos cuando por primera vez esa organización participó en la contienda electoral nacional.

Otra organización que avanzó fue Inkhata, del nonagenario rey zulú Mangosutu Buthelezi, con 3,38 y 14 escaños parlamentarios, aunque su triunfo mayor se reflejó en su natal KwaZulu Natal, donde recuperó la segunda posición después del ANC con más de 588 mil votos que le brindaron el 16.34 por ciento de respaldo en la provincia.

Por su parte, VF Plus consiguió colocarse entre los primeros cinco partidos en la lista de los resultados luego del ANC, AD, EFF y el Inkhata con casi 415 mil votos, una cifra que le permite en lo adelante contar con 10 posiciones en el órgano legislativo.

A nivel de provincias, el ANC venció en ocho de las nueve regiones del país y solo perdió la de Cabo occidental, que se mantiene bajo control de Alianza Democrática.

PRESIDENTE OPINA

Al comentar el resultado de las elecciones en actos celebrados en las sedes de la Comisión Electoral en Pretoria y en la del partido en Johannesburgo, el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa afirmó que en el gobierno ANC aprendió de sus errores, dejó atrás la arrogancia y trabajará arduamente para cumplir el mandato recibido en las urnas. El mandatario  asumirá su cargo el 25 de mayo en una ceremonia que tendrá como sede el estadio Loftus Versfeld de la municipalidad capitalina de Tshwane.

Para Ramaphosa, el apoyo del 57,51 por ciento del electorado -comparado con el 62,15 alcanzado en las elecciones de 2014- indican claramente que ‘las necesidades de la población deben ser priorizadas y no las batallas internas de facciones del ANC’ y prometió una campaña puerta por puerta para escuchar las preocupaciones de los electores.

El líder gubernamental y del ANC aprovechó estas intervenciones para rendir tributo a los millones de sudafricanos que acudieron a depositar su voto y que reafirmaron ‘la vitalidad de nuestra democracia en un ambiente de opiniones diversas’.

En sus comentarios sobre el resultado de estos comicios, Ramaphosa aseveró que los sudafricanos votaron por un país unido en el que todos puedan alcanzar su potencial, en favor de una sociedad más igualitaria, libre de pobreza, hambre y necesidades,’ por una nación en paz consigo misma y con el mundo’.

Para Ramaphosa el pueblo dio a sus líderes un mandato firme para la construcción de una Sudáfrica mejor para todos.

PREPARATIVOS

Entretanto, las autoridades organizan el acto de toma de posesión del Presidente, que por primera vez tendrá lugar fuera del complejo de edificios gubernamentales de Pretoria conocido como Union Building, con la intención de favorecer la participación de más de 55 mil personas en ese estadio de la capital.

En Ciudad del Cabo, sede del parlamento nacional, comenzaron los preparativos para recibir a los nuevos diputados y diseñar la agenda de trabajo del próximo lustro.

El secretario del órgano legislativo, Masibyulele Xaso, dijo que la primera orden del día será el juramento de los 400 representantes de los partidos políticos vencedores en las elecciones del 8 de mayo.

Luego de esa ceremonia, explicó, los parlamentarios escogerán sus líderes y tendrá lugar la elección del presidente del poder legislativo, quien posteriormente encabezará el proceso para escoger al vicepresidente del órgano.

Una vez concluido esos procesos, el camino estará libre para celebrar la inauguración del nuevo presidente el 25 de mayo en el estadio Loftus Versfeld de Pretoria, concluyó Xaso. (Fuente: Prensa Latina)

Compartir:
Leer entrada anterior
Comienza a moverse el ajedrez político en Argentina

Mientras muchos se preguntan si Cristina Fernández presentará su precandidatura a las presidenciales, en Argentina se siente hoy el ambiente...

Cerrar