Alfredo Belo, gerente ejecutivo de Incubacoop

Un desafío hacia la promoción del cooperativismo

Por tercer año consecutivo, y luego de dos exitosas experiencias que convocaron a 52 emprendimientos, Incubacoop lanzó su tercer llamado a presentar ideas y proyectos para ingresar a la primera incubadora de cooperativas de base tecnológica. Alfredo Belo, gerente ejecutivo de Incubacoop, nos cuenta de qué se trata el llamado y cómo se puede participar.

Este es el tercer llamado que realiza la incubadora. ¿Cómo y por qué nace la iniciativa? El proyecto nació a fines de 2015. Es una iniciativa conjunta del Ministerio de Industria, Energía y Minería, la Confederación Uruguaya de Cooperativas (Cudecoop) y el Instituto Nacional de Cooperativismo (Inacoop). Previamente se había analizado la necesidad de crear una incubadora debido a que algunos estudios reflejaban que había escasa presencia de cooperativas en determinados sectores vinculados a la innovación y la tecnología. Por eso se entendió que esta podía ser una herramienta más de promoción del cooperativismo, particularmente en estos sectores. Esa fue la idea madre.   ¿Cuándo comenzó a operar? Formalmente comenzó a funcionar en abril de 2016. Hubo unos meses de análisis de la estrategia, la estructura, los sectores prioritarios, y cómo íbamos a llegar al mercado objetivo. El primer llamado fue lanzado en julio de 2016. A esa instancia se presentaron 29 emprendimientos, de los cuales quedaron seleccionados siete. Esos fueron los primeros proyectos incubados que estarían egresando este año. El segundo llamado se hizo en 2017, al que se presentaron 25 proyectos y se seleccionaron diez; de ellos hoy tenemos ocho. En total estamos incubando 15 proyectos.   ¿Cuánto tiempo dura el proceso de incubación? La permanencia de los emprendimientos está prevista durante dos años entre la preincubación y la incubación.   ¿Cuáles son los sectores a los que se enfoca la incubadora? Los primeros fueron cuatro: tecnologías de la información y comunicación, diseño, industria metal-mecánica y ciencias de la vida. La suerte fue variada, dado que no es fácil encontrar proyectos interesantes en esas áreas, a lo que se suma la restricción de que tienen que terminar siendo empresas cooperativas. Así y todo, tenemos un cierto sesgo hacia tecnologías de la información y comunicación, y particularmente en las ciencias de la comunicación audiovisual, donde encontramos una demanda insatisfecha. Este año estamos incorporando el sector turismo. Tenemos proyectos que hacen producción de publicidad y otros que están más enfocados hacia contenidos nacionales; sobre todo, hay mucha gente interesada en lanzar contenidos en la plataforma YouTube. Nos encontramos con un mundo que no teníamos detectado.   ¿Cuáles son los requisitos para ingresar a la incubadora? Hay que tener una idea, que por lo menos luzca como sustentable, que sea escalable, con proyección, incluso internacional; y que tenga algún componente tecnológico innovador en un sentido amplio. Presentarse es sumamente sencillo y durante el proceso articulamos acciones con todo el ecosistema emprendedor. El plazo para este tercer llamado vence el 30 de junio e invitamos a grupos precooperativos y cooperativos de todo el país a presentar sus ideas o proyectos. Las bases del llamado y el formulario de postulación se encuentran disponibles en el sitio www.incubacoop.org.uy. Una vez ingresados, se analizan todos los proyectos y se les asigna un puntaje de acuerdo a los criterios fijados para cada indicador. Los que tienen mayor puntaje dentro del cupo que tiene la incubadora son invitados a hacer una presentación ante el comité de selección. Una vez cumplida esta etapa, los emprendimientos ingresan. Hay un primer mes de sensibilización en el que introducimos a los nuevos emprendedores en el cooperativismo, y a partir de ese momento comienza el período de preincubación. Se hace un modelo de negocios utilizando la metodología Canvas, y al cabo de ese proceso, la empresa incubada tiene que poder elaborar su plan de negocios con todo lo que ello implica.   Una vez que los postulantes son aceptados, ¿cuál es el camino que siguen? Cuando el emprendimiento ingresa para ser incubado se le asigna un tutor. Ese tutor es elegido por nosotros y por los emprendedores, a quienes les ofrecemos ternas de acuerdo al tipo de emprendimiento y a las habilidades del tutor. Tenemos una base de datos de más de 100 tutores. El tutor, que es como el médico de cabecera del emprendimiento, los acompaña durante todo su proceso en la incubadora. Tiene una dedicación mensual de 15 horas y está para lo que los emprendedores necesiten. Todos tienen una gran experiencia en startups. También contamos con los servicios de algunas cooperativas de consultores que tienen una mirada un poco distinta. Nos interesa mucho la visión del cooperativismo, pero integrada a una visión empresarial.   ¿Qué diferencia a Incubacoop de otras incubadoras? Todas tienen una metodología parecida así que la diferencia básica está en que somos la única orientada a empresas cooperativas. Solamente pueden entrar quienes acepten y compartan los valores cooperativos.   ¿Qué perfil tienen las empresas incubadas hasta el momento? Hay algunos emprendimientos que estamos incubando que son spin-off de empresas cooperativas. Todas las empresas están en una fase embrionaria de sus proyectos desde el punto de vista del negocio, pero algunas han mostrado un desempeño muy bueno. Concretamente, una que se dedica a la producción de medios y otra al diseño industrial, enfocada en el diseño y fabricación de prótesis impresas en 3D. Hay otra, integrada por jóvenes ingenieros de sistemas, que desarrollaron un proyecto de detección de patógenos a partir de un análisis del genoma de muestras.   ¿Cómo evalúan, desde Incubacoop, los dos llamados anteriores? Los dos primeros llamados superaron ampliamente las expectativas que teníamos en cuanto a número. En cuanto a calidad, reconocemos que aspiramos a emprendimientos más potentes desde el punto de vista tecnológico y de sostenibilidad. Una vez que la empresa cumple los dos años en los cuales hay actividades de capacitación, coworking, networking, lo que queremos es que el emprendimiento tenga músculo. Finalizado el proceso de incubación les damos tres meses más de apoyo con el objetivo de trabajar más hacia el entorno, generar vínculos con el mercado y también para trabajar en los procesos internos formales, desde el punto de vista de la organización, del cumplimiento de las obligaciones, llevar cierto control de gestión, etc.   ¿Está previsto apoyarlas con algún tipo de financiamiento? Nosotros les damos un financiamiento de aproximadamente US$ 3.000, solamente para aquellas cosas mínimas que puedan necesitar durante el proceso. Pero se acaba de aprobar un reglamento que permite, a las empresas desincubadas, en función del desempeño que tuvieron, acceder a un crédito en condiciones beneficiosas. Para ello se realiza una evaluación y se adjudica un puntaje, por ejemplo, en el cumplimiento de los plazos, la participación en todas las actividades, etc., y en función de eso se les da un crédito de hasta US$ 50.000. Las condiciones del crédito premian el desempeño, no sólo en lo que refiere a la tasa de interés, sino también en el monto que tiene que devolver la empresa. Es una especie de subsidio por buen desempeño.   ¿Dónde funciona la incubadora? Es virtual. Tenemos lugares en los que hacemos actividades de cowork, otras veces generamos encuentros en cooperativas del interior, en Inacoop; tenemos muchos lugares en los que nos reunimos con cierta periodicidad y es la oportunidad que tienen los emprendedores de conocerse, intercambiar experiencias y hacer intercooperación. El año pasado lanzamos la primera Ronda de Negocios Intercooperativa.   ¿Qué tal estuvo? Fue excelente y por eso la vamos a reeditar en agosto de este año. Traemos cooperativas que puedan estar demandando algún servicio que ofrezcan las cooperativas incubadas y las ponemos en contacto.    

Compartir:
Leer entrada anterior
Lista 711 respaldó a Sendic y anunció fracaso de mega causa en su contra

El sector del exvicepresidente subrayó su disposición “en trabajar para resolver los temas que importan, que aún no han tenido...

Cerrar