Con Gabriel Otero

Un músico de Montevideo en una poltrona parlamentaria

La aparición del reciente disco del diputado Gabriel Otero fue para propios y ajenos una novedad; rompiendo el molde encorsetado que impone o imponen las figuras parlamentarias, éste vecino del barrio montevideano de Pueblo Victoria, se permite desarrollar su veta artística sin desatender las responsabilidades políticas de las cuales es otro apasionado.

“Ladrón de música” se llama el primer CD del diputado Gabriel Otero. Un conjunto de nueve canciones con la participación de otros músicos invitados integra el material, producido y editado en un barrio  del oeste como es el cerro de Montevideo, y tendrá su bautismo de fuego con el público el próximo 18 de diciembre a las 21 horas en el Teatro Florencio Sánchez.

Llegó el disco

Yo hace tiempo que vengo escribiendo canciones y bueno hubo que hacer una selección para éste disco; a impulso y manija de la gente de la vuelta y de la familia y con la necesidad de hacer algo durante la pandemia, decidí que podía ser un buen tiempo para hacer el disco.

Así que empezamos a hacer alguna maqueta, encontré a Leo Carlini (Pecho e fierro) que quería empezar a hacer algunos trabajos de producción después de tener nueve discos grabados y empezamos a elegir el material. Yo estoy muy influenciado por lo que es la música montevideana y anglosajona a la hora de tocar y componer, porque escuchar escucho de todo, pero como los referentes van desde Leonard Cohen, Bob Dylan, León Gieco, Charly García y sin dudas Dino y la forma de decir de Fernando Cabrera.

¿Hay alguna canción nueva?

De mayo 2020 “tragando saliva” , un punto de inflexión porque fue cuando estábamos encerrados sin muchos casos y me acuerdo que fui al médico para la renovación de la libreta y fue como entrar en cuartel, me mandaron a un sector donde tenia que esperar con las marcas en el piso para mantener la distancia, estuve esperando como una hora y fue una experiencia muy nueva y que no sabia de donde venia, era algo brutal y ahí hablando del miedo escribo sentado tragando saliva: “”El aire se respira/ por una módica cuota/ vivir en cuenta gotas/ es la oferta del día/cada tanto una excusa/ de miradas cruzadas/con la cara tapada/ sin detectar sonrisa”.

La otras ocho canciones vienen de mas tiempo, algunas compuestas hace cuatro o cinco años atrás.

¿Porque ladrón de música?

Debe tener mas de cuatro años de una re lectura de Estrazulas (Enrique) que cada tanto acudo a él y releyendo Ladrón de música me inspiró la letra. (hay una nota escondida/atrás de cada palabra/ si pudiera mi guitarra/ exorcizar la razón/ para que en mi corazón/ quede plasmada una nota/ que sugiera la redota/ o el triunfo de un perdedor”.

Decís en Punto Azul, “Y hacia donde voy a ir/ en éste pálido punto azul/si choque con la felicidad/si la vida nos junto/ entretanto deambular/ somos causas del big bang.

Fue un momento familiar muy complicado, de mucha angustia, y ese era mi estado de ánimo pero finalmente es una canción optimista con la máxima de Carl Sagan de que la tierra es un pálido punto azul, un grano de arena, un médano en el universo. Son canciones que se preguntan cosas, cosas que pasan en tu vida, situaciones, (“porque no puedo esquivar/ tanta red en este mar/ red que arrasa sin parar/ mis sueños de libertad”).

Ahora vos tenes una peripecia de vida ligada estrechamente a lo político, tus padres militantes y presos, vos nacido en cautiverio, luego dirigente gremial, diez años como alcalde y ahora diputado, ¿como mantenés a raya la posible tentación de que esa parte tuya no se refleje en tus textos corriendo el riesgo de hacer algo panfletario?

Me sale bastante natural no hacerlo,  aunque tengo definido no permitirlo, no dejar que se meta una mirada de mi mundo, del día a día de la política. No lo permito pero tampoco me sale. Creo que para que sea algo “panfletario” creo que hay que proponerselo.

¿Que es lo que te propones cuando escribís?

Casi siempre es una mirada de algo muy reciente que me pasó, algo que leí y disparó una idea fuerza, mi momento de composición es como un chispazo, a veces junto con una melodía, o una melodía que me sugiere algunos textos. Algunas de mis canciones tocan temas complicados sociales y políticos pero mantengo a raya ciertas cosas. Quizás el tema “Me hago cargo” donde reclamo esa actitud social de no hacerse cargo es un tema así (“Cargo con toda esa culpa la que / a vos no te cargaron/ la del niño abandonado / que camina bajo la lluvia/ y se que no te preocupa/ ni precisas que lo diga”).

Yo se que soy uno mas que quiere estar presente y no mucho mas; me gusta verme en el mar y encontrar el espejo de una vida ideal donde me veo en paz y en armonía.

Ahora la música toca una fibras muy intimas que a veces son una necesidad de expresión de temas que marcaron fuertemente (Otero fue uno de los niños criados en cautiverio bajo la dictadura cívico militar al estar sus padres presos). ¿Porque no hay una canción con ese tema en el disco?

La canción la tengo, la hice pero por decisión mía no esta en el disco.

¿Capitulo cerrado?

Si, es un tema que por series esta cerrado, aunque hay cosas que aun están a flor de piel pero me parecía que en este disco no entraba, no quería que estuviera presente cuestiones tan personales.

¿Hay una abuso en el manejo de esas historias?

Hay uso y abuso y por eso no lo puse, y considero que después de dos entrevistas sobre ese tema me llamaron para otras pero me dije, «no ya no mas y sobre ese tema no voy a dar mas entrevistas», ya cumplí con eso, no porque sienta me haga daño sino por eso que vos decís, hay una sobredosis de algunas cosas que hay que ir paso a paso para no saturar.

¿Como se resuelve la vida entre el carne de legislador y la guitarra al hombro?

Se resuelve fácil porque la guitarra viene después de las 10 de la noche, luego de las horas de trabajo y la militancia. Llega la noche y siento la necesidad de abrazarme un rato ala guitarra mientras otros miran tele por ejemplo; ayer con mi nieta estuvimos cantando, inventando canciones, uno de mis juegos preferidos improvisar canciones con cosas que mi nieta quiera. Y la guitarra siempre me acompaña cada vez que puedo.

¿Y que pasa en este micro universo político con la aparición del disco y el perfil tuyo de músico?

Estamos tan llenos de prejuicios; yo lo pensé y la gente que colaboró me advirtió pero era el momento de largarlo y lo que podía hacer en este momento de mi vida, siguiendo con mis responsabilidades políticas pero dándome el tiempo de expresarme sea con esto o con el dibujo que también hago. Convive mas allá del que dirán de donde sea, me tiene sin cuidado y te digo que personas de todo el espectro político acá lo vieron y me dijeron “que bueno que puedas mostrar esto”; algunos plantan, otros tienen fábricas, bueno yo hago música.

¿Presentas el disco el 18 de diciembre en el Florencio Sánchez del Cerro?

Si igual van a hacerse algunas presentaciones en algún centro cultural en algunos boliches y ya vamos pensando en el segundo disco. Por el momento no esta en disquerias pero me lo piden al instagram (@ladrondemusica)  Ladrón de Música.

 

Compartir: