Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

Acuerdo político

Bernadette Minvielle, la elegida para integrar la Suprema Corte

La Asamblea General procederá este miércoles a completar la vacante existente en la Suprema Corte de Justicia, tras la salida de Ricardo Pérez Manrique.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La ministra de Tribunal de Apelaciones en lo Penal (TAP) de 3º Turno, Bernadette Minvielle, será designada este miércoles cómo nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia, tras el acuerdo alcanzado entre los partidos políticos. En esa sesión, Minvielle tendrá los votos necesarios para asumir el cargo, en lugar del ex ministro Ricardo Pérez Manrique, quien abandonó el cargo tras cumplir los 70 años de edad. Minvielle es una destacada magistrada del Poder Judicial, con amplia trayectoria en materia penal. En 1998, Minvielle fue designada como ministra de Tribunal de Apelaciones, por lo cual era la segunda en la lista de prelación por antigüedad por detrás de Selva Klett, quien ingresaría a la Corte en caso de no existir acuerdo político. Minvielle tiene 59 años, por lo que permanecerá en la Suprema Corte durante 10 años. Minvielle es profesora agregada de Derecho Procesal en la UCU. En de su trayectoria académica, se destaca cómo autora de diversos libros sobre Derecho Penal, entre ellos, “Allanamiento ilegal: violación del derecho a la intimidad y de las garantías del ‘debido Proceso’” y “La Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) y el enjuiciamiento penal”. Por ejemplo, Minvielle ha señalado que la grabación de una conversación telefónica obtenida mediante injerencia indebida en la vida privada ajena, configura una prueba inconstitucional, ya que implica una violación al derecho a la intimidad y al derecho constitucional de la inviolabilidad de las comunicaciones, por lo que no puede admitirse en un proceso penal. Asimismo, el TAP integrado por Minvielle asumió la postura de habilitar la investigación de los crímenes cometidos durante la última dictadura, con el argumento de que el período de vigencia de la Ley de Caducidad no puede computarse dentro de los plazos de prescripción de los delitos, ya que la investigación estaba vedada. Incluso, recientemente, ese TAP cuestionó “las chicanas” jurídicas empleadas por las defensas de los militares para entorpecer el desarrollo normal de las investigaciones. En mayo de 2017, al abandonar su cargo, el ex ministro Ricardo Pérez Manrique se refirió a la conveniencia de que la Corte tuviera una integración más equilibrada entre las distintas materias, ya que los actuales cuatro integrantes provienen de la órbita Civil. “Creo que las Cortes deberían ser equilibradas y tener representación de las materias más importantes: civil, laboral, penal y de familia […] Este equilibrio en cuanto al perfil de integrantes sólo se puede tener en la medida que haya una política judicial de designaciones definidas por parte de todo el espectro político […] No es bueno que haya cuatro ministros de la misma materia en una Corte de cinco, porque es 80%”, dijo Pérez Manrique.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO