ver más

Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de {}. Si ya formas parte de la comunidad, .

{# Opciones de Suscripción #} {# DESCOMENTAR AL IMPLEMENTAR: #} {# {% for n, m in this.getPaywallPlans('thinkindot', 'plans') %} {% if (m.tab == "all" or m.tab == "mensual") %} #}

{{m.shortDescription}}

{{m.title}} {{m.price}} mensual
{# {% endif %} {% endfor %} #} {# estos links no sé como se llenarian #}

Cuba no es ni será nunca, un Estado terrorista

La inclusión de Cuba en la lista de patrocinadores del terrorismo de EEUU carece de evidencia sólida, generando impactos humanitarios y económicos.

El informe del Departamento de Estado de EEUU correspondiente al año 2022, dado a conocer el 30 de noviembre de 2023, que mantiene a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo, ha generado malestar y críticas internacionales.

La inclusión de Cuba en esta lista, compartiendo espacio con naciones como Corea del Norte, Irán y Siria, es objeto de escrutinio, especialmente teniendo en cuenta las justificaciones proporcionadas por Washington.

La decisión de incluir a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo fue una medida tomada por la Administración Trump antes de dejar el poder. La justificación se centró en la presencia de miembros de la guerrilla colombiana del ELN en la isla, quienes buscaban negociaciones de paz con el Gobierno de Colombia. La actual Administración Biden mantiene esta postura, alegando que el Gobierno cubano no ha respondido formalmente a las solicitudes de extradición de líderes del ELN.

La crítica principal a estas justificaciones radica en la falta de evidencia sólida que vincule directamente al Gobierno cubano con actos terroristas. La inclusión en la lista se basa en la presencia de individuos buscados por otros países, sin establecer una conexión clara con el patrocinio directo del terrorismo por parte del Estado cubano. Además, la continuidad de estas medidas refleja una falta de reconsideración y revisión independiente de la situación.

La inclusión de Cuba en la lista de patrocinadores del terrorismo va más allá de una mera designación; tiene consecuencias humanitarias y económicas graves para los ciudadanos cubanos. La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) documentó varios impactos, desde la denegación de exenciones de viaje hasta la congelación de cuentas bancarias de cubanos en la Unión Europea, considerados de "alto riesgo" debido a su nacionalidad.

Esta injusta designación crea obstáculos significativos para la entrega de asistencia humanitaria a Cuba, exacerbando la escasez de productos básicos y suministros médicos. Bancos y entidades financieras se muestran reticentes a facilitar transacciones y cooperar con grupos religiosos que buscan proporcionar apoyo humanitario y de desarrollo a Cuba. Esto afecta directamente a la población que depende de la ayuda internacional.

Por otro lado tiene un efecto dominó en la esfera financiera, limitando la apertura de cuentas bancarias en el extranjero para los cubanos y obstaculizando el acceso a servicios financieros internacionales. La práctica del sobrecumplimiento lleva a que bancos y empresas eviten cualquier relación con Cuba, afectando negativamente el desarrollo del sector privado y la inversión extranjera, áreas que la Administración Biden se ha comprometido a apoyar.

Académicos y viajeros cubanos enfrentan restricciones adicionales debido a la inclusión en la lista de patrocinadores del terrorismo. La ley de Florida de 2006 prohíbe el uso de fondos públicos para viajes hacia o desde países en la lista, limitando la capacidad de investigación de instituciones educativas y obstaculizando los intercambios académicos. Esto no solo afecta la colaboración académica sino también la industria turística de Cuba, que se ve perjudicada por las restricciones de visado implementadas por la administración Biden-Harris.

Respuesta del Gobierno cubano

El Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) de Cuba rechazó enérgicamente las acusaciones, calificándolas de calumniosas.

Para el ente "los elementos expuestos en el citado informe reciclan de forma deshonesta los pretextos usados para justificar la presencia de Cuba en la lista arbitraria y desprestigiada que publica ese Departamento sobre Estados que supuestamente patrocinan el terrorismo, y que sirve para imponer medidas de coerción económica contra países con los cuales el gobierno de los Estados Unidos tiene discrepancias políticas".

"Las autoridades gubernamentales estadounidenses, en especial sus agencias vinculadas con la aplicación y el cumplimiento de la ley, cuentan con información más que suficiente para constatar el firme y limpio compromiso de Cuba en el enfrentamiento a ese flagelo. Los intercambios bilaterales oficiales realizados entre los dos países sobre el tema específico del terrorismo así lo confirman. El compromiso de Cuba es absoluto y categórico contra todos los actos, métodos y prácticas terroristas en todas sus formas y manifestaciones por quien quiera, contra quien quiera, y donde quiera que se perpetren, sean cuales fueren sus motivaciones, incluidos aquellos en los que hay gobiernos directa o indirectamente involucrados", argumentaron desde el Minrex.

Finalmente reafirmaron que "Cuba mantendrá sus esfuerzos en la lucha contra el terrorismo, del que ha sido víctima, al costo de 3478 fallecidos y 2099 discapacitados, todos como consecuencia de acciones organizadas, financiadas y perpetradas fundamentalmente desde el territorio de los Estados Unidos por individuos y organizaciones que allí operan con la tolerancia, complicidad y protección del gobierno de ese país".

Temas

Más Leídas

Seguí Leyendo