Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME

POBRECITO EL COCODRILO

Debate sobre la caza en Uruguay

Se llevó a cabo un encuentro entre cazadores, activistas defensores de los animales, representantes de la academia y otros, donde se debatió sobre el futuro de la caza en Uruguay.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Alejandro Nario, director nacional de Medio Ambiente, estuvo presente en el encuentro llevado adelante por más de un centenar de personas representantes de distintos sectores de la sociedad, desde los que defienden la caza hasta aquellos que ven en ella una matanza sin sentido. Como es de imaginar, el debate fue duro por momentos, pero según Nario, en todo momento las posturas fueron desde el respeto, «sin llegar a la agresión ante la superposición de visiones». Desde Presidencia de la República se informa que «la idea fue generar un debate para encontrar respuestas a la temática de la caza, porque en los operativos de control realizados básicamente en respuesta a las denuncias recibidas se pudo visualizar la necesidad de avanzar en un nuevo consenso social para definir cómo actuar en el corto y mediano plazo». Nario opinó que escuchar a todos los involucrados es necesario porque «hay que ver hasta dónde la sociedad está dispuesta a aceptar ciertas prácticas que en el pasado fueron vistas como una actividad normal. Hoy, una parte importante de la población empieza a cuestionar la caza, lo vemos en las redes y en todos lados, sumado a que esas prácticas también comienzan a afectar nuestras estrategias de restauración de ecosistemas y de especies, dejando entrever que los efectos de la caza no son tan inocuos como se pensaba». Por supuesto que sobre la mesa estuvo el dilema sobre la habilitación de la caza para expecies exóticas invasoras (cotorras, jabalíes, palomas) o la de especies nativas, previo conocimiento de cantidad de población de las mismas. También el registro de cazadores, que incluiría -y garantizaría- una capacitación para la práctica de lo que para algunos es considerado «deporte». La capacitación no sería sólo por el uso de armas, sino que incluiría el control de los perros de caza (cantidad, cría, adiestramiento y resguardo).

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO