¿Un partido de hombres libres?

En acto por Wilson, jerarcas blancos atropellan a Sartori

Por Alberto Grille.

En acto por Wilson, jerarcas blancos atropellan a Sartori

El domingo 16 de junio, en el acto que conmemoraba el 35º aniversario del regreso de Wilson Ferreira Aldunate de su exilio, el precandidato Juan Sartori fue matoneado por lo menos por dos diputados, Pablo Abdala y Pablo Iturralde, y otro precandidato, el intendente de Maldonado, Enrique Antía.

El deplorable episodio es una muestra de los enfrentamientos que ocurren en el partido desafiante y evidencia la profunda crisis que anida en el Partido Nacional.

La misma creó las condiciones para la aparición sorpresiva de una figura curiosa que ofrece a los potenciales electores, además de una trayectoria empresarial exitosa, una billetera generosa y una inclinación un poco irresponsable a las promesas fáciles, un liderazgo nuevo, pragmático, distinto, alejado del estilo político de los dirigentes del establishment del partido de Oribe y más preocupado de su contacto con la gente que de los almuerzos de ADM.

La disputa por el protagonismo y por el objetivo generoso y mercenario de las cámaras y los fotógrafos expresa, además, que no hay más ciego que el que no quiere ver ni más sordo que el que no quiere oír.

El acto partidario que estaba hecho para apropiarse de la memoria de Wilson, en un partido en el que ya no hay lugar para el wilsonismo, era un ámbito adecuadísimo para la impostura.

En el mismo, todos querían aparecer como lo que no eran, pero, más que nada, todos querían, al menos, aparecer, y si era posible, lo más cerca de la primera fila.

En ese marco de impostores, peleando por cargos, sueldos y poder, los arranques de patoterismo demencial de algunos sólo intentan disimular que en medio de esta crisis y de la euforia por un eventual triunfo, hay un personaje que se llama Juan Sartori, que gane o pierda la interna del Partido Nacional, ha provocado una explosión inesperada que pone en entredicho toda la estrategia de una dirigencia partidaria que ya tenía repartido el botín si se sacaba el gordo de fin de año.

A no dudarlo, Sartori va a tener una enorme cantidad de convencionales en el órgano máximo de dirección de dicha colectividad, y aunque una mayoría disciplinada lo excluya del Honorable Directorio, dispondrá de una buena cantidad de senadores y diputados con los cuales incidirá no ya en su partido, sino en toda la vida institucional del país.

Y cuanto más denuncie la conducción de burócratas, doctores, latifundistas y oligarcas que constituyen la dirección de los blancos, sus privilegios y su apetencia por los atributos del poder y más creatividad, ingenio y plata invierta en su campaña, más diputados y senadores obtendrá en noviembre. Tal es el desprestigio de los Lacalle y los Larrañaga, de los Iturralde, los Heber, los Gandini, los que han perdido en cuatro meses, por lo menos, una tercera parte de sus votantes.

Y si el Partido Nacional ganara las elecciones, Sartori tendrá ministros, senadores, directores de entes autónomos y embajadores. Y ya no será un advenedizo millonario, sino uno de los principales referentes del gobierno de Lacalle, sin el cual no podrán hacer nada.

Y de nada valdrá que Larrañaga y Antía se arrepientan de haberlo dejado participar en esta elección de “hombres libres”

Y el partido blanco, Lacalle, Larrañaga y la mismísima Beatriz Argimón se unirán con él, compartirán con él la mesa ya servida y serán responsables ineludibles de todo lo malo que Sartori haga y de lo que nos les deje hacer.

Pero está claro que ya Sartori no hará lo que mande hacer Pompita, porque Lacalle Pou no da la talla. Y si no me equivoco, ya le llegó el ocaso.

Eso si no llega a presidente, ya que, como dice El País, “el joven multimillonario ha crecido significativamente en las encuestas y se posicionó en segundo lugar de acuerdo a todas las mediciones de opinión pública” y podría llegar a disputar el balotaje en noviembre con el candidato del Frente Amplio.

Por lo pronto, está hoy segundo en su partido y puede llegar a ser el primero, y a pesar de su sonrisa permanente, no parece ser un enemigo fácil una vez que asuma las posiciones de poder que gane.

Sigue consiguiendo que todo el país hable de él y que él mismo se transforme en víctima de la “oligarquía” partidaria, ante el indiscutible patoterismo de los integrantes del que siempre se llamó a sí mismo “un partido de hombres libres”.

El tsunami

El tsunami que arrasa con la proclamada unidad, el entusiasmo y las expectativas de los blancos, ha desconcertado a los tres candidatos colorados que hoy profundizan sus diferencias según sus posicionamientos referidos al sorprendente Sartori.

Talvi declaró que con Sartori no iba a ningún lado y dijo que si este ganara, apoyaría un acuerdo con todas las corrientes democráticas para exorcizar al nuevo demonio. Aprovechó la ocasión para poner distancia del discurso envolvente de Sanguinetti que pretende la ayuda de los blancos y de todas las “familias ideológicas” para inclinar la balanza a su favor en la interna colorada y contra el cuarto gobierno del Frente Amplio en las elecciones de octubre y el balotaje de noviembre.

Sanguinetti, cuyo hermanastro ahora es requerido por la justicia colombiana por las coimas de Odebrecht, redobla su apoyo a Lacalle y Larrañaga e insiste en crear, desde ahora, las condiciones para formar una coalición restauradora y neoliberal contra el progresismo.

Amorín, para no ser menos, también se refiere a la estrella millonaria del Partido Nacional para decir que los candidatos de su partido están obsesionados con el fenómeno Sartori y que no hay que hablar más de él.

Las encuestas

Las encuestas son una instantánea que muestra el estado de la opinión pública en un momento dado. En el caso del Partido Nacional, la fotografía da ganador a Lacalle Pou por una distancia de más de 10 por ciento sobre Sartori y a este lo ubica 4 por ciento sobre Larrañaga. Si observamos una sucesión de resultados de los últimos meses, la tendencia muestra una caída fuerte de Lacalle y Larrañaga, que en último caso tiene a atenuarse, probablemente porque estaría en su piso, y un ascenso fantástico de Sartori, que no se ha detenido a lo largo de la serie, aunque tiende también a atenuarse. Nadie sabe cómo han incidido los pronunciamientos, los hechos políticos, las declaraciones, la propaganda, el dinero, los actos y las propias encuestas en los resultados de las próximas encuestas que se publiquen y en las elecciones del 30 de junio, pero probablemente continúe creciendo, aunque -tal vez-no alcance a Lacalle Pou.

No obstante, no se sabe cuántos ciudadanos irán a votar en las elecciones internas, cuánto lo harán por el Partido Nacional y cuán acertadas estarán las empresas encuestadoras en la estimación de los votantes potenciales.

Sin embargo, sí se puede saber que los resultados de las mismas, aun en el caso de Lacalle y Sartori (entre los cuales hay la mayor distancia), están dentro de los márgenes de error. Por tanto, el final está abierto y es posible, aunque no probable, que el día 30 de junio el que tire los fuegos artificiales sea el mismísimo demonio, desde su búnker de la plaza Independencia.

La unidad de un partido sin fisuras

La verdad es que la historia de los homenajes póstumos a Wilson, a quien tanto aprendí a apreciar en el exilio, es muy triste.

Wilson era un uruguayo formidable. Si no hubiera muerto muy prematuramente, las cosas hubieran sido en Uruguay muy diferentes. El Partido Nacional y el wilsonismo, junto al Frente Amplio o con el Frente Amplio, estarían construyendo el país de todos que todos queremos

Muerto Wilson, después de que llegó al gobierno en 1990 Luis Alberto Cuqui Lacalle Herrera, se terminaron los actos oficiales del Honorable Directorio en el cementerio, aunque la familia del caudillo y un puñado de fieles siguieron haciendo misas todos los 15 de cada mes durante años.

Poco a poco, toda la institucionalidad partidaria fue abandonando al último caudillo, que no tenía ni un retrato en el edificio del Directorio que él rescató para su colectividad, ante el silencio de todos los “guapos” que se decían wilsonistas en cada elección, aunque nunca -como tampoco ahora- citan un solo punto de su proyecto económico y social.

Los Lacalle, los Posadas y los Gianola, encarnizados enemigos de Wilson, se encargaron de hacer que desaparecieran hasta los libros que el Palacio Legislativo editó con sus discursos y proyectos de ley, olvidando que le debían hasta tener partido (porque hubieran desaparecido en la polarización de 1971 si no hubiera estado él para hacerlo renacer); se burlaron hasta de su programa, al que algún “wilsonista barato” dijo que era una “pieza arqueológica”, seguramente para hacer méritos con el poder partidario.

Claro que los Lacalle, los Posadas y los Gianola, ayudados por los falsos wilsonistas, llevaron siempre al Partido Nacional a la muerte.

Los efectos en las elecciones fueron claros: el Frente Amplio ganó las elecciones de 2004 con 52% de los votos, entre otras cosas porque atrajo a la izquierda a los votos de los verdaderos batllistas y los verdaderos wilsonistas, que vinieron en multitudes.

En el Partido Colorado y en el Nacional sólo quedaron los neoliberales, más o menos disfrazados, o los que, derrotados una y otra, vez eligieron ser lacayos de los neoliberales.

Como se ve, de estos episodios surgen enseñanzas para todos.

Hace ya años que su hijo Juan Raúl dijo que no había lugar para el verdadero wilsonismo en el Partido Nacional, dominado por el neoliberalismo, y él mismo tomó la valiente decisión de irse a militar al MPP junto a Pepe Mujica.

Pero la deriva derechista de los blancos continúa y se profundiza.

En las elecciones de 2014, en las cuales el candidato del PN fue Luis Alberto Pompita Lacalle Pou, nuestra revista denunció, sin que nadie contestara, que el nombre y la figura del caudillo blanco fueron proscriptos con la atenta obediencia del sector larrañaguista, antes wilsonista, hoy partidario de sacar a los militares a la calle y del neoliberalismo del ajuste y del abatimiento de todos los derechos conquistados por los trabajadores, las mujeres y las minorías discriminadas. Wilson ni se nombró porque Pompita lo odia, pero Larrañaga y los suyos se callaron prolijamente la boca porque les convenía callarse. Porque nombraban a Wilson para apropiarse de su nombre mientras se mostraban en los hechos bien ajenos de sus ideas y de su programa.

Como ya conté en un reciente editorial, el 3 de abril pasado hubo un acto de homenaje por los 100 años del nacimiento y el 35º aniversario del fallecimiento de Wilson, convocado por la Asamblea General, el máximo representante del soberano. En el mismo, los mejores y más profundos discursos (que remitieron directamente a la CIDE y al proyecto económico de Wilson), fueron los del senador Ruben Martínez Huelmo (MPP), el diputado Alfredo Fratti (Espacio 609), el diputado Hermes Toledo (Partido Socialista) y el diputado de Asamblea Popular que ocupó la banca de Eduardo Rubio. Lo asombroso fue que estaban presentes el senador Jorge Larrañaga, el diputado Jorge Gandini (quien hace poco afirmó públicamente que “la dictadura hizo cosas muy buenas”) y el principal precandidato presidencial del PN, Luis Lacalle Pou, más conocido como Pompita, quienes no se molestaron en hacer uso de la palabra para honrar al último gran caudillo blanco en un acto de homenaje que, por lo que sabemos, no tiene antecedentes en los anales de la política uruguaya por la lejanía temporal de las circunstancias conmemoradas.

Pero tratándose de los blancos, no hay límites para la desunión y al ridículo.

Acaban de demostrarlo otra vez.

El acto del 16 de junio y la unidad partidaria

Es gracioso recordar que en el barco que trajo a Wilson el 16 de junio de 1984 al país, vino en la bodega, como una carga más, quien fuera años más tarde presidente de la República, Luis Alberto Lacalle Herrera.

El Cuqui tenía en ese momento un Fiat 125 que había dejado estacionado en las cercanías del muelle donde atracaría el Vapor de la Carrera. En la Caravana de la Victoria que se hiciera días más tarde, Wilson dispuso que Lacalle -que se había pasado toda la dictadura diciendo que Wilson era comunista- no subiera al ómnibus, allá frente al Obelisco, porque su presencia era indeseable para el wilsonismo que había resistido con firmeza la dictadura cívico militar, al contrario de los blancos baratos del herrerismo cuyos personajes más distinguidos habían incluso integrado el Consejo de Estado.

Electo diputado en 1971, Cuqui votó bajo la fórmula wilsonista Zumarán-Aguirre en noviembre de 1984 y obtuvo dos senadores. Todavía manejaba el Fiat. Ahora las cosas son distintas: apartamento en Europa, chalet en Punta del Este, estancia en Florida y chalet en Carrasco. Un cuarto de siglo más tarde el hijo, quien, según dijo él mismo, “era bueno para nada”, vive en un barrio privado y es candidato a presidente.

La mañana del 16 de junio, el domingo pasado, en las instalaciones del puerto, especialmente autorizadas por las autoridades, se reunieron un centenar de personas, principalmente afiliados a las listas 71 (lejos, la mayoritaria) y la 250, que conduce el diputado Gandini. A eso de las 11.30 se anunció que estaban presentes los precandidatos presidenciales blancos, pero no era cierto porque Pompita no había llegado todavía. Lo hizo unos minutos más tarde, rodeado de forzudos que le iban abriendo paso. Larrañaga no estaba y envió, dijeron, un mensaje que no se leyó.

Cuando se inició formalmente el acto, los precandidatos presentes, Pompita, Antía, Sartori y Iafigliola, se ubicaron en primera fila. Según consignaron periodistas, me contaron presentes, y pude observar en un video que me mandaron los propios colaboradores de Juan Sartori, el diputado Pablo Iturralde (de Antía, con 1% de intención de voto según Factum), se abrió paso a codazos y se puso entre Sartori y el intendente de Maldonado, que ignoró los saludos del referido precandidato.

No hablaron los precandidatos (lo cual ya hemos visto que es normal, parece que no les gusta hablar del último caudillo blanco, acaso porque saben lo que haría con ellos si volviera a vivir), sino un joven llamado Aparicio Saravia y la presidenta del Directorio, Beatriz Argimón.

Su discurso hizo evidente que en el Partido Nacional el horno no está para bollos. Luego de recordar a Wilson volviendo en el barco, y pronunciando el inolvidable discurso de la explanada municipal en el que llamó a preservar la unidad nacional, y de llamar a la unidad blanca, dijo en tono amenazante y con cara desencajada que “hay una ética de los dirigentes políticos que no se debe olvidar” y que “no es verdad que en política valga todo”, en una más que obvia alusión a Sartori. Toda esta parrafada de nuestra querida “brujita” es parte de un pacto inocultable entre los demás candidatos blancos, a cerrar el paso al intruso que viene a intranquilizar el ascenso indetenible de los blancos al gobierno y la restauración de una sociedad en que los legisladores blancos y colorados se sentían como peces en el agua mientras ejecutaban las políticas neoliberales de la oligarquía.

Sartori acaba de denunciar, tomando un artículo de El País, que hay una conspiración en su contra de los demás precandidatos blancos y envió en tal sentido una carta al Directorio. La misma le fue devuelta por “irrespetuosa” e “improcedente”.

Parece verdad lo que dice Sartori, de quien se ha dicho que es agente ruso, especulador, aventurero, deudor millonario del sistema bancario, fundidor de empresas, lavador de dinero y yerno del mayor evasor del mundo.

El mismo Larrañaga, impotente y temeroso del sorprendente crecimiento de Sartori en las encuestas, lo cuestiona públicamente por embustero, demagogo y mentiroso y lo acusa de todos los males que hoy aquejan a su partido, incapaz de la más mínima autocrítica por sus errores, que lo han llevado a ser cola de ratón en su partido.

Según consigna la prensa, cuando terminó el acto, Sartori fue maltratado por el diputado exherrerista y hoy larrañaguista Pablo Abdala, en cuyo casamiento, no lo olvidamos, era invitado de honor el dictador Gregorio Álvarez.

También se conocieron los términos durísimos de una carta de Jorge Larrañaga (que va tercero ya lejos en la interna blanca, camino a desaparecer del panorama político), repleta de culpabilizaciones improbables y faltas de ortografía. El lector puede apreciar claramente el tono de unidad que campea entre los blancos, los mismos que quieren reemplazar en el gobierno al Frente Amplio, bajo cuyas administraciones el país creció ininterrumpidamente con inclusión social durante 16 años y se apresta a lograr la mayor inversión de su historia, equivalente a 10% de su Producto Interno Bruto.

Como se ve, no hay unidad blanca, y un acto que pretendidamente se hacía en homenaje a Wilson es usado para prepotear y matonear a un precandidato. ¡Linda democracia interna!

Este no es “el partido de hombres libres” que quiso y por el que dio su vida Aparicio Saravia, el de verdad.

Primeras conclusiones

Como esto recién empieza, queremos también señalar que Juan Sartori es actualmente el único candidato que es atacado por otros, no ya los de su partido, sino también por Ernesto Talvi.

Es por demás curioso el destrato que le hace a Sartori el diario El País, que es beneficiado por su propaganda paga, pero publica editoriales como el dominical, del director Martín Aguirre, en el que se lo critica duramente. También lo llama peyorativamente “joven multimillonario”, calificativo que no se usa, por ejemplo, para Luis Alberto Pompita Lacalle Pou (que es un maduro multimillonario de casi 46 años) o Enrique Antía, que es tremendo multimillonario de 68 ambiciosos años, ni, por ejemplo, para el senador Luis Alberto Heber, que debe ser más rico que Sartori si se creen los cuentos de los propios blancos herreristas que conocen sus propiedades y negocios.

Veamos ahora algunas situaciones que se van configurando.

Estos blancos baratos que matonearon al precandidato emergente Juan Sartori son los mismos que se dejan engañar, encantados de la vida, por el dos veces presidente Julio María Sanguinetti (quien debe haber llorado de risa todo el día), el mayor enemigo que ha tenido el Partido Nacional desde Fructuoso Rivera. El mismo que logró tener encarcelado a Wilson en las elecciones de 1984 y casi manda preso a Lacalle Herrera en 1995-1997.

Estos mismos blancos baratos van a tener que consensuar en la convención la futura fórmula blanca con un Juan Sartori que, si no gana la interna blanca, puede llegar a tener 35% de los convencionales, según informaciones que hemos recibido.

Estos mismos blancos baratos pueden encontrarse con que Juan Sartori es su precandidato presidencial, o bien el titular de la mayor bancada parlamentaria.

Estos mismos blancos baratos de siempre, fracasados que condujeron a la debacle del gobierno de Lacalle Herrera y a la Crisis de 2002, son incapaces de actuar como un partido político serio y no pueden gobernar Uruguay. Lo único que podrían hacer es destrozarlo otra vez.

Una versión compendiada de esta nota editorial fue publicada en la edición Caras y Caretas Diario, la gacetilla de Caras y Caretas Comunidad.

28 comentarios en «En acto por Wilson, jerarcas blancos atropellan a Sartori»

  1. Como siempre sus reseñas Doctor Alberto Grille son brillantes.
    Pobres uruguayos si caemos en manos de este partido que está partido literalmente que a su vez necesita de los otros grupos peores que ellos.
    A mi entender una falta de respeto hacia la figura de Wilson.
    Al que también falta el respeto este joven empresario qué tiene un pasado de deudas y que sonríe permanentemente cosa que me genera un sentimiento de temor, con sus propuestas sin fundamento y su manera fácil de hacer política también falta el respeto.
    Sea quien sea el ganador es todo de lo mismo necesitan unirse con el cómplice de todos los genocidas, con el militar qué tiene delincuentes en su lista con el empresario que no quería sentarse a negociar sueldos dignos y con el independiente que ya no lo es más en la práctica.
    Con ver esa mezcla gobernando hay que ver en que nos vamos a convertir en pocos meses.

    • Estimada G, si por desgracia llegaran a ser mayoría en el gobierno, sería la tragedia más dolorosa que podrían heredar los uruguayos, y creo firmemente que se llevaría a cabo en poco tiempo otra emigración en masa, pero más dramática.
      Espero fervientemente que no suceda, por supuesto confío en la inteligencia de los uruguayos y no en sus bajos intereses.

      • Estimado Joselo: me preocupa mucho la desinformación absoluta que existe en el interior del país y el papel que juegan las intendencias nacionalistas entregando cargos por acomodos políticos y haciendo que esas personas dependen de eso para que sigan votando.
        También muchos intendentes aprovechan la obra del gobierno nacional para llevarse los réditos políticos, y lo que es peor aún de algunas empresas privadas que realizan alguna inversión también.
        Uno intenta informar pero creo que el frente amplio como partido político en eso se equivocó, en la manera de permanecer en silencio ante todo lo que estaba haciendo y no mostrarlo y también en no haber realizado una gran auditoría cuando tomó el gobierno en el 2005.
        Las mismas personas qué vaciaron organismos públicos hoy son las que hablan con una impunidad increíble.
        Faltó la gran auditoría y una justicia actuando.
        Justicia que no está haciendo absolutamente nada en casi todos los temas importantes.
        Saludos para usted.

  2. Hayyyyy Tabamujiquistas ahora sí que se nota el tremendo garcaso que tienen Están aseverando que pierden la elección atacando tratando de valerse de un blanquifrenteamplista Juancito Sartori No digan que no es de uds. Aparece como apareció el cuquito al cual uds.se juntaron y votaron pensando que así no perdían con Larrañaga Y ahora se convirtió en temible para er querido FA. ES CORTA LA VIDA AMIGUITO no sufras más hacete feliz y disfruta de un nuevo gobierno que realmente nos ayude y nos gobierne A TODOS saluda está certeza así yo también te deseo lo mejor Salud amigo

    • Sergio: la idea de que el frente amplio hizo perder a Larrañaga es tan ridícula que no se la voy a contestar.
      Ahora está tercero no puede ni dentro de su propio partido.
      El frente amplio es un partido democrático qué a gobernado con solidez tomando un país en cero con todo para hacer.
      Los números y el país está a la vista.
      Si gana la coalición de grupos no gana el Partido Nacional.
      Gana una unión por necesidad.
      El caos va a ser grande y el que va a pagar es el pueblo uruguayo.
      Qué pasó usted bien.

  3. Me parece de una calidad increíble su análisis. En lo personal, realmente hay un mobbing visible hacia la fugura de Juan Sartori. No creo que el resto tan sólo por el simple hecho de vivir aquí les otorgue el derecho de adueñarse de el PN como si fuera du su patrimonio. De hecho, envié una carta a la Sra. Argimón recordándole que la estrategia psicológica intencional característica del mobbing es un hecho per se, y que no hay una improcencia ante una animosidad visible, cuya intención es atacar la integridad de Juan Sartori. Y esto no amerita sólo un procedimiento, sino acto seguido sanción. Y demonios veo tres: Antía,Larrañaga y Lacalle Pou. Pero la historia hartas veces ha mostrado, que son los mismos demonios lo que terminan ardiendo en el fuego, el mismo que ellos crearon. Y le doy todo el mérito y respaldo al Sr. Juan Sartori y al Dr. Alem García por haber respondido con respeto,altura, diplomacia y un llamado a la unión. Sartori, si es un fenómeno HUMANO nuevo y altamente competente, pero el Dr.Alem García tiene 33 años de trayectoria. Y con respecto al FA, no doy crédito alguno, pues la supuesta unión, libertad y laicicidad viene de unos elitistas masones cuyo objetivo es engendrar un libertinaje confusional carente de responsabilidad social, y una unidad basada en un principio de disgregación dónde cada uno es libre… sin proclamar hasta dónde. Los DDHH no son honrados, sino manoseados. Todos tenemos derechos y responsabilidades. Y esta es la pobre imágen que transmiten a los jóvenes, en pro de proliferar su masonería y no POLÍTICA HONESTA Y HONRADA. Dudo que Wilson Ferreira pudiera aplaudir esto. Fue un líder, fue un prócer con valores y principios. Y eso lo aprendí con mi padre, cuando sólo tenía 8 años.

  4. Por cierto como siempre me encanto, con este PN vamos seguro por el cuarto FA

  5. SIEMPRE EXCELENTE LO QUE ALBERTO ESCRIBE: “El deplorable episodio es una muestra de los enfrentamientos que ocurren en el partido desafiante y evidencia la profunda crisis que anida en el Partido Nacional», DONDE AGREGO: PORQUE HAY UNA SORPRESIVA APARICION DE UN CANDIDATO QUE APARTE DE TENER UNA BILLETERA GENEROSA, NO CARGA EN SU MOCHILA, MILES DE OPERACIONES DOLOSAS DE LOS OTROS CANDIDATOS. MAS ADELANTE: “Los efectos en las elecciones fueron claros: el Frente Amplio ganó las elecciones de 2004 con 52% de los votos, entre otras cosas porque atrajo a la izquierda a los votos de los verdaderos batllistas y los verdaderos wilsonistas, que vinieron en multitudes”, DONDE DISCREPO EN QUE FUE FA, SINO “Encuentro Progresista” – F.A., DE ACUERDO A: “La coalición electoral llamada Encuentro Progresista fue fundada en 1994 por partidos de izquierda menores” Y “El Encuentro Progresista – Frente Amplio fue una coalición electoral uruguaya formada de cara a las elecciones de 1994 con la unión del Frente Amplio y otros partidos de izquierda (Corriente 78 y Partido Demócrata Cristiano entre otros). Luego de estas elecciones (2004), y siendo el partido de gobierno, todos los grupos del Encuentro Progresista así como el Nuevo Espacio resuelven integrarse al Frente Amplio, aceptándose su ingreso en el Plenario Nacional del FA del 19 de noviembre de 2005. ADEMAS DEMUESTRA QUE NO CORREN VIENTOS FAVORABLES ENTRE ELLOS, PERO… PERO NO ES DISTINTO EN EL FA, SOLO ES SOTTO VOCE, YA QUE MARTINEZ NO CUENTA CON EL Vº Bº DEL DESPOTA LINYERA ROÑOSO PERDULARIO TUPA TRAIDOR CORRUPTO mujica, VISTO EL RESULTADO DE LA ELECCION DEL 30 DE JUNIO, MARTINEZ, YA “ El Frente Amplio busca sellar fórmula enseguida de la interna”, PORQUE : “Martínez: votos no pesaron para la vice”, DONDE INTERVIENE EN SU APOYO: “ Darío Pérez a Mujica: al vicepresidente lo elige el candidato”. http://www.fmgente.com.uy/noticias/dar%C3%ADo-p%C3%A9rez-mujica-vicepresidente-elige-49870.html.

  6. A mí entender, Sartori es un tipo peligroso,nada confiable, puesto x Mujica para quitarle votos a Lacalle, se comenta x ahí que son socios en el negocio más que rentable de la marihuana, y eso de engañar a los jubilados con la tarjeta medicfarma, me suena a estrategia comunista, perdón, frenteamplista, ganar aunque sea mintiendo y engañando, el fin justifica los medios

  7. Está bien claro , el futuro presidente es : » el Juan Salgantody «, el Frente lo manda y lo votaremos , que esté en el gobierno X cinco años , y después votaremos otra vez el FA , con Castillo de presidente y Mario Vergara de vice , y la Sra Close intendent…

  8. EL ARTICULO DE GRILLE ES EL MEJOR COMPENDIO QUE HE VISTO NUNCA DE LA HISTORIA DEL PARTIDO NACIONAL DESDE LA MUERTE DE WILSON FERREIRA ALDUNATE HASTA AHORA. Y DE LAS PERSPECTIVAS QUE ESE GRUPO DE NEOLIBERALES MATONES Y CORRUPTOS EN QUE SE CONVIRTIÓ, AHORA EXPLOTA POR LA APARICIÓN DE UN AGENTE EXTERNO, JUAN SARTORI. COMO DICE MAGISTRALMENTE EL TÍTULO, SARTORI SERÁ EL JOVEN DRÁCULA, PERO LOS OTROS SON UN CHUPASANGRES.
    HAN MOSTRADO TODA SU VERDAD AL DESNUDO, Y NO PUEDEN SER GOBIERNO PORQUE SERÍA LA RUINA DEL PAÍS.

    • perceval – DIJISTE: : “UNA VEZ INSULTÓ EN FORMA INCREÍBLE A MI MADRE”, Y TE INDIQUE QUE LO PROBARAS. EUNUCO, ESTOY ESPERANDO. DALE GUAMPUDO.

  9. COMO DICE GRILLE, SARTORI YA ES UNA PARTE IMPORTANTE NO SÓLO DEL PARTIDO NACIONAL, SINO DE LA REALIDAD POLÍTICA DEL PAÍS. ESTO VA A ESPANTAR COLORADOS, COMO YA ESPANTÓ AL CHUPASANGRE ERNESTO TALVI, TRAIDOR A JORGE BATLLE, Y ESPANTARÁ MÁS RUMBO A LAS ELECCIONES DE OCTUBRE.
    POR MOMENTOS LLEGO A CREER QUE JUAN SARTORI VIENE A PONER UNA GRAN CLARIDAD EN EL PANORAMA POLÍTICO NACIONAL.

    • 1) perceval – DIJISTE: : “UNA VEZ INSULTÓ EN FORMA INCREÍBLE A MI MADRE”, Y TE INDIQUE QUE LO PROBARAS. EUNUCO, ESTOY ESPERANDO. DALE GUAMPUDO.

  10. QUÉ RARON NO APAREZCAN LOS TROLLS BLANCOS A DEFENDER A POMPITA, AL GUAPO LARRAÑAGA O A ANTÍA ANTE LA LLEGADA DEL ADVENEDIZO.
    SEGURAMENTE SE RESIGNARON.
    ALGUNOS DE ELLOS COMO ITHURRALDE Y GANDINI YA NO VOLVERÁN AL PARLAMENTO.

    • 2) perceval – DIJISTE: : “UNA VEZ INSULTÓ EN FORMA INCREÍBLE A MI MADRE”, Y TE INDIQUE QUE LO PROBARAS. EUNUCO, ESTOY ESPERANDO. DALE GUAMPUDO.

  11. ME CONTÓ UN AMIGO QUE FUE AL ACTO, QUE LOS BLANCOS BARATOS SE «MEJICANEAN» ENTRE ELLOS SIN NECESIDAD DE SARTORI. ESTABA PROGRAMADO COMO UN ACTO SIN BANDERAS SECTORIALES O DE LISTAS, PERO CUANDO LA GENTE LLEGÓ SE ENCONTRÓ CON CANTIDAD DE BANDERAS Y GENTE QUE REPARTÍA LISTAS DE LA 250 Y DE LA 71. ¡BUENA GENTE LOS BLANCOS BARATOS!

    • 3) perceval – DIJISTE: : “UNA VEZ INSULTÓ EN FORMA INCREÍBLE A MI MADRE”, Y TE INDIQUE QUE LO PROBARAS. EUNUCO, ESTOY ESPERANDO. DALE GUAMPUDO.

  12. Que pueden hablar estos frenteamplistas de gobernar si nos están cagando de hambre, el pueblo sobrevive porque sus propios hermanos los ayudan (obligados por disposición dictatorial) del gobierno mediante la quita en el IRPF y la tarjeta del Mides (que también la pagamos nosotros) claro. Cierran y cierran empresas por doquier, no hay trabajo por ningún lado, y lo único que ven como salvador es OTRA planta de UPM aunque envenene a todo el país. Sus candidatos; Cosse (mando hacer una obra que solo salio 40 millones de dolares mas) perdón? Eso que es. Mala gestión. Andrade ( hace 15 años que cobra sin trabajar por licencia sindical) y ahora que puede hablar?? De poner hombro al País….. Por favor ya no se gana a lo Lugano Fraude Amplio, ojala no volvieran Nunca mas!!!!!!

  13. Que realidad más triste no , hoy tenemos un país que cualquiera con dinero puede venir a competir en un partido que se encuentra en una decadencia de honor y dignidad total . Por suerte existen las personas que aún piensan en este » paisito » más que nunca , y pueden ver las cosas como son ,agradezco profundamente a ud por los artículos y si de alguna manera puedo demostrar mi admiración hacia su persona desde una visión de una manera sencilla » cómo me considero » y recordando a otros ilustrados que nos aclararon las cosas en suomemto es con esta frase» NO TE MUERAS NUNCA » GRACIAS

  14. El raconto y los hechos son bien interesantes como siempre de los editoriales de Grille padre, como suelo distiguirlo yo, sin embargo se me ocurre que está ensalzada la figura de Wilson en forma desmedida, soy contemporáneo de ambos y recuerdo un hombre inteligente con un discurso que encantaba, pero su persecución por los muchachos de la dictadura agrandaron su figura.
    No olvidar, era un fiel representante de la oligarquía criolla, dicen sus allegados con una soberbia dificila de tratar y que todas sus propuestas fueron escritas nunca pudo ejecutarlas ,lamentablemente por su temprana desparición, y que me perdone en especial su hijo a quién leo con enorme placer, no era optimista que fuera a desarrollar dado el partido político que representaba.

    • MYRIAM: LOS WILSONISTAS QUE VALEN CASI TODOS SE VINIERON AL FRENTE AMPLIO. IGUAL QUE LOS BATLLISTAS VERDADEROS Y ASÍ FUE QUE EL FRENTE LLEGÓ AL 52%. ASÍ QUE TENGA UN BUEN RECUERDO DE WILSON QUE NACIÓ EN LA RIQUEZA PERO PERDIÓ EN LA LUCHA POLÍTICA SUS ESTANCIAS, NO COMO MUCHOS QUE CONOZCO EN TODOS LOS PARTIDOS. SI NO PUDO CUMPLIR SUS PROPUESTAS FUE PORQUE LE ESTAFARON DOS VECES LAS ELECCIONES, EN 1971 Y EN 1984, POR LA UNIÓN DE LOS MILITARES CON SANGUINETTI EN EL PACTO DEL CLUB NAVAL. DICE GRILLE «SI HUBIERA GANADO NO TENGO DUDAS DE QUE HUBIERA GOBERNADO CON ELFRENTE AMPLIO». SI NO VIVIÓ ESOS AÑOS, PREGUNTE.
      PERO NO HABLE MAL DE WILSON, ENTRE OTRAS COSAS PORQUE LOS WILSONISTAS VERDADEROS VOTAN AL FRENTE AMPLIO. YA BASTANTE GENTE ESPANTARON ALGUNOS «COMPAÑEROS» ¿NO LE PARECE?».

  15. ¿NADIE DEFIENDE A LOS BLANCOS?
    NO HAY MAS TROLLS NI BLANCOS GUAPAZOS O POMPITAZOS QUE VENGAN A CONTESTAR?
    EL QUE CALLE OTORGA!!!

Comentarios cerrados.

Compartir:
Leer entrada anterior
En los descuentos, el BROU acreditó al FA el dinero que le corresponde por los votos de internas 2014
En los descuentos, el BROU acreditó al FA el dinero que le corresponde por los votos de internas 2014

Ahora, los dirigentes respiran más tranquilos para tener más presencia en la calle de cara al 30 de junio.

Cerrar