Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Noticia destacada |

"ni ebrio ni dormido"

Exministro de Jorge Batlle responde a Graciela Bianchi, Mercedes Vigil y Eduardo Lust

El exministro de Educación consideró inapropiados los dichos que presionan a la Justicia y a la independencia de Poderes.

Recientes declaraciones de la senadora nacionalista Graciela Bianchi y de la escritora Mercedes Vigil sobre el Poder Judicial y del diputado cabildante Eduardo Lust sobre torturadores en su partido, motivaron la respuesta del exministro de Educación y Cultura de Jorge Batlle Leonardo Guzmán.

En una columna titulada “Ni ebrio ni dormido” Guzmán, quién también fuera director de los desaparecidos diarios El Día y Lea, señaló que en los últimos días “salió a luz una seguidilla de dislates que no pueden dejarse pasar en silencio. Con sus autores hemos tenido coincidencias y respeto, pero eso no nos impone callarnos. Al revés: todo nos impele a pronunciarnos”.

Citó en primer lugar a Bianchi quién acusó al juez de Concursos de haber “cerrado Casa de Galicia «para dejar mal parado al gobierno y apelar al enfrentamiento». A dujo que la sentencia trasluce «una posición política partidaria». Declaró que “tiene esperanzas de que el Tribunal de Apelaciones anule la decisión y le pegue un buen rezongo”.

Agregó que a su juicio “la sociedad democrática tendrá que pedirle cuentas al Poder Judicial”.

“¿Puede un legislador, tan luego profesional del Derecho, manejar livianamente una acusación lesiva para el servicio de Justicia y pedir medidas más lesivas aun contra la independencia del Juez y contra la independencia del Poder Judicial? ¿Hace falta algo más que el viejo curso de Educación Cívica para saber que eso no se tiene en pie? Preguntarlo es contestarlo”, reflexiona el exministro.

Más adelante hace referencia a las afirmaciones de Lust. Recordó que este “espetó que «la mitad» de los cabildantes » fueron torturadores» durante la dictadura”.

Se pregunta entonces si “¿puede el Representante Nacional de un partido tener tan a flor de piel ese argumento nauseabundo, como para usarlo sin que le remuerda la conciencia? Y si lo hace y sus correligionarios siguen bajo la misma cara, con eso se termina todo? ¿o hay que revivir la vieja capacidad de repulsión del Uruguay otrora preocupado por el civismo? ¿No se nos degradan los jugos gástricos si digerimos sin empacho que se afirme semejante enormidad y después no se la desmienta derechamente y todo se pierda en agua de borrajas?”

Más adelante comenta que “salió a luz un audio que Mercedes Vigil dirigió a su grupo. Se reprochó al presidente Lacalle Pou no haber adoptado medidas tales como cambiar puestos claves en la UdelaR, en la Fiscalía y en la Suprema Corte de Justicia, acotando «y no jodamos con la independencia porque todos sabemos que todo se negocia». En otras palabras: osó reprocharle al Presidente de la República que no haya atropellado la Constitución, pacto cuyos preceptos no se negocian porque son la suprema garantía de la República y la libertad y porque donde hay dignidad jamás «todo se negocia»”.

“Resulta inadmisible que, además, tengamos que salir al cruce de protagonistas notorios que incurren en la laya de desvaríos que no deben escapársele a ningún ciudadano, «ni ebrio ni dormido»», como enseñó Mariano Moreno sólo 8 semanas antes que Artigas cruzara desde el arroyo de as Vacas para abrazar la causa de los pueblos e impulsarnos a la libertad”, finaliza el exministro.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO