Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Noticia destacada |

¿Hasta cuando?

Denunciados por violación están emplazados y serán formalizados

Una mujer de 30 años denunció haber sido sometida a una violación grupal. Los detenidos se negaron a hacerse la prueba de ADN.

Las tres personas que habían sido detenidas por la violación de una mujer en el barrio Cordón quedaron emplazadas y sujetas a investigación a la espera de pericias para avanzar en la indagatoria.

El fin de semana una mujer de 30 años denunció haber sido sometida a una violación grupal en el barrio Cordón de Montevideo.

Según su testimonio, fue a un boliche ubicado en José Enrique Rodó y Juan Jackson, donde conoció a un hombre con el que luego se dirigió a un apartamento en Jackson y Guaná. Mantuvieron relaciones sexuales en un dormitorio y, en determinado momento, ingresaron otros hombres a la habitación y la violaron.

Varios móviles policiales fueron al lugar y encontraron a la víctima en shock. La mujer fue trasladada a un centro asistencial donde el médico actuante confirmó que fue violada.

La Policía se trasladó al lugar donde ocurrió el ataque y, con autorización del propietario, ingresaron al apartamento, donde detuvieron a un adolescente y dos hombres que alquilan una habitación en el lugar. Trabajan en el caso el área de Investigaciones de Zona I y la Policía Científica.

La Fiscalía Penal de Montevideo de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género de 4º turno, a cargo de la fiscal Sylvia Lovesio, asumió la investigación del caso en lo que respecta a los dos adultos. La Fiscalía de Adolescentes a cargo de Ricardo Chiecchi lleva adelante la investigación del involucramiento del adolescente en el caso.

Fuentes de Fiscalía plantearon que todo coincide con el relato de la mujer: estaba en el boliche con un hombre y accedió a irse con él, pero una vez en la habitación en la que mantenían relaciones sexuales, otras tres personas ingresaron contra su voluntad y abusaron sexualmente de ella.

Los detenidos se negaron a hacerse la prueba de ADN. Para hacerla se debe recurrir a una autorización judicial, un proceso que supera las 48 horas que la Fiscalía tiene como plazo para imputar a una persona luego de su detención. Por ese motivo los hombres fueron emplazados y serán formalizados en los próximos días, con las pruebas científicas a la vista.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO